Imágenes de páginas
PDF
EPUB

crecimiento y algunas estrías radiantes muy finas y delicadas; el borde de las valvas es liso; la charnela aparentemente lisa por la pequeñez de los dientes; el ligamento externo es muy corto, pero bastante prominente, y se halla alojado en una cavidad. La más importante de sus especies es la antiqua, de los terrenos devónico y carbonífero.

SOLEMNE (del lat. solēmnis): adj. Que se hace de año á año.

-SOLEMNE: Hecho ó celebrado públicamente con pompa ó ceremonias extraordinarias.

el cuerpo de Hércules comenzó á ser honrado con SOLEMNES sacrificios, etc. MARIANA.

Nada bastaba para llenar las mesas públi cas en los convites SOLEMNES de fiestas y triunfos, etc.

JOVELLANOS.

[merged small][merged small][merged small][merged small][ocr errors][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small]
[blocks in formation]

SOLEN (del gr. owλýv, tubo, canal): m. Zool. Género de moluscos de la clase de los lamelibranquios, orden de los tetrabranquios, familia de los solénidos. Los caracteres que distinguer. este género son los siguientes: concha muy larga, estrecha, recta, lisa ó finamente estriada; la superficie dividida por una línea diagonal que sale de los nates; los bordes dorsal y ventral paralelos; extremidades anterior y posteriorabiertas; la charnela terminal y lleva un solo diente cardinal sobre cada valva; el ligamento alargado, externo, marginal é inserto sobre una ninfa; la impresión del aductor anterior de las

Solen

valvas alargada, estrecha y paralela al borde dorsal; la impresión del aductor posterior de las valvas alejada; la línea paleal sinuosa por delante y por detrás; el borde de las valvas liso; el manto cerrado, á excepción de un orificio pedioso por delante y de una pequeña abertura; los sifones son cortos, reunidos exteriormente, y separados interiormente por una gruesa pared muscular; el sifón branquial tiene su orificio rodeado de una doble franja de tentaculitos; el sifón anal no tiene más que una serie de tentácu

los; estos órganos están dotados de gran sensibilidad, y si se les toca sin precaución los orificios se cierran y el sifón entra bruscamente en la concha. Cuando el animal no está inquieto existe una corriente que entra constantemente por el orificio del sifón branquial, mientras que otra corriente sale por el tubo anal; el cuerpo del animal ocupa el centro de la concha, y presenta en su parte anterior la boca, provista de un labio superior y de uno inferior, que se prolongan en un par de grandes palpos membranosos; las branquias están dispuestas en número de dos á cada lado del cuerpo, y están fijadas por su borde superior ó dorsal; en la parte posterior del cuerpo se unen la una á la otra, así como el tabique del sifón; cada branquia se compone de dos láminas divididas interiormente en una serie de tubos paralelos, indicados al exterior por lí. neas transversales; estos tubos se abren en la base de las branquias en los canales longitudinales que se reunen por detrás del músculo aductor posterior, en el orificio del sifón anal ó exha lante. Examinadas al microscopio, las láminas branquiales parecen estar constituídas por una red de vasos sanguíneos en que los poros, en donde se abren los tubos branquiales, están franjeados de cilos vibrantes. Estos órganos microscópicos están encargados de funciones de mucha importancia; ellos producen las corrientes de agua, detienen las partículas flotantes, las llevan á los surcos de las branquias, las mezclan con la secreción viscosa de la superficie, y las hacen conducir hacia la boca, á lo largo del surco de su borde libre.

Las especies del género Solen son unisexuadas. Los huevos se desarrollan en las bolsas del ovario, tapizadas por un epitelio germinativo; algu nas de las células de este epitelio vienen á ser los huevos, pero quedan unidas á las paredes de las bolsas mediante pedúnculos protoplasmicos; la membrana vitelina del huevo está incompleta al nivel de estos pedúnculos y perforada por un orificio micropilar; los huevos se separan después de la ruptura del pedúnculo; la segmentación es generalmente desigual, según ha indicado Loven; las larvas pasan por un estado de trocosfera con un velo y sin concha, y por un estado velí. gero con concha dorsal y pie ventral; delante de la boca se forma el velo en forma de un collar circular provisto de largos cilos; en el centro del velo aparece un filamento, el flagelo; el pie se desarrolla como si fuera una prominencia colocada entre la boca y el ano; su aparición es más

tardía que en los moluscos gasterópodos; no se marca bien más que cuando la concha ha llegado á tener una magnitud importante; las branquias empiezan por tener la forma de una serie de papilas un poco onduladas; la primera serie que se forma es la branquia de los adultos; la branquia externa se forma más tarde.

Como tipos de este género pueden citarse el Solen marginatus y el Solen vagina L., muy comunes en todos los mares. Estos moluscos viven enterrados verticalmente en la arena, en el límite extremo de la marea baja. Su posición no está indicada más que por un orificio semejante al agujero de una cerradura. Cuando desciende la marea se introducen en la arena más que de ordinario, penetrando a veces hasta una profundidad que pasa de 2 pies; cuando se consigue cogerles retiran bruscamente sus sifones y cierran las dos valvas con toda la fuerza de sus músculos.

El gran interés de este característico género está explicado con decir que tiene representantes fósiles repartidos por toda la inmensa duración que separa los estratos devónicos pertenecientes á la era paleozoica de los últimos sedimentos pliocenos que terminan la era terciaria, siendo uno de los seres que representan mayor persistencia vital al sufrir los innumerables y poderosos cambios de medio que a través de tantas edades han tenido lugar. Por la misma importancia y variedad de formas por que está representado el género se han creado varios subgéneros y secciones que pueden incluirse todas dentro del mismo; aparte de las especies características, merece citarse en primer término el subgénero Plectosolen, que fué separado por el paleontólogo Conrad en 1866, y que se distingue tan sólo de las especies típicas porque presenta la charnela subterminal tiene también el borde anterior de la concha algo truncado, pareciéndose por todo ello á la sección Hypogella, creada por Gray para algunas formas vivas; la más importante de las especies de los Plectosolen es la augustus, debida á Deshayes y que se encuentra en los estratos del terreno eoceno.

Los principales subgéneros separados del género típico son: el Legumenaia, que es preciso no confundir con otro cuyo nombre es muy parecido y que fué creado por el mismo autor con el nombre de Leguminaia, datando éste de 1865,

habiendo sido descrito el otro por Conrad en 1858; sus principales caracteres diferenciales son el presentar la concha muy inequilateral, de forma oval oblongada con la charnela, que presenta tres dientes cardinales, de los cuales el posterior es muy oblicuo y está bastante desarrollado y prominente; la más importante de sus especies es la L. elliptica, que pertenece a las formaciones cretáceas de América, así como la biplicatus, que representa las formas de otro subgénero bastante análogo y creado por el mismo autor, que es el Leptosolen, que se caracteriza por presentar una concha transversalmente alargada, de forma redondeada y escotada en sus extremidades, pero siendo la escotadura desigual en cada uno de los lados resulta la concha inequilateral; los ganchos son anteriores, pero no completamente terminales, y existe un solo diente cardinal, que va colocado en la valva derecha; de la charnela parte una lámina que puede considerarse como de refuerzo interno y que ha recibido el característico nombre de clavícula, dirigiéndose hacia el borde ventral de la valva, pero sin llegar al mismo.

Otro de los subgéneros que tienen verdadera importancia es el Solenaria, creado en 1870 por Stoliczka, y que se separa por presentar una concha muy delgada y muy estrecha, bastante larga y completamente recta, como ocurre en los Solen más perfectos y típicos, de los cuales se diferencia, sin embargo, porque en este subgénero existe un adorno de que aquéllos carecen por completo, y que consiste en la presencia de costillas interiores divergentes que se dirigen desde el vértice de la concha hacia el borde ventral de la misma; hasta hoy es completamente desconocida la estructura y disposición de la charnela; la principal de sus especies es la S. affinis, que se encuentra en los estratos del piso turónico pertenecientes al período medio de los terrenos cretá

ceos.

SOLENA: f. Bot. Género de plantas perteneciente á la familia de las Cucurbitáceas, cuyas especies habitan en Cochinchina, y son plantas

54

|

herbáceas con rizoma tuberoso perenne, cubier- flor): f. Bot. Género de plantas (Solenantha) tas de pelos más o menos ásperos, con las hojas perteneciente á la familia de las Ramnáceas, alternas, pecioladas, acorazonadas, angulosas ó cuyas especies habitan en Nueva Holanda, y trífidas, y las flores axilares, en racimos ó fasci- son plantas fruticosas, ramificadas, con las raculadas, las femeninas frecuentemente solitarias; mas rígidas y espinosas, y las hojas oblongas, flores monoicas ó dióicas; las masculinas tienen lanceoladas, aserradas, fasciculadas, y las flores el cáliz acampanado, partido en cinco lacinias, axilares y laterales, pequeñas y de color blanco; la corola inserta sobre el cáliz con el limbo quin- cáliz persistente, con el limbo partido en cinco quepartido, cinco estambres insertos con la co- divisiones; corola formada por cinco pétalos solrola, triadelfos, con los filamentos cortos, y las dados con los sépalos y con la base de los estamanteras uniloculares con las celdas lineales, adhe- bres constituyendo un tubo en forma de copita; ridas á la margen dorsal de un conectivo ondea- cinco estambres con las anteras biloculares, indo; glándula basilar trilobulada; las flores feme- sertas cada una debajo de una escamita; ovario ninas tienen el tubo calicinal casi globoso y sol- bilobulado, con óvulos solitarios en cada celda, dado con el ovario, y el limbo súpero, acampana-anátropos y erguidos por su base; estilo corto y do y quinquéfido; la corola como la de las flores masculinas; carecen de estambres y su ovario es ínfero, trilocular, con las placentas parietales á uno y otro lado de los tabiques, multiovuladas, el estilo trífido ó tripartido; el estigma acabezuelado ó arriñonado, bilobulado, y las glándulas anulares, ciñendo la base del estilo, enteras ó lobuiadas; el fruto es una baya globosa ó aovada, oligosperma; semillas trasovadas, truncadas en la base, provistas de una margen membranosa y engrosada; embrión sin albumen, con los cotiledones foliáceos, convexos, y la raicilla muy corta y centrífuga.

- SOLENA: Bot. Género de plantas perteneciente á la familia de las Rubiáceas, tribu de las gardeniéas, cuyas especies habitan en la Guayana y en las Antillas, y son plantas fruticosas ó arbustivas, con las hojas opuestas, cortamente pecioladas, coriáceas, las estípulas oblongotriangulares, caedizas, y las flores terminales, blancas, muy largas, con las corolas vueltas hacia abajo; cáliz con el tubo trasovado, soldado con el ovario, y el limbo súpero, corto, quinque dentado; corola súpera, embudada, con el tubo cilíndrico, muy largo, la garganta vellosa, algo ensanchada, y el limbo quinquepartido, con las lacinias patentes, obtusas y casi iguales; cinco estambres insertos en la garganta de la corola, salientes, con los filamentos filiformes, muy cor. tos, doblados ó encorvados en el ápice, y con las anteras oblongas y agudas; ovario ínfero, bilocular, con un disco epigino carnoso y óvulos numerosos en ambas celdas, adherentes al tabique medianero; estilo filiforme incluído y estigma muy corto, bífido, con las ramas muy delgadas; el fruto es una baya aovada coronada por el limbo calicinal, persistente, carnosa y bilocular, la cual contiene semillas numerosas.

SOLENANDRIA (del gr. owλýv, tubo, y árýp, ávôpós, estambre): f. Bot. Genero de plantas perteneciente á la familia de las Ericáceas, cuyas especies habitan en el Norte de América, y son plantas herbáceas, perennes, acaules, con rizoma rastrero, de color rojo intenso; hojas radicales, pecioladas, acorazonadas ó casi orbiculares, aserradas, y escapo muy delgado, escamoso en la base desnudo en el resto, terminado por un racimo espiciforme de flores blancas, pequeñas, con pedicelos muy cortos y provistos en su base de una bráctea pequeñísima; cáliz quinquepartido, casi acampanado; corola de cinco pétalos hipoginos, espatulados, aproximados en forma de campana y patentes en el ápice; 10 estambres hipoginos soldados por los filamentos formando un tubo dividido en su ápice en 10 lacinias, de las que las cinco opuestas á los pétalos son más largas, espatuladas y sin antera, y las otras cinco, que alternan con éstas, más gruesas y más cortas y terminadas por anteras introrsas adheridas, uniloculares y que se abren en dos valvas por medio de una grieta transversal; ovario aovado, adelgazado en el ápice, con tres ó rara vez cuatro celdas multiovuladas; estilo corto y estigma casi acabezuelado; el fruto es una cápsula ovoidea, tri ó cuadrilocular y que se abre desde el ápice por dehiscencia loculicida en tres ó cuatro valvas, las cuales llevan adheridos á sus líneas medias los tabiques medianeros, dejando las semillas adheridas al eje, que forma una columnita persistente en algunas especies y que generalmente se abre más tarde en tres cuatro ramas; semillas numerosas, angulosas,

aguzadas y mueronadas en ambos extremos, con la testa rugosa, floja, envolviendo un núcleo de menor tamaño; embrión cilíndrico en el eje de un albumen carnoso, con la raicilla centripeta y próxima al ombligo, que está situado en la

base.

SOLENANTA (del gr. owλýv, tubo, y aveos,

dos estigmas enteros; el fruto es una drupa abayada; semillas con la testa coriacea, gruesa, punteada, y rafe interno con el albumen carnoso y el embrión ortótropo.

flor): m. Bot. Género de plantas (Solenanthus) SOLENÁNTIDO (del gr. owλýv, tubo, y aveos, perteneciente á la familia de las Lobeliáceas, cuyas especies habitan en el Cabo de Buena Esperanza, y son plantas herbáceas, en su mayoría anuales, acaules, con escapo ó caulescentes, con los tallos tendidos; hojas radicales reunidas en roseta, y las caulinares, cuando existen, pequeñas y alternas; escapo terminado por un racimo paucifloro, y en las especies caulescentes flores solitarias axilares; pedúnculos generalmente largos y corolas azuladas, rosáceas ó blancas; cáliz con el tubo aovado, soldado con el ovario, y el limbo súpero y quinquéfido; corola inserta en la parte superior del cáliz, con tubo recto y entero y limbo quinquéfido, con las lacinias casi iguales ó bila biadas, erguidas y patentes; cinco estambres insertos con la corola, los dos superiores con los filamentos y las anteras barbados, y estas últimas mucronadas en el ápice; ovario ínfero, con el vértice muy corto y saliente, bilocular; óvulos oblongos, numerosos, anátropos, adheridos á una y otra cara del tabique medianero; estilo muy corto y saliente y estigma bilobulado con los lóbulos divergentes orbiculados; el fruto es una cápsula bilocular, libre en la parte superior, que se abre en dos valvas con dehiscencia loculicida; semillas numerosas, muy pequeñas, con la superficie sembrada de hoyitos; embrión ortótropo en el eje de un albumen carnoso, con la raicilla centripeta y próxima al ombligo.

[ocr errors]

sifones reunidos, largos, delgados, completamente retráctiles; palpos apendiculados, arrollados, tan largos como la concha; branquias estrechas posteriores; el pie en forma de un disco ovalado, con los bordes estriados al través; la concha no nacarada en el interior, ovalada, comprimida, delgada, lisa ó estriada concéntricamente, abierta en su extremidad anterior y posterior, de lados casi iguales y con epidermis; vértices pequeños, poco salientes; el ligamento externo, visible, inserto sobre una ninfa; la charnela casi horizontal, formada de dos series, una anterior y otra posterior, de dientes extremadamente finos; sin foseta interna para el ligamento; las impre siones de los aductores de las valvas poco marcadas, casi iguales y circulares; la impresión paleal profundamente escotada por detrás; una impresión lineal dirigida desde la cavidad del vértice á la cicatriz del aductor anterior de las valvas.

de Chile y Nueva Zelanda. El tipo de este género es la Solenella Chilensis,

SOLENIA (del gr. owλýv, tubo): f. Bot. Género de plantas perteneciente al tipo de las talofitas, clase de los hongos, orden de los ascomicetos, familia de los Helveláceos, cuyas especies habitan sobre los troncos, y su aparato esporifero consta de un receptáculo alargado en forma de tubo sencillo, membranoso y erguido, con las terminaciones estrechadas, aproximadas entre sí y vueltas hacia el suelo; no presentan ascas, y sus esporidios se separan unos de otros con elasticidad. Sus especies principales son la Solenia candida y la Solenia fasciculata, ambas de color enteramente blanco, la primera con los tubos del himenio esparcidos, mientras que la segun da los tiene aproximados formando un hace

cillo.

SOLÉNIDOS (de solen): m. pl. Zool. Familia de moluscos de la clase de los lamelibranquios, orden de los tetrabranquios. Los moluscos de esta familia son todos marinos, con el orificio bucal rodeado de palpos carnosos, sin maxila separados: uno de ellos es el anal, y el otro, afesin rádula; sifones cortos, reunidos en parte 6 rente, es el branquial. En el género Solenomyr anal y branquial; el sifón branquial es casi no existe más que un orificio posterior á la vez siempre más largo y más ancho que el anal; su orificio está guarnecido de tentáculos que sirven SOLENANTO (del gr. owλýy, tubo, y aveos, probablemente para filtrar el agua de la corrien flor): m. Bot. Género de plantas (Solenanthus) te aferente é impedir el paso de las partículas sóperteneciente á la familia de las Borragináceas, lidas; los tentáculos, colocados alrededor de los cuyas especies habitan en la región del Altai, y orificios de los sifones, son probablemente órga son plantas herbáceas, pelosas, con las hojas in- nos de sensibilidad; unas veces son foliáceos y feriores pecioladas y las superiores sentadas, otras veces están pigmentados; el orificio pediocasi abrazadoras, y las flores en racimos axilares so de los Solenocurtus y Solen es anterior y está solitarios ó geminados, terminales y apanojados, rodeado de un collar carnoso destinado á ofrecer unilaterales, apretados, desprovistos de brácteas resistencia cuando el pie, desarrollado y muy y arrollados en espiral antes de la floración; cá- abultado, se retrae rápidamente; el pie es muy liz quinquepartido; corola hipogina, tubulosa, grande, muy poderoso, más o menos cilíndrico con el tubo provisto de cinco escamas poco más y alargado; su posición es anterior; su tejido es arriba de su base y el limbo partido en cinco muy erectil y se hincha tan rápidamente que se divisiones iguales; cinco estambres salientes, inha admitido la existencia de una red acuífera, sertos en el tubo de la corola casi en la base; ya aislada, ya comunicando con el sistema cirovario cuadrilobulado con estilo sencillo; el fruculatorio, y en la cual los orificios permiten la to está formado por cuatro aquenios libres situa- introducción del líquido ambiente; los orificios, dos en el fondo del cáliz, que es persistente, como descritos por varios anatómicos y negados por la base del estilo que queda formando una co- otros, no serían otra cosa que las entradas de lumnita prismática tetragonal; la superficie de glándulas bisógenas degeneradas; los músculos estos aquenios está provista de espinas muy del pie están repartidos en dos pares: los pediopequeñas y numerosas. sos anteriores y los pediosos posteriores; los primeros se insertan cerca del aductor anterior de las valvas: los otros encima del aductor posterior de las valvas; los moluscos de esta familia no poseen aparato bisógeno; los palpos son de magnitud variable; las branquias estrechas, des iguales y prolongadas en el sifón branquial; la más o menos abierta anterior y posteriormente, concha es equivalva, alargada transversalmente, con su correspondiente epidermis; los vértices no salientes; el ligamento externo sobre una ninfa alargada; la charnela, muy variable, lleva de uno á tres dientes sobre cada valva; sin dientes laterales; las impresiones de los aductores de las val vas nunca están aproximadas; la impresión paleal pediosas bien marcadas cerca del borde dorsal; más o menos sinuosa por detrás; las impresiones la capa externa de la concha muestra una estruc tura celulosa definida, que consiste en largos prismas muy oblicuos con relación á la superfi cie y dejando ver los núcleos; la capa interna casi homogénea y sin nácar.

SOLENARIO: m. Bot. Género de plantas (Solenarium) perteneciente al tipo de las talofitas, clase de los hongos, orden de los ascomicetos, suborden de los pirenomicetos, cuyas especies habitan en el Norte de América sobre los leños en descomposición, y presentan sus aparatos esporíferos como honguitos pequeños de color pardo negruzco; las peritecas están sentadas, presentando ramas numerosas de forma radiante, cilíndricas y tendidas, las cuales se abren por medio de una grieta longitudinal; ascas erguidas, fijas, de forma cilíndrica ó mazuda, conteniendo esporidios fusiformes y divididos en dos celditas por medio de un tabique transversal; el talo está

formado por fibritas numerosas persistentes, cuyo conjunto aparece como una especie de madeja.

SOLENELA (dim, de solen): f. Zool. Género de moluscos lamelibranquios del orden de los tetrabranquios, familia de los nucúlidos, caracterizado de la manera siguiente: bordes del manto franjeados y provistos de lóbulos ventrales; los

Los solenidos no son muy numerosos en géne

ros, pero lo son en individuos, que tienen una distribución geográfica muy extensa. Los géneros Solenocurtus, Pharella, Pharus, Cultellus y Si liqua ocupan les mares de Europa, Senegal, India, China, Filipinas, Australia, Pacífico y costas Oeste y Este de la América del Norte. El género Solen se encuentra en todos los mares.

Es muy importante la representación paleontológica de esta familia, no sólo por lo numeroso de los géneros y especies que se encuentran fósiles, sino porque se distribuyen durante casi toda la duración de los tiempos geológicos. Del género típico Solen existen multitud de formas y variedades distribuídas muy homogéneamente à partir desde los estratos del terreno triásico hasta nuestros días; pues si bien se han descrito algunas formas de este género como procedentes de los estratos paleozoicos, todas ellas pertenecen, sin duda alguna, según la autorizada opinión del paleontólgo Mac-Coy, al género Solenopsis, que se distingue por presentar el lado anterior de la concha redondeado y los ganchos un poco salientes, y se desarrolla principalmente durante las épocas silúrica y devónica, siendo la más importante de sus especies la S. pelagicus, procedente de la caliza de Eifel. El actual género Ensis, bastante parecido al Solen, también tiene representantes fósiles á partir desde los estratos del terreno terciario, en los cuales aparecen también las formas iniciales de otros varios géneros actuales, como los Cutellus y Ceratisolen, si bien hay que tener en cuenta que aunque esta época terciaria es en la que más desarrollo y predominio alcanzan las formas pertenecientes á la familia de los soláridos, también existían numerosos representantes suyos en épocas anteriores, especialmente en la cretácea, durante la cual aparecen y predominan géneros tan importantes como lo son el Siliqua, creado por el zoólogo Mühlfeldt, y el Pharella, originado por Gray. Otro importante género actual, el Solecurtus, debido á Blainville y descrito posteriormente con el nombre de Psammosalen por Risso, también tiene representantes fósiles à partir desde los estratos del terreno cretáceo, que se distinguen principalmente por presentar la superficie adornada de finas líneas oblicuas.

Los verdaderos precursores de los solénidos son los géneros parecidos al ya citado Solenop sis, siendo el primero de todos el Orthonota, descrito por Conrad, y que aparece en las primi tivas capas silúricas, siendo el verdadero iniciador de la serie, siguiéndole en la época devónica, el Palæosolen, modernamente descrito por Hall, y que parece continuarse en las arenas carboníferas por el Prothyris elegans.

SOLENISCIA (del gr. owλnvlokos, tubito): f. Bot. Género de plantas perteneciente á la familia de las Epacridáceas, cuyas especies habitan en la parte austro-occidental de Nueva Holanda, y son plantas sufruticosas, lampiñas, con las hojas aovadas, bruscamente acuminadas, casi punzantes en el ápice, coriáceas, enteras ó ligeramente denticuladas, erguidas, con el envés glauco, y en él estrías poco marcadas, y el haz liso; flores axilares, solitarias, erguidas, sentadas y de una pulgada de longitud; cáliz quinquepartido y con cuatro bracteitas opuestas en su base dos à dos; corola hipogina, alargadotubulosa, delgada, con el tubo desnudo en la parte interior de su base, la garganta vellosoaterciopelada y el limbo quinquéfido, con los lóbulos lineales, algo revueltos y barbados en la parte superior; cinco estambres insertos hacia la mitad del tubo de la corola, salientes, con los filamentos filifor mes, y las anteras lineales, sencillas é incumbentes; escamitas hipoginas y nulas: ovario quinquelocular, con las celdas uniovuladas, y estilo sencillo, con estigma acabezuelado y obtuso.

SOLENO: m. Zool. Género de insectos coleópros de la familia de los cerambícidos, tribu de los lamiínos. Este género de insectos está carac terizado por presentar la cabeza muy cóncava entre sus tubérculos anteníferos, éstos gruesos, muy salientes y contiguos en su base; frente un poco más alta que ancha; antenas provistas de algunos cilos muy cortos por debajo, muy robustas y un poco menos largas que el cuerpo; protórax tan largo como ancho, cilíndrico y provisto en cada lado de un pequeño tubérculo hacia su tercio posterior; escudo cuadrado; élitros medianamente alargados, planos por encima, cuneiformes, truncados por detrás y con sus ángulos externos espinosos; patas muy largas; fé

mures terminados poco a poco en maza; tarsos anteriores é intermedios muy ensanchados, y los posteriores un poco comprimidos; el quinto segmento del abdomen muy largo, un poco estrechado y redondeado por detrás; cuerpo medianamente alargado, cuneiforme y finamente pubescente.

Este género no contiene más que una sola especie, el Solenus humeralis Serv., propia de Madagascar, de unos 10 milímetros de longitud, con la pubescencia que su cuerpo de color gris ceniciento y el protórax y los élitros con numerosos puntos gruesos y algos profundos.

SOLENOBIA (del gr. σωλήν, σωλήνος, tubo, y Bios, vida): f. Zool. Género de insectos lepidóp

teros de la sección de los heteróceros, familia de los teneidos, cuyos principales caracteres son los siguientes: antenas finamentes pestañosas ó pectinadas en los machos y filiformes en las hembras; palpos rectos, largos y velludos; sin trompa; alas bastante transparentes, algo franjeadas en el borde, las anteriores ovales, alargadas, y las posteriores mucho más cortas; las hembras completamente ápteras.

El género Solenobia es muy semejante á las Psyche por su metamorfosis y por ser apteras las hembras, pero la forma de los palpos bien desarrolladas la de las alas de los machos las y separa por completo. Las orugas de la Solenobia se alimentan de liquen y forman una especie de saco de forma y dimensiones variables, pero liso y unido, en el que van metidas y arrastran siempre consigo. Según Stainton, muchas de estas orugas serían partenogenésicas y darían sin fecundación generaciones de hembras fecundas.

Se cuentan en este género un mediano número de especies esparcidas por toda Europa, entre las cuales citaremos la Solenobia lichenella L., S. lapidicella Zeller., S. pseudobombycella Hubner, S. Lefebvrielle Duponch., S. minorella Du. ponch., y S. pertinatella Duponch., esta última

frecuente á veces en el interior de las habitaciones.

de su tubo; el pie es variable, más o menos largo, algunas veces cilíndrico y vermiforme; termina con un mamelón que lleva á los lados dos apéndices foliáceos, que han sido considerados como los lóbulos del epipodio; el orificio está rodeado de ocho palpos labiales foliáceos; la faringe y la rádula están bien constituídas; el ano se abre en la cavidad paleal y detrás del pie; la glándula hepática es muy grande, par y simétrica; faltan los ojos en estos animales; los otocistos contie nen gran número de otolitos; en cada lado de la faringe existe un paquete de filamentos largos, contráctiles, algo abultados en su extremidad, en donde se nota una depresión análoga á una dos repliegues cutáneos que rodean, á la manera ventosa; estos filamentos tienen su origen en de un pequeño collar, la base del pedículo bucal; en el animal vivo estos filamentos se alargan, se arrollan, salen por el orificio anterior de la concha y cogen los pequeños rizópodos que constituyen su principal alimento.

Sobre la sensibilidad y los nervios de estos animales es fácil observar que sienten la influen. cia de la luz; recogen el pie en cuanto éste se siente herido por los rayos del sol, y cuando alguien se acerca al animal con una luz se retira

á su concha. Esta circunstancia está en relación con su género de vida, y es que cambia de sitio por la noche, sobre todo al principio de la misma. Estos animales son dióicos y no existen en ellos órganos copuladores; la glándula genital es par y desemboca en el riñón derecho, que se abre en la cavidad paleal, cerca del ano; los embriones tienen una apariencia anormal en estos moluscos; su superficie lleva siempre varias coronas ciliadas que les sirven para la natación; éstas, en número de seis cuando más, forman parte del campo del velo y más tarde se reunen en un rodete saliente y ciliado; la región del cuerpo colocada detrás del velo se prolonga en seguida y en su cara dorsal aparece la pequeña concha, cuyos bordes están separados por un canal ventral y se reunen poco á poco para formar un tubo completo; el velo se recubre más tarde por el borde del manto, que se prolonga hacia adelante y á continuación se desarrolla el

SOLENOCARPO (del gr. owλny, tubo, y κapTós, fruto): m. Bot. Género de plantas (Soleno-pie, alargándose hasta constituir ó tomar su pocarpus) perteneciente a la familia de las Terebintáceas, cuyas especies habitan en la India, y son plantas arbóreas, con las hojas de las ramas ciculadas, todas largamente pecioladas, imparijóvenes alternas y las de las ramas viejas faselíptico-oblongas, acuminadas, con la margen pinnadas, con cinco ó siete pares de foliolas ligeramente festoneada, lampiñas, pálidas por el envés, con nervios laterales brillantes y confluentes entre sí cerca del margen; flores hermafroditas, dispuestas en panojas aproximadas en los ápices de las ramas; cáliz corto, quinquéfido, caedizo y con las lacinias rodondeadas; corola de cinco pétalos insertos entre el cáliz y un disco entero que envuelve la base del ovario, ovales, iguales entre sí y valvados en la estivación;

10 estambres insertos debajo de la margen del disco, con los filamentos alternos, más cortos, casi iguales á los pétalos, y las anteras elípticas, biloculares y longitudinalmente dehiscentes;ovario único, libre, sentado, unilocular, con un solo óvulo colgante del ápice de la celda por medio de un funículo corto; estilo corto y carnoso, tan largo como los estambres, hendido por una grieta longitudinal y con el estigma oblicuo. El fruto es una drupa insimétrica, casi arriñonada, con el pericarpio recorrido por canales acuíferos, unilocular y monospermo; semilla colgante lateralmente del ápice de la celda.

SOLENOCONQUIOS: m. pl. Zool. Orden de moluscos de la clase de los escafópodos. Forman este grupo moluscos de cuerpo alargado, simétricos y encerrados en un manto provisto por delante de un músculo circular que, por su contracción, cubre completamente las vísceras, y está terminado por detrás por un apéndice tubuloso ó en forma de canal, escotado, y que puede prolongarse mucho más allá de la extremidad posterior de la concha. Por esta extremidad, comparable al sifón de los gasterópodos de concha acanalada, expulsa el animal los productos de las glándulas genitales y en ciertos casos los excrementos; los músculos que fijan el animal á su concha se unen interiormente á la parte posterior de la concha y forman cuatro manojos longitudinales, estrechos, en que la contracción es suficiente para que el molusco inquieto no ocupe más que la quinta parte de la longitud

sición definitiva. Hasta este momento nada la larva valiéndose de su velo, pero este órgano se atrofia y el joven molusco cac al fondo del agua. larvas de estos animales, especialmente en el La presencia de varias coronas ciliadas en las género Dentalium, les da alguna semejanza con la de ciertos moluscos pterópodos que llevan tres coronas ciliadas; pero estas partes no concurren, como en los embriones que hemos descrito, á la formación del velo anular, y por con. siguiente no son homólogos. Se ha encontrado igualmente alguna semejanza entre la larva de coronas ciliadas de los Dentalium y la de los anélidos, aunque sus diferencias son considerables, porque en los anélidos la segmentación del cuerpo es completa é interesa tanto al mesoder. mo como al endodermo y ectodermo, mientras que en los moluscos de que nos ocupamos la segmentación transversal no se realiza más allá de las células ectodérmicas. En cuanto a las relaciones y diferencias de estos moluscos con los demás, son muy interesantes: su concha univalva, su rádula evidente, su glándula genital única, indican sus semejanzas con los gasterópodos, mientras que la ausencia de cabeza distinta, la disposición de los palpos labiales, la forma del pie, el velo no lóbulo del embrión, demuestran sus relaciones con los lamelibranquios. Y por fin, la ausencia del corazón, la imperfección del sistema circulatorio, el desarrollo de la concha embrionaria, compuesta en su origen de dos pequeñas láminas calizas que se sueldan últimamente para formar un tubo único, son particularidades propias de los moluscos solenoconquios.

Este orden no contiene más que una sola familia, la de los dentálidos, con los géneros Dentalium, Pulsellum y Siphonodentalium. Todos ellos presentan la concha larga, tubulosa y algo encorvada. Su distribución es muy extensa para el género Dentalium, pues éste vive en todos los mares del Antiguo y Nuevo Continente, al paso que los géneros Pulsellum y Siphonodentalium son propios de los mares de Europa.

SOLENOCURTO (del gr. owλýv, owλŷvos, tubo, у kuprós, encorvado): mi. Zool. Género de moluscos de la clase lamelibranquios, orden tetra

branquios, familia solénidos. Este género de moluscos se distingue por ofrecer los caracteres siguientes: manto grueso por delante: sifones grandes, unidos casi en toda su longitud, no completamente retráctiles en la concha; orificio anal liso; pie enorme y en forma de una lengua; palpos estrechos y triangulares; branquias largas, estrechas, desiguales, prolongadas en el sifón branquial; concha muy sólida, transversalmente oblonga, redondeada y abierta en sus dos extremidades, revestida de una epidermis gruesa; bordes dorsal y ventral casi paralelos; la charnela lleva sobre cada valva dos dientes cardinales divergentes; ligamento saliente é inserto sobre una ninfa elevada; impresión paleal profundamente sinuosa; impresiones del pie confluentes con las de los aductores de las valvas; una impresión radiante debajo de los gan chos.

El tipo de este género es el Solenocurtus caribaus Lmk., muy común en el Senegal, costa E. de América, Antillas y Perú. Se le encuentra formando grandes bancos en los ríos de América y en la costa de Nueva Jersey, en los arenales que se descubren durante la marea baja. Su habitación se halla á 8 6 10 centímetros de profundidad, y forma una cavidad cilíndrica vertical, de 37 á 40 milímetros de diámetro sobre unos 8 ó 10 centímetros de profundidad. El animal se adhiere fuertemente por la extremidad más ancha de su pie cuando la bajamar, y sale á la superficie en cuanto sube la marea.

SOLENODONTE (del gr. owλýv, owλñvos, tubo, y bdoús, odóvtos, diente): m. Zool. Género de mamíferos del orden insectívoros, familia antétidos, que se caracteriza por tener: dientes

[ocr errors][merged small][merged small][merged small]

cubierto con cerdas; grupa desnuda; mamas en los muslos; uñas curvas, en las extremidades anteriores más robustas; en cada pata lleva cinco dedos; cola de la longitud del cuerpo, escamosa y con pelos esparcidos.

La especie tipo de este género es el Solenodon paradoxus, conocido en Santo Domingo con el nombre de Agonta, que tiene más de 30 centímetros desde el hocico al nacimiento de la cola y ésta es un poco más corta que el cuerpo. La cara, la parte superior de la cabeza y la anterior del lomo son de color pardo negro; el cuarto trasero y los muslos de un negro pardo; los lados de la cabeza y el cuello de este último tinte, pero más claro, mezclado con rojo y gris; el vientre y las piernas amarillo leonado; pecho de color de orín pálido; cola gris en su mitad anterior y blanca en el resto.

El nombre griego de este género significa dientes en trompa, y le ha sido aplicado en vista de sus incisivos inferiores, que forman una especie de canal prolongado. La dentición indica un régimen insectívoro.

Hearne, que tuvo uno de estos animales cautivo, dice que se alimentaba principalmente de granos, sin que por esto le disgustase tampoco el régimen animal,

Con los nombres indígenas de Tejón ó Dachs, Andaras y Tacuache, se conoce otra especie descrita por Peters. Es un animal nocturno, como las verdaderas musarañas; duerme todo el día y emprende sus excursiones por la noche. Es bastante común en varias montañas; cuando se le caza oculta la cabeza y permanece tranquilo, de modo que se le puede coger por la cola.

Su voz es penetrante y variable; tan pronto se asemeja al gruñido del cerdo como al chillido del pájaro; con frecuencia silba como el buho, y

cuando se le toca gruñe como el cochinillo. Se tada en cada lado por el borde del manto armado encoleriza fácilmente, en cuyo caso eriza su pe- de espículas; debajo del ectodermo se encuentra laje; una gallina ó un animal pequeño que pasen una doble cubierta de fibras musculares transvercerca de él le excitan en el más alto grado y sas y longitudinales, y algunas fibras oblicuas trata de cogerlos; desgarra la presa con sus en- atraviesan en diversos sentidos la cavidad genecorvadas y largas uñas. De su piel destila de ral, que está ocupada en gran parte por un tevez en cuando un líquido rojizo, aceitoso y fé-jido conjuntivo celular elemental; un seno ventral corresponde á la región pediosa y debe servir para la circulación de la sangre en muchas especies que parecen estar desprovistas de vaso ventral.

tido.

En el estado de cautividad no rehusa comer; pero masca difícilmente, y por esto se debe tener cuidado de darle carne picada á fin de que no se le atragante. Exige mucha limpieza; parece complacerse en el agua y bebe fácilmente; en ciertas posiciones le molesta la trompa.

M. Corona tuvo algunos de estos mamíferos cautivos, pero todos murieron; los unos por efec to de las heridas que se hicieron mutuamente, y los otros de una singular enfermedad verminosa. Al abrirlos se descubrió entre los músculos y el tejido celular, principalmente en el cuello, una cantidad prodigiosa de gusanos, envueltos en una especie de bolsa blanda.

SOLENÓFORA (del gr. owλý, tubo, y popós, portador): f. Bot. Género de plantas (Solenopho ra) perteneciente á la familia de las Gesneráceas, cuyas especies habitan en Méjico, y son plantas fruticosas de 2 á 4 pies de altura con las ramitas cubiertas de pubescencia fina; las hojas opuestas, pecioladas, aovadas, acuminadas, doblemente aserradas, angostadas en la base, oblicuas y algo insimétricas; pedicelos axilares solitarios, opuestos, provistos de dos bracteitas más arriba de su mitad, unifloros, con las flores rojas y la parte libre del cáliz casi coloreada; cáliz con el tubo soldado en su parte inferior, con el ovario largamente prolongado por encima de éste formando un limho quinquéfido; corola perigina, tubulosa, ensanchada en el ápice, con el limbo quinquéfido algo patente; cuatro estambres didinamos insertos en el tubo de la corola, con rudimento de un quinto, todos incluídos, y los fértiles con las anteras soldadas de dos en dos; ovario ín fero, con glándulas geminadas, epiginas, unilocular y con dos placentas parietales bilobuladas; óvulos numerosos; estilo engrosado en el ápice y estigma casi embudado; el fruto es una cápsula bibalva.

SOLENOGASTROS (del gr. owλýr, owλñvos, tubo, y yaorp, vientre): m. pl. Zool. Clase de moluscos representado por escaso número de géneros de animales vermiiformes confundidos durante mucho tiempo con los gusanos, entre los cuales se han estudiado colocándolos al lado de los gefíreos. El conocimiento de su anatomía ha demostrado recientemente sus relaciones estrechas con los moluscos de la familia de los quitónidos, especialmente por la disposición del sistema nervioso. El término de solenogastros ha sido propuesto por el célebre anatómico Gegenbaur.

Los solenogastros, por su sistema nervioso, son verdaderos quitónidos, pero todo el resto del organismo presenta los caracteres de un estado más primitivo que el de los Chiton. Las especies de solenogastros conocidas en la actualidad son muy pocas. Todas ellas viven en el Oceano Atlántico, desde el Mar de Barentz hasta las costas de España. Se han encontrado algunas también en el Mediterráneo, pero á 200 y 300 brazas de profundidad.

El cuerpo de estos animales no presenta siempre las mismas formas. Es largo, redondo, y se parece á los nematoideos ó á ciertos nemertinos, en los género Chatoderma y Proneomenia; es mucho más corto el cuerpo en el género Ncomenia, que hasta llega á tomar el aspecto de una lente. Los tegumentos consisten esencialmente en una capa celular epidérmica muy delgada, pero muy activa en sus funciones fisiológicas; este tegu. mento secreta un mucus cuticular, más ó menos grueso, en el cual pueden penetrar las espículas calizas producidas por ciertas células de esta misma capa ectodérmica; estas espículas forman un revestimiento característico en todos los sole

nogastros, y corresponden a las sedas de las larvas del Chiton y á las espinas y granulaciones que recubren el manto por fuera de las placas en los Chiton adultos; el revestimiento espicular varía, según los tipos de solenogastros, en su espesor y en la forma de sus elementos; la región ventral está recorrida por un surco que se extiende desde la región oral hasta el año, y que corresponde al pie del Chiton; en este punto el ectodermo se encuentra al descubierto y sin espí culas; sus células están cubiertas de cilos vibrátiforman una especie de reja de arado, limi

les

y

La boca es casi terminal y ventral; el ano se abre en la otra extremidad del cuerpo, también en la cara inferior; la faringe está generalmente provista de papilas que deben estar en relación con las funciones sensitivas; las glándulas buca les existen en algunas especies; en el fondo de la boca se encuentra una rádula armada de dientes calizos, numerosos, dispuestos en dos series y protegidos por músculos voluminosos. Todas las especies de Proneomenia presentan esta armadu ra, que existe igualmente en el nuevo género de Lepidonemia. En el género Chatoderma existe un diente impar muy fuerte, quitinoso, que corres ponde á esta armadura radular que falta en el género Neomenia, según los autores que han estudiado las formas de este último género; el in. testino es ordinariamente recto, con abultamientos muy regulares que corresponden á otros tantos ciegos hepáticos análogos a los de los gusanos. En el género Chatoderma el intestino da origen á un saco hepático voluminoso distinto. Existen

glándulas salivales pares que se abren en el fondo de la faringe; éstas son algunas veces tubula res, muy largas, y ocupan por debajo del intestino toda la mitad anterior del cuerpo; la extre. midad posterior del intestino se abre en un recal. Esta cloaca presenta en los Chatoderma dos codo ectodérmico que constituye un embudo cloa. branquias regularmente insertas á cada lado del

ano. En los Neomenia se encuentran los tallos branquiales en el fondo de la cloaca. Estos órga nos respiratorios pueden verse exteriormente.

Los moluscos de los géneros Proneomenia y Lepidomenia no poseen branquias anales, y la respiración debe ser en ellos únicamente cutá. nea y estar localizada en los surcos laterales del pie, región en donde los tegumentos son ciliados y en donde la cavidad general recibe la sangre. El aparato circulatorio, el sistema excretor y los órganos reproductores tienen relaciones muy intimas en los solenogastros, y presentan disposi ciones elementales, aunque variadas. El corazón es dorsal, colocado en la región posterior, pero delante de las branquias anales cuando estos organos existen. El corazón puede presentar dos cavidades, dispuestas la una delante de la otra. Este corazón está contenido en una cámara formada por una membrana conjuntiva, región pericardíaca de la cavidad general, mejor marcada que todas las demás. Por delante el corazón se continúa en un vaso dorsal. Existe en algunos géneros un vaso ventral, pero la circulación lagunar es la más importante en la región pediosa ó subintestinal. A lo largo del vaso dorsal se originan los elementos sexuales, mediante la evolución de una capa celular peritoneal. Los sexos están separados en el género Chatoderma; los huevos y los cuerpos espermáticos se forman en el mismo individuo en los géneros Neomenia, Proneomenia y Lepidomenia. Los elementos sexuales caen en la cámara pericardíaca, y para salir al exterior siguen dos tubos de paredes glandulares, algunas veces ramificados, tubos que deben considerarse como nepidios, es decir, como los órganos excretores que corresponden á los tubos segmentarios. Cada tubo excretor se abre de una manera independiente en los Chatoder ma; los dos tubos se reunen para desemboca, juntamente en la cloaca en los géneros Neomenia, Proneomenia y Lepidomenia.

El sistema nervioso consiste en un cerebro más ó menos voluminoso colocado encima de la faringe. También se ve, independientemente de una comisura sublingual, un fuerte collar esofá gico, de donde nacen dos troncos laterales y dos troncos pediosos. Los troncos laterales terminan siempre por una comisura transversa supraintestinal. Los troncos pediosos subintestinales se reunen igualmente por una comisura ganglionar, Las comisuras transversas pueden unir entre sí á niveles determinados los cuatro troncos longitudinales, á modo de reproducir la disposicion escalonada tan característica de los Chiton. Los aparatos sensitivos están representados por pa

pilas bucales, por un botón epitelial supraanal y, sin duda, por las papilas ectodérmicas de los Proneomenia, que se introducen en la capa gelatinosa de la cutícula.

Esta clase no contiene más que los géneros siguientes: Chaetoderma, Neomenia, Proneomenia y Lepidomenia. Estos moluscos viven, en el Golfo de Gascuña el primero de los géneros citados, y los demás están distribuídos por todos los mares de Europa.

SOLENOGINO (del gr. owλýy, tubo, y yvvý, órgano femenino): m. Bot. Género de plantas (Solenogyne) perteneciente à la familia de las Compuestas, subfamilia de las tubulifloras, tribu de las asteroideas, cuyas especies habitan en Nueva Holanda, y son plantas herbáceas pequeñas, con casi todas las hojas arrosetadas en la base, alternas, desiguales, espatuladas, dentadas en el ápice, y los tallos filiformes, desnudos, en forma de escapos y terminados por una cabezuela pequeña con las flores amarillas; cabezuelas multifloras, radiadas, heterógamas, con varias series de flores femeninas en la circunferencia y las del disco masculinas por aborto del ovario, todas tubulosas; involucros casi hemisféricos, formados por tres series de escamas desiguales, obtusas, casi empizarradas, aplicadas y casi tan largas como las flores; corolas flosculosas, las del radio con tres dientes y las del disco con cinco; anteras desprovistas de apéndices; aquenios oblongotrasovados, comprimidos, sin pico y con el ápice terminado por una masa tuberculosa; vilano nulo.

SOLENOGLIFOS (del gr. owλýv, owλŷvos, tubo, y yλup, grabado): m. pl. Zool. Suborden de reptiles del orden ofidios, que se caracterizan por tener el cuerpo relativamente corto y grueso; cabeza aplanada, triangular ó en forma de corazón, y apareciendo el cuello como inserto en ella á manera de mango; la cola, de escasa dimensión, empieza á adelgazarse bruscamente en la parte posterior del tronco; el ojo protegido por una placa superciliar saliente, con escamación uniforme, que sólo por excepción se convierte en la cabeza en escudos de mayor tamaño; su carácter más distintivo es el desarrollo extraordinario del aparato venenoso; la mandíbula superior se halla reducida á un hueso pequeño, corto y ancho, que sólo lleva los dientes venenosos, cónicos, puntiagudos, muy curvos, y cuya base está perforada interiormente en toda su longitud para formar un canal que va á parar al surco trazado delante de su punta; con estos ganchos, que presentan igual estructura en todas las especies del suborden, comunican glándulas venenosas de extraordinario tamaño, que se extienden hasta el cuello y que pueden ser comprimidas por fuertes músculos, destilando de este modo una cantidad comparativamente considerable de materia ponzoñosa en la herida abierta por aquéllos. Se

compone el resto de la dentadura de estas serpientes de ganchos sólidos, sin perforación alguna, implantados los anteriores en el inframaxilar y los posteriores en el paladar.

Todos los solenoglifos, sin excepción alguna, son animales nocturnos. Durante el día no hacen más ejercicio que el indispensable para buscarse un sitio en el que puedan gozar tranquilamente del calor directo del sol ó para huir de algún peligro que les amenace Jamás se dedican å la caza de sus presas antes de la puesta del sol; todo lo más se apoderan de alguna que casualmente pase á su alcance. Su género de vida es tan análogo, que todo lo que se diga de cualquiera de las especies es aplicable á las demás. SOLENOGNATO (del gr. owλýv, owλñvos, tubo, Y yvátos, mandíbula): m. Zool. Género de peces del orden de los lofobranquios, familia de los signatidos, tribu de los hipocampinos, que ofrece los siguientes caracteres: abertura branquial reducida á una hendedura muy pequeña cerca del ángulo súperoposterior del aparato opercular; cuerpo comprimido, poco ó nada dilatado; una aleta dorsal blanda, sin abdominales y con una á más de las demás aletas también nulas; placas duras, rugosas, sin apéndices largos; cola pre

hensil.

SOLENOIDE: m. Fis. Hilo voltaico único, doblado primeramente en espiral y que vuelve des pués sobre sí mismo en línea recta por el eje del espiral.

Para confirmar Ampere su teoría del magnetismo, según la cual los fenómenos magnéticos

son debidos á una serie de corrientes circulares eléctricas del mismo sentido y perpendiculares á una dirección dada que constituye el eje del imán, construyó sistemas de corrientes circulares de este género por medio de conductores dispuestos convenientemente.

Imaginemos un hilo de cobre dispuesto de modo que se componga de una parte recta y otras circulares penpendiculares á la primera, como se indica en las figuras primera y segunda. Si se hace pasar una corriente por un conductor así

8 8 8 8 8 8 8 8 8 8 0 0

U O O O O O O O O O

mmm

Solenoides

dispuesto, las porciones rectilíneas de corriente serán neutralizadas una por otra por ser de sentido contrario; de modo que no quedará realmente sino una serie de corrientes circulares paralelas.

Si suponemos que el hilo conductor está arrollado en hélice, retrocediendo también por su eje, el resultado será el mismo que anteriormente, pues cada espira se puede suponer reemplazada por sus dos proyecciones, una circular sobre un plano perpendicular al eje, la otra rectilínea, según una recta paralela al eje. Al pasar una corriente eléctrica por este conductor en hélice así dispuesto, las componentes rectilíneas paralelas al eje se neutralizarán con éste, y no que dará más que una serie de corrientes circula

res.

Estos aparatos, por medio de los cuales se realizan sistemas de corrientes circulares paralelas, fueron llamados por Ampere cilindros electrodinámicos ó solenoides.

Para dar una gran energía á un solenoide se construye de un hilo fino recubierto de seda que da muchas vueltas yuxtapuestas en un cilindro de cartón. Para la experimentación se terminan las extremidades del hilo por puntas de acero, por medio de las cuales se cuelgan los solenoides de soportes especiales que permiten hacer que entre la corriente eléctrica por una extremidad y salga por otra.

Veamos las propiedades de los solenoides:

1. Si se hace pasar una corriente indefinida por encima de un solenoide móvil alrededor de un eje vertical, el eje de éste se pone perpendicular á la dirección de la primera, y además el sentido de la corriente es el mismo en el conductor de ésta y en las partes de las espiras más inmediatas á él. Se reproduce, en una palabra, la experiencia de Erstedt con los imanes. Y como en esta experiencia el polo austral del imán se desvía á la izquierda de la corriente, por analogía se llama polo austral de un solenoide la extremidad de éste que se coloca á la izquierda de la corriente, y polo boreal el opuesto ó que se dirige á la derecha

2 a Un solenoide es orientado como un imán bajo la influencia de la Tierra Sabemos que la Tierra obra sobre un imán como una corriente

de y el otro de un imán, se atraen ó se repelen como los de dos imanes ó de dos solenoides.

Resulta, pues, que un solenoide se comporta en todo como un imán, y esta analogía de propiedades confirma plenamente las ideas de Ampere sobre la naturaleza del magnetismo y pone de manifiesto la superfluidad de la antigua hipó tesis de los fluidos magnéticos.

Ampere y Savary aplicaron la fórmula que da las acciones de dos elementos de corriente å las corrientes infinitamente pequeñas de los solenoi des. Las leyes de la acción de un solenoide de pequeño diámetro sobre un elemento de corriente son las mismas que las de un imán sobre el mismo elemento. Resulta de estas leyes que la forma de un solenoide no influye en los efectos que produce, sino que todo depende de la posición de sus extremidades. Como éstas obran en sentido opuesto, no debe existir acción cuando se unen ó enlazan para formar un anillo cerrado; y así lo confirma, en efecto, la experiencia. Ahora bien: un imán de forma annlar da los mismos resultados; Gay-Lussac y Walter imanaron un anillo de acero rodeándolo de una hélice esférica, a pesar de lo cual no produjo ningún efecto magnético; y que estaba bien imanado era indudable, porque habiéndolo partido encontraron que cada fragmento constituía un imán completo. Todos los resultados dados por análisis, tanto para las acciones de unos imanes sobre otros como para la distribución del magnetismo en su interior, se vuelven á encontrar cuando se consideran los imanes como sistemas de solenoides.

Hay, sin embargo, entre los imanes y los solenoides una diferencia de fácil explicación, y es que los polos de los imanes no están situados en sus extremos como los de los solenoides. Depende esto de que los imanes son haces de solenoides paralelos y cuyos pequeñas corrientes cerradas, que marchan en sentidos contrarios en sus puntos más inmediatos, obran unas sobre otras de manera que impiden que sean exactamente perpendiculares al eje del imán, y entonces el punto de aplicación de la resultante de las acciones ejercidas sobre estas pequeñas corrientes por un elemento exterior se halla á una cierta distancia de la extremidad. La ausencia de magnetismo en las partes alejadas de la superficie es también una consecuencia de estas acciones mutuas de las pequeñas corrientes circulares, de tal manera que, si se pudiera obtener un imán formado de un hilo de moléculas, sus polos es. tarían exactamente en sus extremos; y, en efecto, los polos de los imanes se acercan tanto más á sus extremidades cuanto más pequeña es su sección.

SOLENOPO (del gr. owλýv, owλñvos, tubo, y TOûs, pie): m. Zool. Género de moluscos gasterópodos del orden de los solenogastros, familia de los neoménidos. Este género de moluscos está caracterizado por ofrecer el cuerpo comprimido en forma de media luna, corto ó muy alargado; los tegumentos consisten en una capa celular epidérmica muy abultada, la cual secreta un mucus cuticular sembrado de espículas calizas, producidas por ciertas células de esta misma capa ectodérmica; la región ventral está recorrida por un surco que se extiende desde la región oral hasta el ano, y en este punto el ectodermo está al descubierto y sin espículas; debajo del ectodermo existe una capa doble de fibras musculares transversales y longitudinales, la boca es ventral y situada casi en la terminación del cuerpo; el ano se abre en la extremidad opuesta, también en la cara inferior; la faringe está provista en muchas especies de papilas, que deben ejercer funciones sensitivas; el intestino es recto, con ensanchamientos regulares que corresponden á los sacos hepáticos, análogos á los que poseen los gusanos; la extremidad posterior del intestino se abre en una especie de cloaca, en el fondo de la cual se encuentran algunos troncos branquiales; el corazón es dorsal y está colocado formada por una membrana conjuntiva, región en la región posterior, contenido en una cámara pericardíaca de la cavidad general; los huevos y los cuerpos espermáticos se forman en el mismo individuo; los elementos sexuales caen en la cámara pericardíaca y para salir fuera del cuerpo siguen dos tubos de paredes glandulares, los cuales se reunen para desembocar juntamente en la cloaca; estos tubos deben considerarse como 5.a Por último, dos polos, uno de un solenoi- nefridios, es decir, como órganos excretores que

indefinida que fuera perpendicular al meridiano
magnético y marchara de E. á O La misma ac-
austral de un solenoide móvil alrededor de un
ción ejerce, pues, sobre un solenoide, el polo
eje vertical se dirige hacia el N. y el polo boreal
dirección de la aguja de declinación.
hacia el Mediodía, y el eje del solenoide toma la

Si el solenoide es móvil alrededor de un eje tico, se comporta como una aguja de inclinahorizontal, perpendicular al meridiano magné

ción.

3. Los polos de dos solenoides se repelen ó se atraen como los de dos imanes. Fácilmente se dispone la experiencia que demuestra esto.

4. Dividiendo un solenoide en dos partes, cada una de éstas se convierte en un solenoide

único, como sucede con los imanes.

« AnteriorContinuar »