Imágenes de páginas
PDF
EPUB

ciende á 64°. Según Otto y Ostrop, el cloro reac ciona sobre la sulfobencida en frío y bajo la influencia de los rayos solares, formándose sobre las paredes del vaso en que se opera una capa de cristales acompañados de un líquido oleaginoso y amarillento; los primeros corresponden á la formula C6H5Cl, de hexacloruro de bencina clorado, y el segundo es una mezcla de distintos cuerpos, en la que la potasa determina la formación de bencinas tetraclorada y pentaclorada. Finalmente, si la sulfobencida se calienta entre 120 y 130° en corriente de cloro, destila un aceite compuesto de bencina monoclorada y de cloruro fenilsulfuroso, acción que, como se ve, es idéntica á la que, según Otto, ejerce el percloruro de fósforo.

El ácido nítrico fumante ataca en caliente á la sulfobencida, y si terminada la reacción se añade agua al líquido se precipita una substancia amorfa denominada nitrosulfobencida, susceptible de transformarse en amidosulfobencida por la acción del sulfhidrato amónico.

SULFOBENZAMIDA (del lat. sulphur, azufre, y benzamida): f. Quim. Cuerpo cuya composición corresponde á la de la benzamida sin más que sustituir el oxígeno por el azufre. Para prepararla se disuelve el benzonitrilo en alcohol ligeramente amoniacal, y se hace atravesar por la disolucion corriente de hidrógeno sulfurado hasta que el gas deje de ser absorbido; al cabo de algunas horas se hierve el líquido para reducirle á la cuarta parte de su volumen, se añade agua, y el precipitado coposo amarillo que se produce se hace cristalizar disolviéndole en agua hirvien do y haciendo que la disolución se enfríe con suma lentitud. Así se obtienen largas agujas amarillas de aspecto satinado, que son destruídas por el óxido mercúrico, en cuya acción se regenera el benzonitrilo. La composición de este cuerpo se representa por la fórmula empírica C-H,NS, y su constitución por la desarrollada

CH5.CSNH2.

5

SULFOBENZANILIDA (del lat. sulphur, azufre, y benzanilida): f. Quím. Anilida derivada del ácido sulfúrico, en el que uno de los oxhidrilos es reemplazado por el radical CH, y el otro por NH2. Denominado también nitruro de sulfofenilo y sulfofenilamida, se prepara humedeciendo con cloruro de sulfofenilo el carbonato amónico pulverizado y en gran exceso; la reacción es inmediata, si bien conviene completarla calentando muy ligeramente, y terminada ésta se lava el producto con agua fría y se le hace cristalizar por disolución en alcohol hirviente.

La sulfobenzanilida se presenta en hermosas pajitas nacaradas insolubles en agua, muy solubles en alcohol, y solubles, aunque no tanto, en el amoníaco; se funde á temperaturas comprendidas entre 149 y 155°, según los distintos experimentadores, y se la puede destilar sin que sufra la menor alteración elevando más la temperatura. Cuando se la calienta con pereloruro de fósforo se funde, y si se mantiene la mezcla por algún tiempo á 150' da por enfriamiento prismas voluminosos descomponibles bruscamente por el agua, el alcohol y aun el éter anhidro; estos prismas supone Gerhardt que constituyen un derivado clorado resultante de sustituir en la benzanilida un oxhidrilo por un átomo de cloro. El análisis de este cuerpo demuestra que se le debe representar por la fórmula empírica

CH-NSO,

mente desprende cianuro de fenilo. La benzoilsulfobenzanilida es atacada por el pentacloruro de fósforo á 150°, y enfriada la masa resultante produce un compuesto cristalizado en láminas de olor picante, fumante al aire y descomponi ble por el agua, desprendiendo ácido clorhídrico y regenerándose la anilida de que procede; por último, el átomo de hidrógeno de este cuerpo, que está directamente unido al nitrógeno, puede ser sustituído por la plata, produciéndose el derivado argéntico correspondiente.

SULFOBENZOICO (del lat. sulphur, azufre, y benzoico): adj. Quim. Dicese de un ácido descubierto por Mitscherlich y resultante de combinarse los ácidos benzoico y sulfúrico, á la vez que se elimina una molécula de agua. Para obte. ner este cuerpo se dirigen vapores de anhidrido sulfúrico sobre el ácido benzoico seco, lo que produce una masa viscosa que se trata por agua, y en la que se satura el exceso de ácido sulfúrico mediante el carbonato de bario; filtrado el líquido y concentrado se trata en caliente por ácido clorhídrico, que separa sulfobenzoato ácido de bario susceptible de cristalizar por enfriamiento y dejar en libertad el ácido sulfobenzoico al descomponerle por la cantidad conveniente de ácido sulfúrico. Si se añade al ácido sulfúrico exceso de cloruro de benzoilo se produce viva reacción, y si después de terminada ésta se destila el clo ruro no transformado en corriente de anhidrido carbónico queda en la retorta donde la operación tuvo lugar una materia dura, higroscopica y soluble en agua, esta materia es ácido benzoilsulfúrico, que se transforma en sulfobenzoico ordinario poco a poco en frío y súbitamente en caliente (Oppenheim).

se

El ácido sulfobenzoico, cuya fórmula empírica es C-HSO, y cuya constitución molecular se OC - C6H5 representa por la expresión SO2 OH, presenta en confusos cristales delicuescentes solubles en agua y muy ácidos á los reactivos coloreados. Su sal de potasio, fundida con 2,5 veces su peso de potasa caustica, se convierte en ácido oxibenzoico, que según Remsen va acompañado de corta cantidad de ácido paraoxibenzoico, he sulfobenzoico ordinario es una mezcla de dos cho del que dicho químico deduce que el ácido isómeros, como prueba de esta hipótesis afirma, que si se transforma el sulfobenzoato de potasio bruto en sal ácida de bario, se obtienen primero agujas de un cuerpo que a pesar de tener la composición del sulfobenzoato ácido de bario orde nuevo en derivado potásico y fundido con podinario carece de su aspecto, y que convertido tasa caustica origina con lentitud ácido paraoxibenzoico; las aguas madres de donde se depositó el compuesto anterior abandonan cristales monoclínicos de sulfobenzoato bárico ordinario, y éste, convertido en sal potásica, da únicamente ácido oxibenzoico por la acción de la potasa fundida. Si se mantienen en fusión partes iguales de formiato sódico y sulfobenzoato del mismo metal, se forma ácido isoftálico; y como el rendimiento es bastante ventajoso para que este procedimiento sirva como medio de preparar el ultimo de los cuerpos citados, es evidente que éste proviene del ácido sulfobenzoico ordinario correspondiente al ácido oxibenzoico, de donde se deduce que ambos ácidos, oxibenzoico é isoftálico, pertenecen a la misma serie de derivados

sustituídos de la bencina.

El ácido sultobenzoico contiene sólo un oxhidrilo cuyo hidrógeno es sustituible por los metales, en cuya virtud debe funcionar como monobásico produciendo sales, de las que la ácida de

calentando á 250° en tubos cerrados una mezcla de ácido benzoico, ácido sulfúrico y anhidrido fosfórico; el producto bruto de la reacción se trata por agua, y la disolución, abandonada por algún tiempo, produce el cuerpo que se busca, cuya purificación se termina transformándole en sal de bario y descomponiendo ésta por la cantidad estrictamente necesaria de ácido sulfúrico. Así se obtienen prismas voluminosos é incoloros, muy delicuescentes, solubles en agua y que no se deshidratan sino à la temperatura de 130°; la sal potásica de este ácido, fundida con exceso de potasa caustica, se convierte en ácido dioxiben

zoico, fusible á más de 220°.

isóme

Acido B-disulfobenzoico. Este cuerpo, ro del anterior, se produce, según Blomstrand y Hakausson, durante la oxidación de ácido acresilenodisulfuroso, para lo que es preciso operar de la manera siguiente: se calientan en aparato destilatorio 130 gramos de a-cresilenodisulfito potásico con 150 de bicromato del mismo metal, 185 de ácido sulfúrico y 740 de agua; después de cuatro ó cinco días de ebullición se diluye la masa en agua y se satura por creta, filtrando el líquido y evaporándole primero hasta que se depositen los sulfatos de calcio y de potasio, y después hasta consistencia de jarabe, para que cristalice en grandes prismas el disulfobenzoato de potasio, esta sal, transformada en bárica, deja el ácido en libertad cuando se la descompone por ácido sulfúrico. El ácido B-disulfobenzoico constituye una masa siruposa soluble en agua, y cuya sal potásica fundida con potasa produce ácido dioxibenzoico, que se distingue del originado por el cuerpo anterior en que se funde á 194°.

SULFOBENZOILO (del lat. sulphur, azufre, y benzoilo): m. Quím. Radical orgánico admitido en el hidruro de sulfobenzoilo, cuerpo que constituye su único derivado y que por este motivo se estudia á continuación. Para obtener este hidruro se disuelve un volumen de aldehido benzoico en ocho ó 10 de alcohol, y se añade después poco á poco un volumen de sulfhidrato de amonio, con lo que al cabo de algunos minutos se enturbia el líquido y deja depositar un polvo blanco semejante á la harina; si antes de añadir el sulfhidrato se calienta hasta la ebullición la disolución alcohólica del aldehido, la adición de aquél da nacimiento en algunos segundos á voluminoso precipitado blanco, que lavado muchas veces con alcohol hirviente constituye el cuerpo que se desea. Este mismo compuesto se forma también cuando se hace pasar corriente de hidrógeno sulfurado á través de la disolución alcohólica

de

hidrobenzamida.

Presentase el hidruro de sulfobenzoilo bajo la forma de polvo blanco, que observado al microscopio aparece compuesto de granos redondeados sin el menor indicio de estructura cristalina; comunica á las manos olor tenaz y muy desagradable parecido al de los ajos, y es insoluble en agua y alcohol: cuando á esta materia pulverulenta se añade éter se vuelve repentinamente líquida y transparente, pero bastan algunas gotas de alcohol para que al momento recobre su primitivo estado. Sometido á la acción del calor se reblandece entre 90 y 95o, formando una masa que se solidifica por el enfriamiento sin adquirir aspecto cristalino; si la temperatura llega á ser lo bastante elevada para determinar su descomposición pirogenada da lugar a la formación de sulfuro de carbono, de hidrógeno sulfurado, estilbeno y tionesal. Los ácidos atacan al hidruro de sulfobenzoilo de manera variable según su naturaleza, y a-í el clorhídrico hirviente hace que se desprenda con lentitud hidrógeno sulfurado; el nítrico

y su constitución molecular, deducida de sus reacciones, conduce á la expresión NSO.C6H5 bario, (C,H,SO), Ba+3H0, cristaliza en pris le oxida produciendo ácido sulfúrico y aldehido ó

H2,

en virtud de la cual puede producir numerosos derivados siempre que el hidrógeno del grupo amidado se reemplace, ya por los metales, ya por los radicales compuestos; estos derivados han sido estudiados por Gerhardt, y de ellos el más importante es la benzoilsulfobenzanilida, SO..CH

CHINSONCH2O

11

H.

Este cuerpo se obtiene calentando entre 140 y 145° la sulfobenzanilida con el cloruro de benzoilo, y se deposita de su disolución alcohólica hirviente en agujas ó prismas entrecruzados insolubles en agua, muy poco solubles en éter y que se disuelven con facilidad en el alcohol absoluto; se funde entre 135 y 140°, y calentado bruscaTOMO XIX

mas monoclínicos incoloros, transparentes, inalterables al aire, solubles en 20 veces su peso de agua á 20o y en menor cantidad de dicho ve hículo caliente, y que pierden su agua de cristalización cuando se les somete á la temperatura de 200°.

Si en el ácido benzoico se sustituyen dos átomos de hidrógeno por igual número de moléculas del grupo SO,H, se obtienen dos ácidos isómeros denominados disulfobenzoicos, que diferenciándose por la posición que en el hexágono de la Lencina ocupan los radicales que reemplazan al hidrógeno se designan con las letras grie

gas a y 3.

Acido a-disulfobenzoico,

CH SO H)COOH + H2O.

- Descubierto por Barth y Senhofer, se prepara

ácido benzoico, y finalmente, el sulfúrico caliente le disuelve formando una lejía de color rojo de carmín, y en el que la adición de agua hace se precipite una materia coposa. En cuanto á la fórmula de este cuerpo, no puede fijarse con exactitud: pues si bien se ha verificado su análi

sis elemental no sucede lo mismo con su peso molecular, por lo que dicha fórmula debe quedar indeterminada y representarse por la expresión n(CH.CHS), en la que n representa un número

entero.

benzol): m. Quin. Cuerpo resultante de sustituir SULFOBENZOL (del lat. sulphur, azufre, y en el aldehido benzoico el oxígeno por el azufre. Para prepararle se añade sulfuro potásico á la disolución alcohólica de cloruro de bencileno, y terminada la reacción, cuya energía se manifies

96

ta por elevación sensible de la temperatura, se | recoge el precipitado blanco nacarado que se forma, y en el que se encuentra el cuerpo de que se trata mezclado con sulfuro potásico; para separar estas dos substancias se trata dicho precipitado por agua, y la porción insoluble en ésta por alcohol hirviendo, que la disuelve con facilidad, abandonándola casi por completo al enfriarse. Así obtenido, cristaliza en escamas brillantes, fusibles á 66° y susceptibles de entrar en ebullición á temperatura más elevada, coloreándose y descomponiéndose en parte; el ácido ní trico, aun diluído, le ataca con violencia, produciendo ácido sulfúrico y una materia cristalizada en laminillas amarillas, brillantes y solubles en los álcalis.

El análisis de este cuerpo en unión de su peso molecular, obliga á representarle por la formula empírica C-HS, que desarrollada teniendo en cuenta su reacción conduce á la expresión CH,CHS; no es éste el único compuesto que existe de la misma fórmula, pues Laurent ha obtenido otro denominado hidruro de sulfobenzoilo (V BENZOILO); pero como dada la constitución de ambos cuerpos no es posible suponer que sean isómeros de posición, es indispensable admitir que el segundo es polímero del primero, hipótesis confirmada por las reacciones de los dos.

SULFOBENZOLENO m. Quím. Compuesto descrito por Stenhouse como isómero de la sulfobencida y obtenido por oxidación del sulfuro de bencilo. Kekulé y Szuch han demostrado que este cuerpo es idéntico con dicha sulfobencida, como lo demuestra entre otras cosas la concordancia en sus puntos de fusión, fijados por Knapp entre 125 y 126o.

SULFOBROMOBENZOICO (ACIDO) (del lat. sulphur, azufre, bromo, y benzoico): adj. Quím. Dícese del cuerpo que resulta de sustituir en el ácido sulfobenzoico un átomo de hidrógeno del grupo bencénico por el bromo. Hasta el presente se han descrito con este nombre cuatro compues tos isómeros de la fórmula C,H,BrSO,, por más que en realidad puedan reducirse tres à consecuencia de la identidad de dos de ellos; estos cuerpos han sido obtenidos uno por la acción del anhidrido sulfúrico sobre el ácido bromobenzoico fusible á 152o, y los otros oxidando los ácidos bromocresilsulfurosos; para distinguirlos por sus denominaciones se ha designado al primero con el nombre de ácido ortosulfobromobenzoico y á los otros dos con los de a y B-parasul fobromobenzoicos.

Acido ortosulfobromobenzoico. - Para prepararle se puede hacer actuar el anhidrido sulfúrico sobre el ácido bromobenzoico, pero es preferible tomar como punto de partida el ácido bromocresilsulfuroso procedente del tolueno bromado líquido; pues si bien este medio da lugar al cuerpo que se denominó en un principio ácido metasulfobromobenzoico, en la actualidad está perfectamente comprobado que este compuesto es idéntido al anterior. Para seguir el último método se calientan durante doce días en aparato destilatorio provisto de refrigerante ascendente 20 gramos de la sal barica del ácido ortobromocresilsulfuroso, 20 de bicromato potásico, 10 de ácido sulfúrico y 40 de agua; el producto de la oxidación, evaporado al baño de María, se hierve con carbonato bárico, y después de filtrar se evapora de nuevo el líquido para que cristalice la sal potásica del ácido no atacado; separados estos cristales se concentra de nuevo la disolu

ción, se trata por el alcohol, se filtra otra vez y se abandona el líquido al aire seco para que se deposite el ortosulfobromobenzoato de potasio, que luego se transforma en sal bárica descomponible por el ácido sulfúrico. Así obtenido el cuer po de que se trata se presenta cristalizado en agujas delicnescentes, y funciona como bibásico formando sales, de las que la neutra de plomo cristaliza con dos moléculas de agua en agujas pequeñas y brillantes.

Acido a-parasulfobromobenzoico. - Estudiado por Huebner y Hösselbarth, se prepara por un procedimiento análogo al descrito en el caso anterior, pero empleando el ácido a parabromocresilsulfuroso procedente del tolueno bromado sólido; así se obtiene al estado de sal ácida, de la que se aisla convirtiéndola en sal de plomo y descomponiendo ésta por corriente de hidrógeno

sulfurado.

Acido B-parasulfobromobenzoico. Descrito

por Huebner y Weiss, se le obtiene del mismo
modo que los dos anteriores, pero partiendo del
ácido 3-bromocresilsulfuroso, y constituye una
masa cristalina muy soluble en agua y suscepti-
ble de formar sales que gozan todas de la misma
propiedad.

presenta en finas agujas de sabor estíptico y fresco á la vez, neutras á los reactivos colorea. dos, muy solubles en el agua y muy poco en el alcohol.

La sal argéntica, CH,SO. Age, se obtiene saturando la disolución acuosa del ácido sulfocanfórico por el hidrato argentico y evapo rando en baño de María el líquido transparente que se forma, se presenta en costras cristalinas solubles en agua, poco solubles en alcohol, aunque algo más en caliente que en frío, y que siem. pre enrojecen el papel azul de tornasol.

SULFOBUTÍLICO (ACIDO) (del lat. sulphur, azufre, y butilico): adj. Quim. Dícese de un cuerpo de propiedades ácidas descubierto por Wurtz y resultante de sustituir un átomo de hidrógeno del ácido sulfúrico por el radical butilo C4H9. Aunque este ácido no ha sido aislado, se conocen sus sales de bario, potasio y calcio, de las que la primera, que sirve de punto de partida para preparar las demás, se obtiene haciendo caer lentamente ácido sulfúrico ordinario sobre un volumen igual de alcohol butílico de fermentación y procurando disminuir la elevación de tem peratura que se produce, para lo que conviene agitar continuamente la masa y sumergir en agua fría la vasija que la contiene; hecha la mezcla se la calienta en baño de María durante algunos minutos, y después se la diluye en agua y se satura por carbonato de bario, filtrado el líquido en dos capas, de las que la superior conquido para separar el sulfato insoluble se le evapora á calor suave, con lo que el sulfobutilato cristaliza.

Esta sal, cuya composición corresponde á la fórmula SO (CH)Ba + HO, cristaliza en grandes láminas romboidales sumamente blancas y brillantes, muy solubles en el agua y que se deshidratan desecándolas en el vacío ó sometiéndolas á la temperatura de 100°.

La sal de calcio obtenida por doble descomposición se presenta en cristales anhidros nacarados, y que al microscopio aparecen compuestos de laminillas hexagonales, y la de potasio también cristalizada en pajitas nacaradas suaves al tacto y poco solubles en alcohol frío.

El análisis de todas estas sales, y la reacción en cuya virtud se forman, conducen á represen tar el ácido de que se derivan por la fórmula O.C4H9

[ocr errors]

SULFOCANFÓRICO (ACIDO) (del lat. sulphur, azufre, y canfórico): adj. Quím. Dícese de un ácido resultante de la combinación del anhidri do canfórico y del ácido sulfúrico con pérdida de una molécula de óxido de carbono. Aunque por su denominación pudiera creerse que este cuerpo deriva del anhidrido ó del ácido canfórico sin más que sustituir un átomo de hidrógeno por el radical monodínamo SO,H, lejos de ser así el análisis prueba que se deriva de un cuerpo que contiene nueve átomos de carbono en lugar de los 10 existentes en el ácido canfórico; para explicar esta anomalía admite Gerhardt la existencia de otro ácido, C9H1603, que se diferencia del canfórico en una molécula de óxido de carbono.

Para obtener el ácido sulfocanfórico se introduce en pequeñas porciones anhidrido canfórico en ácido sulfúrico concentrado y en exceso, y la disolución obtenida se calienta á la temperatu ra de 65; cuando cesa el desprendimiento de óxido de carbono, que se produce en abundancia al principio de la reacción, se diluye la mezcla en agua y se la deja en reposo durante algún tiempo para que se deposite el anhidrido no atacado; separado est último por filtración se abandona el líquido en el vacío en presencia de ácido sulfúrico, con lo que no tardan en formarse cristales á veces coloreados de verde, que después de escurridos y desecados sobre papel de filtro se purifican disolviéndolos en alcohol y haciéndolos cristalizar de nuevo hasta que pier dan totalmente su color

El ácido sulfocan fórico cristaliza con dos moléculas de agua en prismas de seis caras, muy solubles en agua, alcohol y éter, fusibles entre 160 y 165°, y alterables à temperaturas muy eleva das; se deshidratan en el vacío y se disuelven en el ácido nítrico lentamente en frío y con rapidez en caliente, sin alterarse ni desprender vapores

nitrosos.

El ácido sulfocanfórico, cuya composición responde á la fórmula CHSO+2H.O, funciona como bibásico y forma sales, de las que las más importantes son las de potasio y plata; la primera, CH SO. Ka, se deposita cristalizada cuando se abandona á la evaporación espontánea la disolución acuosa de ácido sulfocanfórico previamente saturada por hidrato potásico, y se

SULFOCAPRÍLICO (ACIDO) (del lat. sulphur, azufre, y caprílico): adj Quím. Dícese de un cuerpo de propiedades ácidas resultante de sus tituir uno de los átomos del hidrógeno del ácido sulfúrico por el radical octilo CH17. Para prepararle se mezclan lentamente dos partes de alcohol octílico con una de ácido sulfúrico, enfriande la vasija donde se opera á fin de evitar el desprendimiento de gas sulfuroso; hecha la mez cla, se la abandona en un lugar templado hasta que al cabo de seis ó siete días se separa el lí

tiene el cuerpo de que se trata; si en lugar de emplear las cantidades dichas se hace uso de partes iguales de alcohol y de ácido se desprende por lo común anhidrido sulfuroso, y la mez cla tiene color obscuro. La capa superior antes citada se satura por carbonato plúmbico, para descomponer luego el precipitado que se forma por el hidrógeno sulfurado."

Así se obtiene un líquido siruposo, incoloro, muy soluble en agua y alcohol, descomponible por la acción del calor, y cuya disolución acuosa, sometida á la ebullición, se saponilica regene rando sus componentes; este cuerpo, cuya composición se representa por la fórmula CH SO constituye el éter sulfúrico ácido del alcohol octílico, por lo que su constitución debe expresar se por

SO2

OC H17
OH.

El ácido sulfocaprílico ó sulfooctílico actúa como monobásico y forma sales, de las que la de potasio, 2(CH. SO,K)+H2O, obtenida directamente, cristaliza en escamas blancas nacaradas, grasas al tacto, de sabor muy amargo y solubles en agua y alcohol; esta sal, que no se puede secar sin que se descomponga, pues á 100' se enrojece y se vuelve ácida, arde con facilidad dejando un residuo de sulfato potásico, y calentada con po tasa caustica se saponifica. El sulfocaprilato de bario, (C ̧H2.SO),Вa +3H40, se presenta en ristales nacarados y flexibles cuando se le obtiene por enfriamiento de su disolución acuosa, y en finas agujas si procede de la alcohólica; es muy dificil de secar, pues á 100° se descompone, aun en el vacío; esta sal se disuelve fácilmente en agua y alcohol, y tiene sabor amargo con dejo azucarado.

SH

SULFOCARBÁMICO (ACIDO) (del lat. sulphur, azufre, y carbámico): adj. Quím. Dícese de un cuerpo resultante de sustituir total o parcialmente el oxígeno del ácido carbámico por el azufre. Representándose el ácido carbámico por NH2 la fórmula CO< OH, la teoría prevé la exis tencia de tres ácidos sulfocarbámicos, cuya composición respectiva ha de responder necesaria. ΝΗ, mente á una de las tres fórmulas CS< OH, NH2 CO < y SC SH; NH2 las dos primeras representan ácidos isómeros, que si bien no han sido preparados en estado de libertad dan, sin embargo, éteres y derivados de sustitución que se obtienen en los laboratorios, y el correspon diente á la tercera, que ha sido aislado, es el designado por algunos autores con el nombre de ácido sulfocarbámico, mientras que denominan al primero oxisulfocarbámico; esta nomenclatura es defectuosa, como hace notar Henninger, porque de aceptarla la última denominación corres pondería con iguales títulos al cuerpo á que se aplica ó á su isomero representado por la segunda de las tres formulas citadas. Para evitar esta dificultad el eminente químico francés propene adicionar á la palabra carbómico el prefijo silo cuando se quiera indicar la sustitución del ox geno del radical CO por el azufre, y el prefio tio cuando el oxígeno sustituido pertenezca al oxhidilo; de esta manera la correspondencia

[blocks in formation]

Según esto, los dos últimos cuerpos se estudiarán en las palabras correspondientes (véanse); y respecto del primero, que como se ha dicho no ha sido aislado, se estudiarán en el presente articulo sus derivados etéreos, así como los productos de sustitución á que éstos pueden dar origen.

El ácido sulfocarbámico contiene los elementos de la sulfocarbamida y del agua, y en su virtud puede dar origen á multitud de compuestos, resultantes de reemplazar el hidrógeno del grupo NH, por los radicales tanto alchólicos como fenólicos.

[blocks in formation]

- Este cuerpo, denominado también sulfuretana y xantogenamida, y descubierto por Debus, se forma en la acción del amoníaco sobre el tiosulfocarbonato de etilo, sobre el tioetilsulfocarbonato de metilo ó sobre el disulfuro etilsulfocarbónico. Para prepararle se hace pasar el amoníaco gaseoso y secc á través de la disolución alco. hólica de tiosulfocarbonato de etilo, y al cabo de veinticuatro horas de contacto se destila la mayor parte del líquido; el residuo, concentrado en baño de María y abandonado en presencia de ácido sulfúrico, deja cristales del cuerpo de que se trata. También se puede operar de la ma nera siguiente: se comienza por añadir sulfuro de carbono en pequeñas porciones á la disolución alcohólica de potasa, y cuando ésta ha sido así neutralizada por completo se diluye en dos veces su volumen de agua, se añade un poco de ioduro potásico para indicar el término de la reacción, y se hace atravesar corriente de cloro; el líquido oleaginoso que se separa (disulfuro etilsulfocarbónico), lavado con agua, se disuelve en alcohol etéreo (dos partes de alcohol y una de éter) y se somete á la acción del gas amoníaco en tanto que el líquido se caliente y abandone largas agujas de azufre; cuando la reacción cesa se filtra la disolución y se la evapora en el vacío tratando el residuo salino por éter, que disuelve el sulfocarbamato de etilo y deja insoluble el tioetilsulfocarbonato amónico; por último, el líquido etéreo evaporado deja en libertad el cuerpo que se busca.

El sulfocarbamato de etilo cristaliza por la evaporación espontánea de su disolución alcohólica en hermosos octaedros oblicuos romboidales (sistema clinorrómbico) perfectamente exfoliables y cuyas caras P forman un ángulo muy próximo á 90°; fusible á 38°, se disuelve poco en el agua y en todas proporciones en el alcohol y éter. Someti do á la destilación seca se transforma en sulfhidrato de etilo desprendiendo vapores de ácido ciánico, que es sustituído por el cianúrico si la temperatura á que se opera es próxima á 150°. Tratado por el ácido nítrico se oxida con energía, el ácido sulfúrico concentrado le disuelve formando un líquido del que se precipita por adi. ción de agua y la potasa ó el agua de barita obrando en caliente le desdobla en alcohol y sulfocianato; en cambio el amoníaco, actuando á 150°, da origen al mismo sulfocianato, desprendiéndose anhidrido carbónico y compuestos fétidos. La disolución de sulfocarbamato de etilo, neutra á los papeles reactivos, precipita en blanco con el cloruro mercúrico, el nitrato argéntico y el sulfato cúprico, distinguiéndose los precipi tados producidos por los dos últimos en que se ennegrecen rápidamente por la acción de la luz; el hidrato talioso la precipita en negro, y finalmente, el cloruro platínico á temperaturas superiores á la ordinaria, lo hace en amarillo.

Si se trata el sulfocarbamato de etilo interpuesto en agua por corriente de gas nitroso, se transforma en un líquido oleaginoso que acaba por cristalizar, á la vez que se observa desprendimiento de gases incoloros; el producto, lavado con agua y digerido con alcohol, deja un residuo aceitoso de azufre modificado, y la disolución alcohólica da por evaporación prismas incoloros,

solubles en agua y alcohol, y cuya composición responde á la fórmula CHNSO; este cuerpo, denominado impropiamente por Debus oxisulfocianato de etilo, es neutro á los papeles, fusible á 100° y volatilizable en parte á temperaturas más elevadas, en tanto que otra porción se transforma en compuestos sulfurados del etilo.

El sulfocarbamato de etilo se une con el cloruro cuproso para formar cuatro compuestos diferentes, en los que una sola molécula de cloruro se une á 2, 4, 6 ú 8 moléculas de éter sulfocarbámico; el primero de estos cuerpos, de fórmula 2CH-NSO+CuCl2, se presenta en romboedros que se depositan cuando se somete á la evaporación lenta la mezcla de las disoluciones alcohólicas de sus componentes, después de haber per dido el color rojo de sangre que adquiriera en un principio y de haberse vuelto fuertemente ácida a los reactivos coloreados; la forma de estos romboedros es muy próxima á la del cubo, y son casi insolubles en agua y alcohol frío, pero se disuelven con facilidad en alcohol caliente, coloreándose de pardo. El compuesto 4CH-NSO+CuCl2, se produce cuando se añade á la disolución alcohó lica del cuerpo anterior la cantidad necesaria (dos moléculas) de sulfocarbamato de etilo; la mezcla evaporada abandona por evaporación tablas clinorrombicas ó prismas hexagonales, según esté más o menos concentrada, y en uno y otro caso los cristales resultantes son insolubles en agua, pero solubles en alcohol. Los otros dos compuestos, con seis y ocho moléculas de sulfocarbamato, se peparan por el mismo método que acaba de indicarse y son también cristalizables. Sulfocarbamato de amilo,

C6H13NSO=CS <

[ocr errors]

- Denominado también xantamilamida, se produce haciendo reaccionar el amoníaco, ya sobre el sulfuro amilsulfocarbónico, ya sobre el tioamilsulfocarbonato de metilo, y para prepararle se recurre siempre al primer medio operando como sigue: se hacen digerir durante algunas horas y á un calor suave volúmenes iguales de disulfuro amilsulfocarbónico y de disolución concentrada de amoníaco, y cuando la mezcla se ha transformado en una masa semisólida se trata por el agua; el líquido oleaginoso que se separa, que tiene azufre en suspensión, se decanta, se filtra, y por último se deseca en el vacío.

El sulfocarbamato de amilo constituye un lí quido neutro á los reactivos coloreados, insoluble en agua, miscible en todas proporciones con alcohol y éter, no volátil, y que calentado á 180° se desdobla en sulfhidrato de amilo y ácido cianúrico; el ácido sulfúrico le disuelve en frío y le carboniza en caliente; el nítrico fumante le oxida con violencia, y el clorhídrico no le modifica ni aun á la temperatura de la ebullición. Los cuerpos halógenos le atacan, destruyéndole el cloro, transformándole el bromo en una materia blanca, y disolviéndole el iodo con coloración roja, que desaparece por la acción del calor. La disolución alcohólica del cuerpo de que se trata no precipita con los solutos, también alcohólicos, de acetato plúmbico, cloruro cúprico y nitrato argéntico, pero con el cloruro platínico forma precipitado amarillo, algo soluble en el alcohol, con el que forma un líquido que, calentado, adquiere color pardo, y del que se deposi. ta por evaporación adquiriendo forma cristalina.

El sulfocarbamato de amilo se une al cloruro mercúrico para formar uu compuesto de fórmula CHNSO+2HgCl, que se prepara mezclando ambos cuerpos en disolución alcohólica y purificando el precipitado blanco por una loción con alcohol frío seguida de cristalización en el mis mo vehículo hirviente. Este cuerpo se presenta en pequeños cristales plumosos, insolubles en agua que los descompone á la larga, apenas solubles en alcohol y éter fríos, y más solubles en estos vehículos á la temperatura de la ebullición; los ácidos sulfúrico y nítrico le descomponen profundamente, y el clorhídrico no le altera en frío, si bien en caliente le quita parte del cloruro mercúrico, dejando una combinación más pobre en mercurio. La potasa hirviendo convierte á la especie química de que se trata en un polvo negro á la vez que se desprenden vapores de alcohol amílico; el amoníaco á la temperatura ordinaria la descompone con rapidez, formando sulfuro mercúrico de color negro; y finalmente, el agua de barita hirviente da lugar á una reacción semejante.

Además de los compuestos anteriormente descritos, y derivados como se ha visto sustituyendose el hidrógeno del oxhidrilo del ácido sulfocarbámico por los radicales alcohólicos, existen otros en que esta sustitución se extiende al del grupo NH2, en cuyo caso se forman compuestos como los etil y cresilsulfocarbamatos de etilo, cuyo estudio no se detalla por no ser propio de este lugar.

SULFOCARBONATO (de sulfocarbónico): m. Quím. Sal formada por el ácido sulfocarbónico, y resultante de sustituir su hidrógeno básico por los radicales electropositivos simples ó compues tos. Admitida la existencia de cinco ácidos sulfocarbónicos, y por lo tanto la de sus derivados salinos, parecerían deber estudiarse en este lugar los correspondientes á cada uno de ellos; pero teniendo en cuenta la nomenclatura propuesta por Henninger, y adoptada por la mayoría de los químicos (V. SULFOCARBÓNICO (ACIDO), en virtud de la cual se designan estos cuerpos con los prefijos sulfo ó tio, sólo se comprenderán aquí los primeros, y aun de éstos se eliminarán los derivados del ácido sulfotiocarbónico, que se dejan para cuando se trate de los xantatos (véase); según esto, bajo la denominación de sulfocarbonatos se describirán tan sólo las sales metálicas y etéreas de los ácidos monosulfocarbónico y sulfoditiocarbónico ó sulfocarbónico ordinario.

Monosulfocarbonatos.-El más importante, que es el dietílico CSOC.H, OC.H5 fué descubierto por

Debus, y se forma en pequeña cantidad haciendo actuar el cloruro de etilo sobre el etilmonosulfocarbonato potásico; pero este método no sirve para prepararle por su poco rendimiento, prefiriéndose someter á la destilación el persulfuro etildisulfocarbónico; la reacción comienza á 130°, pero cuando la temperatura se eleva á 170 se hace tan sumamente enérgica que continúa sin necesidad de mantener el fuego; durante ella, sobre todo en sus primeras fases, se condensa en el recipiente una mezcla de súlfido carbónico y monosulfocarbonato de etilo, mientras que en la segunda los cuerpos producidos son disulfocarbo nato del mismo radical (ditiocarbonato), óxido de carbono y azufre; el líquido recogido en dicha primera fase se rectifica por sucesivas destilaciones fraccionadas, hasta que su punto de ebullición sea constante; obtenido el monosulfocarbonato de etilo, constituye un líquido incoloro, de olor etéreo agradable, de 1,032 de densidad á 1°, insoluble en agua, soluble en alcohol y éter, inalterable por el ácido clorhídrico, pero que es atacado en caliente por los nítrico y sulfúrico; la disolución alcohólica de sulfhidrato potásico le transforma en etilmonosulfocarbonato potásico y mercaptán; la potasa, también disuelta en alcohol, produce etilsulfocarbonato y sulfhidrato; y por último, el amoníaco gaseoso y seco, da lugar á la producción de agujas amarillas y de una materia gelatinosa.

La sal ácida correspondiente al cuerpo anterior es el monosulfocarbonato monoetílico ó ácido OCH, formado, seetilmonosulfocarbónico CSOH,

gún se acaba de decir, haciendo actuar el hidrato ó el sulfhidrato potásicos sobre el éter anterior, pero que se prepara más fácilmente cuando se hace atravesar anhidrido carbónico por la disolución alcohólica de sulfuro doble de etilo y de potasio; el cuerpo así obtenido, que es la sal potásica del ácido etilmonosulfocarbónico, se presenta en largas agujas ó en prismas brillantes é incoloros, al parecer isomorfos con los de xantato de potasio: es muy soluble en agua, y su disolución se descompone espontáneamente al cabo de algunos días é inmediatamente á la temperatura de la ebullición, formándose carbonato y sulfuro potásicos, sulfhidrato de etilo y alcohol.

[blocks in formation]

polisulfocarbonatos, distintos de los sulfocarbo natos ordinarios por su gran solubilidad en el alcohol, porque sus disoluciones acuosas son de color rojo más sombrío que las de aquéllos, y finalmente porque los diferentes précipitados que estas disoluciones forman con las sales metálicas son también más obscuros y parecen descomponerse con mayor rapidez.

Los sulfocarbonatos, por sus propiedades insecticidas, son hoy objeto de fabricación industrial, por lo que se ha hecho de suma importancia el estudio de los métodos analíticos que permiten averiguar su riqueza. Delachanal y Mermet han propuesto un método que consiste en transformar el sulfocarbonato ensayado en sal de plomo, descomponer ésta por el ácido acético y recoger el sulfuro de carbono que se desprende en un tubo tarado que contenga potasa alcohólica ó aceite de olivas; David y Roumier descomponen la sal ensayada por el ácido arsenioso á temperatura superior á la ordinaria, recogiendo el sulfido carbónico en una probeta graduada, donde se mide; según Finot y Bertrand, tanto este método como el anterior dan resultados excesivamente débiles, porque el cuerpo desprendido ó no se absorbe del todo ó no se condensa por completo, por cuya razón aconseja sustituirlos por el siguiente: se introducen en un matraz de vidrio ligero, de 100 c. c. de capacidad, 10 gramos del sulfocarbonato que se ensaya, 25 ó 30 c.c. de agua y 10 de disolución concentrada de sulfato de zinc; el matraz está tapado por un corcho atravesado por dos agujeros, por uno de los cuales pasa un tubo desecador y por el otro un pequeño tubo que se obtura con un poco de cera. Hecha la tara del aparato cargado se le agita y se calienta ligeramente, y cuando el sulfocarbonato se ha transformado por completo en sulfuro de zinc perfectamente blanco se hace pasar corriente de aire seco mediante un aspirador, se deja enfriar y se pesa de nuevo, indicando la pérdida de peso la cantidad de sulfuro de carbono contenido en 10 grs. del producto analizado. Por último, Delachanal y Mermet han pu blicado recientemente otro método, que consiste en transformar el sulfocarbonato en sal cúprica, descomponer ésta por la acción del calor, recogiendo el sulfuro de carbono desprendido, en disolución alcohólica de potasa, y en valorar finalmente el xantato que se origina por la disolución normal de iodo. Hechas estas indicaciones generales acerca de los sulfocarbonatos metálicos, se espresan á continuación las más importantes.

La sal de potasio, empleada hoy en grandes cantidades para la destrucción de la filoxera, se prepara, según el método de Dumas, agitando en vasijas cerradas y á la temperatura de 50° el sulfuro de carbono con disolución concentrada de sulfuro potásico, con lo que se obtiene una diso lución que llega á contener hasta 15 por 100 de súlfido carbónico; esta sal es descompuesta por el anhidrido carbónico, que la transforma en bicarbonato, desprendiendo ácido sulfhídrico, y súl fido carbónico, su acción tóxica sobre determinados insectos ha dado margen á que se la emplee para el uso antes indicado.

El sulfocarbonato ácido de calcio, obtenido exponiendo á la luz durante seis ú ocho horas una mezcla de sulfuro de carbono y agua de cal, ó calentando dicha mezcla á 50° para que la reacción se acelere, cristaliza, cuando se añade al líquido cal hidratada, en prismas de fórmula

CaCS+3Ca(OH)2+7H0, solubles en agua é insolubles en el alcohol, y que hervidos con el primero de dichos vehículos se descomponen en hidrato cálcico, que se precipita, y en sulfocarbonato del mismo metal, que queda en disolución; pero si la ebullición se prolonga, este último acaba por descomponerse en bidrógeno sulfurado y carbonato de calcio. El sulfuro de carbono agitado con lechada de cal deja de positar al cabo de algunos días otra sal básica de formula CaCS3+2Ca(OH),+6H,O, que cristaliza en agujas anaranjadas algo solubles en agua, insolubles en alcohol y sulfuro de carbono, y descomponibles por los ácidos, que dejan en libertad el ácido sulfocarbónico.

En cuanto á los éteres del ácido sulfoditiocarbónico, sólo se indicarán los neutros y ácido de, etilo y metilo; el primero, denominado también sulfocarbonato dietilico y sulfocarbonato de sulfuro de etilo CS,(CH3)2, se produce por la acción del cloruro, bromuro ó ioduro de etilo sobre la disolución alcohólica del sulfocarbonato potásico, y

se presenta bajo la forma de líquido oleaginoso, amarillo, más denso que el agua, en la que no se disuelve, muy soluble en alcohol y éter, de olor algún tanto aliáceo y de sabor azucarado que recuerda el del anís; cuando se le calienta adquiere color rojo, hierve á 24°, y finalmente arde con llama azul. Este éter se combina con el bromo sin que se desprenda ácido bromhídrico, y origina un cuerpo de formula C,HS Br, soluble en el éter, la bencina, el sulfuro de carbono y en un exceso de bromo, abandonándole este último disolvente cristalizado en grandes prismas de seis caras, el agua y los ácidos sulfúrico y nítrico concentrados descomponen este derivado, y por la acción de la potasa se regenera el éter de que procede.

El sulfocarbonato ácido de etilo ó ácido etilsulfoditicarbónico, CS, HCH, se produce al estado de sal potásica resultante de sustituir el hidrógeno básico por el potasio, por la unión directa del sulfuro de carbono con la mercaptida potásica, y se presenta en estado sólido, de color blanco, soluble en alcohol y agua, y cuyas disoluciones precipitan las sales de plata, mercurio y plomo en amarillo, y las de cobre en rojo car min muy vivo estos precipitados se descomponen rápidamente dejando como residuos sulfuros metálicos.

El sulfocarbonato dimetilico ó éter dimetilsulfocarbónico, CS3.(CH3)2, obtenido destilando una

mezcla de disoluciones concentradas de sulfocarbonato potasico y metilsulfato cálcico, constituye un líquido amarillo de olor fuerte y penetrante, poco soluble en el agua, soluble en todas proporciones en alcohol y éter, y cuya densidad á 18° es 1,159, este cuerpo hierve entre 200 y 205o, y como el compuesto correspondiente del etilo se combina directamente con el bromo sin que se elimine ácido bromhídrico.

El estudio de las reacciones particulares que presentan los éteres de los distintos ácidos sulfocarbónicos ha demostrado que aquellos cuya molécula contiene el radical carbonilo originan por la acción de la potasa anhidrido carbónico y tantas moléculas de mercaptán como átomos de azufre haya en la combinación, mientras que los que encierran el radical sulfocarbonilo CS producen en las mismas condiciones etiltiocarOC,H bonato potásico, CO y una ó dos moSK, léculas de mercaptán si la combinación contiene azufre extrarradical, como sucede al grupo designado por el prefijo tio. El amoníaco origina una reacción análoga, pues el azufre del radical pasa al nuevo compuesto y el del grupo alcohólico se elimina al estado de marcaptán. Finalmente, la comparación de los índices de refracción del carbonato de etilo y de los distintos sulfocarbonatos etílicos ha inducido á Wiedemann á concluir que este índice aumenta cuando un átomo de azufre se sustituye á uno de oxígeno, y que este aumento es tanto mayor cuanto más sea la cantidad del primer elemento preexistente en la combinación.

OH,

SULFOCARBÓNICO (ACIDO) (del lat. sulphur, azufre, y carbónico); adj. Quím. Dícese del ácido resultante de sustituir el oxígeno del ácido carbónico por el azufre. Admitida para el ácido carbónico la fórmula CO2H ̧=CO< OH y conside. rándose como compuestos sulfocarbonados, no sólo los que resultan de la sustitución total del oxígeno por el azufre, sino también aquellos en que parte de aquel metaloide es reemplazado por el segundo, la teoría permite suponer la existencia de cinco ácidos sulfocarbónicos, de los que cuatro son isómeros dos á dos, monosustituídos los primeros y bisustituídos los segundos, y el quinto es trisustituído; durante mucho tiempo ha reinado gran confusión en la nomenclatura de estos ácidos y de sus múltiples derivados, confusión que ha desaparecido desde el momento en que Henninger ha propuesto formar los nombres de estos cuerpos añadiendo á la palabra carbónico los prefijos sulfo ó tio, según que la sustitución del oxígeno por el azufre tenga lugar en el carbonilo ó los oxhidrilos, regla en virtud de la cual los nombres y fórmulas de estos ácidos serán los que siguen:

I Acido monosulfocarbónico, CS
SH
OH.

II Acido tiocarbónico, CO<

-OH

OH.

[blocks in formation]

IV Acido ditiocarbónico, CO<
SH
SH.
V Acido ditiosulfocarbónico (ác. sulfocarbó
SH
nico ordinario), CS<
SH.

De todos estos cuerpos, sólo se han aislado el tercero y el último: pero siendo aquél más conocido bajo la denominación de ácido xántico se dejará su estudio para esta palabra, y aquí se describirá únicamente este.

Acido sulfocarbónico ordinario, CS.H.-Co. rrespondiendo la fórmula del bisulfuro de carbono á la del anhidrido carbónico cuyo oxígeno fuese sustituído por el azufre, se le quede considerar como el anhidrido sulfocarbónico, que al combinarse con una molécula de ácido sulfhídrico origina el ácido de igual denominación. Para prepararle se agita vivamente el sulfuro de car bono con disolución de sulfuro sódico, y aña. diendo alcohol al líquido se determina la precipitación del sulfocarbonato producido bajo la forma de capa densa y pardusca, que tratada por ácido clorhídrico diluído y frío deja libre el ácido sulfocarbónico. Así obtenido preséntase bajo el aspecto de un líquido oleaginoso de color amarillo obscuro, dotado de olor muy desagradable y susceptible de desdoblarse por la acción del ca lor en súlfido carbónico é hidrógeno sulfurado; este cuerpo, al igual que el ácido carbónico, produce sales ácidas ó neutras, según que la susti tución del hidrógeno por los radicales electropositivos sea parcial ó total, y en el caso de ser estos radicales alcohólicos dichas sales recien el nombre de éteres sulfocarbónicos compuestos, que de igual modo que los derivados metálicos se estudian en la palabra sulfocarbonato.

SULFOCIANACETATO (de sulfocianacético): m. Quim. Sal formada por el ácido sulfocianacético, y resultante de sustituir el hidrógeno carboxílico de dicho ácido por los derivados elec tropositivos tanto simples como compuestos. Pudiendo existir el ácido sulfocianacético bajo dos modificaciones isomeras correspondientes la una al sulfocianato de glicolilo y la otra al isosulfocianato ó sulfocarbimida del mismo radical (V. SULFOCIANACÉTICO (ACIDO), las sales que ambos formen presentarán las diferencias que les caracterizan, y que se manifiestan de preferencia en los derivados alcohólicos ó éteres del ácido sulfocianacético.

Demostrada por Claesson la identidad de los ácidos sulfocianacéticos de Volhard y Heintz, y obteniéndose las sales metálicas directamente, claro es que no presentarán las diferencias indicadas; los sulfocianacetatos metálicos, cristalizables en su mayoría y con frecuencia solubles en agua, se preparan, ya directamente, ya por doble descomposición, ya, en fin, como productos intermedios necesarios en la obtención del ácido libre; y los alcalinos, tratados por las sales de plata, mercurio ó cobre en disolución acucsa, se trans for man inmediatamente y á la temperatura ordinaria en tioglicolatos, á la vez que se desprende amoníaco y anhidrido carbónico: de estas sales, la de sodio, CNS.CH.CO.Na+ HO, cristali za en prismas solubles en alcohol hirviente y pierde su agua de cristalización á 100°; la de potasio, también monohidratada como la anterior, se presenta en laminillas ortorrombicas: y finalmente, la de bario, muy soluble en agua, pue. de cristalizar en laminillas con cuatro moléculas de este líquido si el cambio de estado tiene Ingar á baja temperatura, pero si la cristalización se verifica en caliente se deposita en pri-mas hexagonales monohidratados.

Si el hidrógeno básico del ácido sulfocianacé. tico se sustituye por los radicales alcoholicos se forman los éteres correspondientes, de los que el más importante, que es el ctílico,

CNS.CH.CO2- CH5,

se prepara, según Heintz, haciendo her vir duran equivalentes de sulfocianato potásico y éter mo. te doce horas, con alcohol absoluto, cantidades nocloracético; eliminado el alcohol por destila. la disolución ción se trata el residuo por éter, etérea, evaporada, se destila en el vacío recogien do los productos volátiles entre 180 y 200°. Así se obtiene un líquido amarillento que huele lige. ramente á ácido cianhídrico, de 1,174 de densi dad, susceptible de hervir bajo la presión ordi

naria á 220°, pero descomponiéndose, y en el vacío á 180, sin experimentar alteración; el ácido clorhídrico le saponifica, verificando á la vez una trasposición molecular (V. SULFOCIANACÉTICO (ACIDO), y calentado con ácido sulfúrico diluído ó con ácido fosfórico destila un líquido incoloro, mezcla de los éteres sulfocianacético y tioglicólico, á la vez que queda en la retorta una masa siruposa é incristalizable que contiene el ácido monosulfoglicólico de Carius.

Según resulta de las investigaciones más recientes de Claesson los dos ácidos anteriores son idénticos, si bien los éteres de Heintz son en realidad los del ácido sulfocianacético verdadero, de donde resulta que en el procedimiento seguido por este último para aislar el ácido tiene lugar una trasposición molecular que le transforma en su isómero, y cuyo mecanismo es el siguiente: el ácido libre fija con facilidad una molécula de agua, convirtiéndose en ácido carbamintioglicólico OC NH2, S.CH - COH yéste, en presencia de ácido clorhídrico concentrado é hirviendo, pierde á su vez una molécula de agua y da el cuerpo S.CH - CO NH

OC

fórmula que es precisamente la que corresponde al ácido de Volhard, toda vez que, siendo la sulf

hidantoína

SULFOCIANACÉTICO (ACIDO) (del lat. sulphur, azufre, ciánico, y acético): adj. Quím. Dícese del cuerpo que resulta de sustituir un átomo de hidrógeno del ácido acético por el radical monodínamo sulfocianógeno. Según este modo de derivación, la fórmula del ácido sulfocianacético debe ser CH,NSO.; pero como la experiencia demuestra que existen dos cuerpos distintos, cuya composición se representa por la formula dicha, importa mucho determinar el lugar que en la molécula ocupa el radical CNS para poderlos diferenciar. Siendo la fórmula del ácido acético CH-CO,H, de la que debe quitarse un átomo de hidrógeno, el residuo CH, COH no es otra cosa que el radical glicolilo del ácido glicólico; y no y como los dos ácidos sulfocianacéticos resultan de la combinación de este radical con el sulfocianógeno, de aquí que deben considerarse como verdaderos sulfocianatos de glicolilo: ahora bien: si se tiene en cuenta que el ácido sulfociánico da origen á dos series de derivados isómeros, que son los sulfocianatos verdaderos los unos y las sulfocarbimidas los otros, se comprende que los sulfo. cianatos de glicolilo deben corresponder respectivamente á cada una de estas series, y represen tarse, en virtud de tal hipótesis, por las formulas N=C-S-CH CO2H y S=C=N-CH COH, que corresponden cada una á la constitución del sulfocianogeno en las dos series citadas. De ordinario se distinguen los ácidos sulfocianacéticos por los nombres de sus descubridores, habiendo sido Volhard el primero que estudió la glicolilsulfocarbimida, y Heintz el que dió á conocer el sulfocianato de glicolilo.

Acido sulfocianacético de Heintz,

CNSCH, CO,H.

-Se prepara haciendo hervir durante doce horas, con alcohol absoluto, cantidades equivalen tes de sulfocianato potásico y éter monocloroacético, y pasado dicho tiempo se destila el alcohol, se trata al residuo por éter, y eliminado éste por evaporación se redestila en el vacío, y el producto recogido entre 180 y 200° es el sulfocianacetato de etilo líquido; en la retorta queda un residuo que lavado con sosa cáustica deja insoluble una materia que en caliente también es líquida, pero que se solifica al enfriarse, y cuya composición es la del pseudosulfocianacetato de etilo. Para aislar de estos éteres el ácido de Heintz se disuelve el primero á la ebullición en ácido clorhídrico de 1,125 de densidad, y el producto sólido que queda al evaporar el líquido se purifica por una nueva cristalización.

El cuerpo de que se trata cristaliza en laminillas cuadradas bastante anchas ó en prismas largos poco solubles en agua fría, muy solubles en el mismo líquido hirviente, y que también se disuelven con facilidad en el alcohol y el éter; fusible á 128, comienza ya á sublimarse en cristales confusos á esta misma temperatura y funciona como ácido monobásico, formando sales que resultan de la sustitución del hidrógeno carboxílico por los radicales electropositivos, tanto simples como compuestos.

Acido sulfocianacético de Volhard 6 glicolilsulfocarbimida, CSN.CH - CO2H. - Formado calentando en tubos cerrados la sulfhidantoina en presencia de los ácidos minerales, se le obtie ne con más facilidad sometiendo á la acción del baño de María la mezcla formada por 104 gramos de ácido monocloracético, 78 de sulfourea y 100 de agua; cuando la disolución es completa se añade agua caliente, y quitando el baño se hace hervir el líquido hasta que el amoníaco no dé ya precipitado de glicolilsulfourea, en cuyo caso basta dejar enfriar la disolución para que el ácido sulfocianacético cristalice. Así obtenido, se presenta en grandes láminas derivadas del prisma rectangular recto (sistema ortorrómbico), incoloras, translucientes en los bordes, poco solubles en agua fría, muy solubles en el mismo líquido hirviente, y fusibles, á la vez que sublimables, á temperaturas inferiores á 100o.

[merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][ocr errors]

como antes se suponía, al calentarla en tubos cerrados con el agua y el amoníaco debe transformarse en OC SCH-CO , que es la del cuer

-NH

po de que se trata.

El procedimiento seguido por Claesson para obtener el ácido sulfocianacético consiste en hacer reaccionar en frío y en disolución alcohólica el monocloracetato de sodio sobre el sulfocianato potásico, con lo que al enfriarse el líquido se deposita el sulfocianacetato sódico; para aislar de éste el ácido se le disuelve en agua, y enfriando bien la disolución se trata por exceso de ácido sulfúrico diluído, é inmediatamente por éter; el líquido etéreo, separado por decantación y desecado sobre cloruro cálcico, se evapora á la temperatura ordinaria, y el residuo de la evaporación, redisuelto en éter absoluto, se concentra hasta desaparición del disolvente. Por este medio ha obtenido el químico citado un líquido oleaginoso incoloro, inodoro é incristalizable, y que por la acción del calor se convierte en un polímero sólido denominado ácido sulfocianuracético; atrae la humedad del aire para convertirse por fijación de agua en ácido carbamintioglicólico, y si la cantidad de agua es insuficiente, en una combinación de este acido y el sulfocia nacético, denominada por Claesson ácido carboimidocarbaminditioglicólico, y cuya fórmula es NH

S.CH.COH

NHCOSCH,.CO H:

esta transformación se produce igualmente cuando se trata por ácido clorhidrico uno cualquiera de los éteres del ácido sulfocianacético, y sirve de base, como se ha visto más arriba, para explicar la trasposición molecular, en virtud de la cual el ácido de Heintz se transforma en el de Volliard.

SULFOCIANACETONA (del lat. sulphur, azufre, ciánico y acetona): f. Quím. Cuerpo perteneciente al grupo de las acetonas, y derivado del ácido sulfocianacético. Descubierto por Tscherniac y Hellon en 1883, se prepara abandonando durante muchos días á la temperatura ordinaria una mezcla de monocloroacetona y sulfocianato potásico en disolución alcohólica, filtrando el lí quido y evaporándole al baño de María; el residuo se trata por agua hirviendo, y la disolución obtenida, nuevamente evaporada, abandona el cuerpo de que se trata. Así se obtiene un líquido oleaginoso casi incoloro, inodoro, poco soluble en agua, aunque mucho en alcohol y éter, y cuya densidad es 1,209 á 0° y 1,195 á 20; como todas las acetonas se combina con los bisulfitos alcalinos con elevación de temperatura, y calentado en baño de María con sulfocianato amónico se transforma en sulfocianato de sulfocianopropimina. Analizado este cuerpo se representa su composición por la fórmula empírica C,H,NSO,

su constitución molecular, deducida de sus reacciones y del método seguido para prepararla, por la expresión CH - CO - CH2- SCN, que demuestra que se deriva de la acetona ordinaria

sin más que sustituir uno de sus átomos de hidrógeno por el radical monodínamo sulfocianó

geno.

SULFOCIANATO (de sulfociánico): m. Quím. Sal formada por el ácido sulfocianico, y resultante de sustituir el hidrógeno de este cuerpo por los radicales electropositivos tanto simples como compuestos; si esta sustitución se verifica por los metales se forman los sulfocianatos metálicos, y si por los radicales alcohólicos los éteres sulfociánicos que se estudiarán en la palabra correspondiente (V. SULFOCIÁNICO (ETER), atendiendo á que pueden presentarse bajo dos estados isoméricos distintos, correspondientes al ácido sultociánico propiamente dicho y á la sulfocar

bimida.

Los sulfocianatos metálicos, que se encuentran muy raras veces en la naturaleza, hasta el punto de que sólo puede citarse la presencia del potásico en la saliva del hombre y del carnero, se forman en multitud de circunstancias que cons. tituyen otros tantos metódos de obtención, y entre las que se cuentan las siguientes como más importantes:

1. Por fijación directa del azufre sobre los cianuros ó ferrocianuros: esta reacción puede practicarse por vía líquida haciendo hervir los cianuros alcalinos con el azufre, ó por vía seca, en cuyo caso se funden los compuestos citados con el mismo metaloide; análogo efecto se produce cuando se calcina el carbón nitrogenado con sulfato potásico ó con una mezcla de carbonato de este metal y de azufre.

2. Por la acción directa del cianógeno sobre el sulfuro ó bisulfuro potásicos á temperatura elevada.

3.a Haciendo reaccionar algunos cianuros, como el de mercurio, sobre la disolución acuosa de los polisulfuros alcalinos: semejante á esta reacción es la que tiene lugar cuando se trata un polisulfuro por el ácido cianhídrico, ó cuando se mezcla este hidrácido con amoníaco, flores de azufre y corta cantidad de sulfuro amónico; en estas condiciones el último cuerpo disuelve el azufre para formar polisulfuro, que actuando sobre el cianuro amónico le convierte en sulfocianato.

4. También se forman las sales de que se trata durante la metamorfosis de los compues tos en cuya formación han concurrido simultá neamente el sulfuro de carbono y el amoníaco, ó también al tratar ciertos derivados sulfocarbónicos no nitrogenados por el referido álcali volátil; como ejemplo de estas transformaciones pueden citarse la de los tiosulfocarbamatos, que por la acción del calor ó de los álcalis se convierten en sulfocianatos y sulfuros, ó la descomposición por dichos álcalis de la xantogenamida ó sulfocarbamato de etilo.

5. Calentando á 100° la disolución acuosa de tiosulfocarbamato amónico se deshidrata formando sulfocianato de amonio.

6. Los fulminatos, como el de mercurio,

descompuestos por el gas sulfhídrico, se convier ten en sulfocianatos, cuya formación es procedida por la de un compuesto cristalizado muy

inestable.

7.a El sulfocianato amónico se origina calentando la sulfourea con agua á 140o, transformación molecular que el éter nitroso provoca inmediatamente á la temperatura ordinaria, si bien en estas condiciones se descompone en seguida la sal formada.

8.a Si se hace hervir durante largo tiempo la disolución acuosa de ferrocianuro potásico con azufre y carbonato del mismo metal, se precipita sulfuro ferroso y la totalidad del ferrocianuro se convierte en sulfocianato; el ferricianuro potá sico hervido con exceso de hiposulfito sódico se descolora, y terminada la reacción el líquido contiene sulfocianato y ferrocianuro potásicos, y sulfato, hiposulfito y sulfuro sódicos.

9. Cuando se destruyen las materias orgá nicas nitrogenadas por la acción del ácido sulfú rico calentando la masa, se volatiliza, entre otros cuerpos, el sulfocianato amónico.

Los sulfocianatos metálicos, cuya fórmula general es CNSM'=N=C-SM, son en su ma yor parte solubles en el agua, alcohol y éter, se descomponen en frío por los ácidos diluídos que dejan en libertad el sulfociánico, pero esta acción se limita á aquellas sales cuyos metales forman sulfuros descomponibles por dichos ácidos; los oxidantes, como el ácido nítrico y el cloro en

« AnteriorContinuar »