Imágenes de páginas
PDF
EPUB

tambres insertos sobre un disco hipogino, con los filamentos libres, lampiños, y las anteras terminales, salientes, mochas, con las celdas dehiscentes por poros laterales; ovario unilocular, con un solo óvulo colgante del ápice de una placenta parietal; estilo saliente, persistente, y estigma obtuso; el fruto es una cápsula unilocular, bivalva y monosperma.

SINDÉSMIDO (del gr. ovdeσuos, ligadura): m. Bot. Género de plantas (Syndesmus) perteneciente á la familia de las Terebintáceas, cuyas especies habitan en la India, y son arbustos pequeños, con las ramas muy divididas y angulosas; las hojas alternas, aproximadas hacia los ápices de las ramas, sencillas, lanceoladas, coriáceas, enterísimas, brillantes y nerviadas; flores en corimbos compuestos, terminales, con los pedicelos capilares provistos en su base de brácteas lineales y caedizas; cáliz de color rojo de cochinilla, espatáceo y hendido lateralmente; corola de cuatro á cinco pétalos adheridos por su base al disco, doble largos que el cáliz, membraná. ceos, lineales lanceolados, patentes, empizarrados en la estivación; cuatro ó cinco estambres inser. tos en el disco bajo el ovario, con los filamentos acuspidados, patentes, y las anteras oblongas, bífidas en su base y longitudinalmente dehiscentes; ovario pedicelado, deprimido, casi globoso, apiculado por el estilo persistente, oblicuo y unilocular, con un solo óvulo erguido, y estilo lateral ascendente, filiforme, con estigma senci. llo y agudo; el fruto es una drupa poco carnosa, resinosa, arriñonada y monosperma; semilla invertida, con el embrión sin albumen, los cotiledones transversales y carnosos y la raicilla

curva.

SINDESMO (del gr. oúvdeouos, ligadura): m. Bot. Género de plantas (Syndesmon) pertene ciente á la familia de las Ranunculáceas, tribu de las anemoneas, cuyas especies habitan en el hemisferio boreal, y son plantas herbáceas, perennes, con las raicillas pelosas ó glumosas, y con las hojas alternas, multipartidas en lacinias de forma diversa, con pecíolos ensanchados en su base é insertos sobre un tallo anual y generalmente fistuloso; inflorescencia compuesta de racimos irregulares, con las flores frecuentemente dióicas ó polígamas; cáliz sepaloideo formado de cuatro ó cinco folíolas muy caedizas y empizarradas en la estivación; corola nula; estambres numerosos, hipoginos, libres, uniloculares, conteniendo cada uno un solo óvulo colgante; cuatro á 15 aquenios sentados, aovado-oblongos, estriados y con costillas; semillas invertidas.

cia arriba, con un diente en su base; todos los
tarsos más cortos que las tibias.

Las larvas tienen la cabeza córnea, muy con-
vexa y sin ojos; lleva dos antenas de cinco arte-
jos cada una; los órganos bucales se componen
de un labro distinto del epistoma, de mandíbu-
las muy robustas y dentadas en su parte interna,
de maxilas en las que los dos lobulos que las
forman están separados y provistos de cilos ó de
pequeñas espinas; los palpos maxilares se com-
ponen de cuatro artejos; los segmentos del cuer-
po están revestidos de una piel delgada y lisa;
los segmentos torácicos son de la misma magni-
tud y llevan patas compuestas de cuatro piezas
terminadas por un solo gancho; los segmentos
abdominales son nueve y el último está dividido
por un surco en dos porciones; los estigmas son
notables por su forma arqueada; el primer par
está situado sobre el protórax y los ocho restan-
tes sobre los ocho primeros segmentos abdomi.
nales.

Este género no contiene más que una especie de Tasmania, el Syndesus cornutus Fab., de mediano tamaño, color ferruginoso, enteramente glabro y muy curioso por la escultura de sus élitros, que están cubiertos de surcos aproximados, muy anchos, con los intervalos con costillas y estrechos. Este insecto vive debajo de las hojas y dentro de los troncos de los árboles.

SINDH: Geog. Río del Cachemira, India. Lo forman cuatro glaciares de los montes Dzanskar, al N. de la laguna Chicha y del sistema del Uarduan; pasa por Baltal, Sonamarg, Tay vadz, Gaganghir, Gund y Hari; recibe gran número de torrentes, y en Mangam se divide en dos brazos: el de la dra se subdivide á su vez en varias corrientes que se reunen en los cañaverales del lago Ualar; el de la izq. continúa su curso hacia el S. y llega apenas al lago Dal de Srinagar. El curso del Sindh de Cachemira es de 110 kms. || Río del Malva y del Bandelkand. Nace en el principado de Tonk, cerca al O.N.O. de Sirondj; entra en el est. de Scindia, surca la meseta de Guna, traza la frontera del Dattia del Bandelkand, recibe por la izq. el Parbati, pasa bajo el puente del f. c. de Gualior á Yansi, baña á Siora, recibe por la izq. el Morar y el Caveri y por la dra. el Pahudj en Yalaon, y después de un curso de 450 kms. vierte sus aguas en el Yemna, en la frontera de los dists. de Etaveh y Yalaon y en el lugar sagrado llamado Tribeni.

indígena de Jaixpur. El Alto Sindh, Upper Sind
Frontier en inglés, hállase entre el Chikarpur al
S., el Beluchistán al N. y el Bahavalpur del
Penyab al E.; tiene 5540 kms.2 y 130000 habi-
tantes, y su cap. es Yacobabad.

- SINDH 6 SINDHU: Geog. Nombre que los
indios dan al Indo (véase).

SINDHIA: Geog. V. SCINDIA.

- SINDH Ó SINDHI: Geog. País de la región N.O. de la India; forma una prov. de la presidencia de Bombay, en ambas orillas del Indo inferior y en los dos lados de su delta. Está liSINDESO (del gr. oúvdeois, acción de ligar): Rayputana, al S. por el Raun de Kach, al S.O. mitado al E. por el Penyab, el Bahavalpur y el m. Zool. Género de insectos del orden de los coleópteros, familia de los lucánidos, tribu de los por el Mar de Arabia, y al O y al N. por el Besindesinos. Este género está caracterizado por luchistan; 140170 kms.2 y 2850000 habits. La ofrecer el menton muy pequeño y transversal; cap. es Karachi, que ha reemplazado á Haiderala lengiieta córnea, entera y cubierta por el menbad, antigua cap. de la región. Comprende esta ton; el lóbulo externo de las mandíbulas peque-chi, Haiderabad y Thar-Parkar, y el principado prov. los dist. de Alto Sindh, Chikarpur, Karaño, córneo, delgado, y el interno casi nulo; los palpos largos y filiformes, el último artejo de todos algo fusiforme y tan largo como el segundo; las mandíbulas mucho más largas que la cabeza, delgadas y cortantes superiormente, rectas, muy agudas en su extremidad, con un diente muy fuerte por encima cerca de su parte media; el labro triangular, alargado y vertical; la cabeza muy transversal, cóncava, con sus ángulos anteriores tuberculiformes, escotada por delante; los ojos muy gruesos, muy salientes, redondeados y enteros; antenas medianas; su primer artejo muy robusto, arqucado, los dos siguientes turbinados,, iguales, los siete últimos constituyen la maza, filiformes y muy largos; el protórax en forma de un cuadrado transversal, redondeado en los ángulos posteriores, recto lateralmente, apenas escotado por delante, convexo, con algu nos surcos muy anchos en su parte media, con un tubérculo anterior; el escudo cordiforme; élitros alargados y cilíndricos; las patas medianas; fémures anteriores comprimidos y anchos; tibias del mismo par dentadas en toda su longi-. tud; los dos dientes terminales son contiguos; los cuatro posteriores con algunos dientes pequeños; tarsos anteriores más cortos, los demás un poco más largos que sus tibias respectivas y un poco vellosos; el mesosternón muy estrecho encorvado hacia atrás; el prosternón lamelifor me y redondeado; el cuerpo alargado y cilíndrico; las hembras tienen las mandíbulas de la longitud de la cabeza, comprimidas, encorvadas ha

SINDI: Geog. C. del dist. de Uardha, prov. de
Nagpur, Central Prov., India, sit. en el f. c. de
Bombay á Nagpur y Bengala; 5000 habits.

SINDIANOS: Geog. ant. V. SINDOS.
SINDICADO: m. Junta de síndicos.

...

. pues mira si mal has hecho, que hay SIN-
DICADO en el cielo y en la tierra.
La Celestina.
SINDICADOR, RA: adj. Que sindica. U. t. c. s.
SINDICAR (de síndico): a. Acusar ó delatar.
- SINDICAR: Poner una nota, tacha ó sospe
cha.

SINDICATO: m. SINDICADO.
SINDICATURA: f. Oficio ó cargo de síndico.

Esta elección se hará cada dos años, y otro
tanto tiempo durará la SINDICATURA, quedan
do á arbitrio del Ayuntamiento reelegir al que
creyere digno de esta distinción, etc.

JOVELLANOS.

- SINDICATURA: Oficina del síndico.

SINDICO (del lat. syndicus; del gr. σuvôikos, de ov, con, y ôíkŋ, justicia): m. El que en un concurso de acreedores ajusta las cuentas y recauda lo que pertenece á la quiebra.

-¡Hacerme esperar dos horas... á mi, Ber ton de Burkenstaf, SÍNDICO del comercio, etc. LARRA.

A nadie se puede prender que él (don Policarpo) no vaya á visitar en el calabozo; si hay junta de acreedores, él quedará nombrado sín. DICO; etc. MESONERO ROMANOS.

- SINDICO: El que tiene el dinero de las li mosnas que se dan á los religiosos mendicantes. - SINDICO: PROCURADOR SÍNDICO.

Clamaron los diputados y síNDICO del común, y clamaron también con razón, etc. JOVELLANOS.

... y si no fuera
Porque pasó por alli
EI SINDICO Juan de Urrea,
No sé en qué hubiera parado.
BRETÓN DE LOS HERREROS.

SINDIHUI: Geog. Pueblo cab. de municip. del dist. de Nochixtlán, est. de Oaxaca, Méjico; 855 habits. Sit. al pie de un cerro, á 99 kms. al S.O.

de la cab. del dist.

SINDJER: Geog. V. SANJEDA.

SINDJERA: Geog. C. del dist. de Kandech, prov. de Deján, Bombay, India, sit. al N.N.O. de Dulia, á orillas del Burai y á 6 ó 7 kms. de su confl. con el Tapti; 4300 habits.

SINDOC: m. Bot. Nombre vulgar con que se designa una planta perteneciente á la familia de las Lauráceas, cuya denominación científica es Cinnamomum javanicum Blum.

SINDOL: Geog. Pueblo de la prov. de Zambales, Luzón, Filipinas; 2080 habits. Sit. cerca de la costa, entre Cabangán y San Felipe, en terre. no llano que produce algodón, arroz, caña dulce, maíz y ajonjolí. Tiene asimismo muchas y esti madas maderas en su término. Hay fabricación de telas ordinarias y no escasa pesca. Comercia bastante con los pueblos cercanos. Pertenece á la parroquia de San Felipe, y ha sido fundado recientemente por los Recoletos.

domice) perteneciente al tipo de las muscineas, SINDOMICE: f. Bot. Género de plantas (Synclase de las hepáticas, orden de las marcáneidas, familia de las Marcanciáceas, cuyas espe cies habitan en la Europa media y meridional, Norte de Africa y algunas en las Antillas: receptáculos masculinos disciformes y sentados sobre la fronde ó empotrados en ella; cabezuelas femeninas sostenidas por un pedúnculo engrosado, hemisféricas y presentando los arquegonios en la cara inferior; involucro nulo é involucrillos cupuliformes, truncados, independientes unos de otros, pero soldados con el raquis; cofia corta, persistente, cubriendo la base de los espo rangios; éstos tienen un pedicelo muy corto y

abriéndose transversalmente.

SINDORO: Geog. Volcán del centro de la isla de Java, Indias holandesas, Archip. Asiático, sit. entre las prov. de Kedu y Bagelen, al S.0. de Samarang y al N.O. del volcán Sumbing, con el cual forma el grupo llamado los Dos Hermanos. Su alt. es de 3 124 m. Está casi extinguido, pues sólo arroja algunas humaredas.

SINDORSKOIE: Geog. Lago del gobierno de Vologda, Rusia. sit, en la frontera de los distritos da farensk y de Ust-Sisolsk, en país de bosques y pantanos; tiene 21 kms. de largo por 7 de anchura máxima; recibe en la parte occidental de su litoral N, el Tsimsia-Vurun y des agua al S. por el Vichera en el Vichegda, afl. del Dwina del Norte.

SINDOS, SINDONES Ó SINDIANOS: m. pl. Etnog. Pueblo del Cáucaso. Habitaban el país á que dieron el nombre de Sindica, sit. entre la extremidad N.O. del Cáucaso, el Ponto Euxino y el Hispanis Kuban, y que hoy es la península de Taman. Estaban en él el lago Síndico (hoy limán del Kuban ó Golfo Kiziltach), que comunicaba con el mar por una estrecha boca, y la c. de Sinda, hoy Anapa, que ha llevado también el nombre de Sindglick.

SINDRÁN: Geog. V. SAN PEDRO DE SINDRÁN. SINDSI, SINYI Ó SINZI Geog. Lago de la isla Hondo, Japón, sit. en la prov. de Idsumo, 100 kms. de sup. Recibe al O. el Hino-Gava y vierte al E. en otra laguna litoral, el Nakano-Umi ó Nakanumi. En la punta E. del lago Sindzi se halla la c. importante de Matsuye.

SINDVAI: Geog. C. del dist. de Chanda, provincia de Nagpur, India, sit. al N. E. de Chanda, en el valle del Andhari, cerca de un estan que que fertiliza campos de arroz y de caña de azúcar.

SINE: Geog. País de las posesiones francesas del Senegal, sit al S. del Cabo Verde, entre el Baol y el Salum. Riégalo el río Sine, afluente derecho de Salum, tributario del Océano Atlántico.

SINECDOQUE (del gr συνεκδοχή; de συνεκδέχο ua, recibir juntamente): f Tropo que consiste en extender, restringir ó alterar de algún modo la significación de las palabras, para designar un todo con el nombre de una de sus partes, y viceversa; un género con el de una especie ó al contrario; una cosa con el de la materia de que está formada, etc., etc.

Los tropos principales... son cinco, á saber metafora, metonimia, SINÉCDOQUE, ironía y antonomasia.

JOVELLANOS.

-SINÉCDOQUE: Ret. La sinécdoque, voz que significa comprensión, es un tropo que consiste en designar un objeto físico ó metafísico con el nombre de una de sus partes, ó al contrario, en designar una parte de dicho objeto con el nombre del todo Podemos distinguir ocho especies de sinécdoque: 1 De la parte por el todo; v. gr. Mil almas, mil cabezas, por mil personas, mil reses; cien velas, por cien buques: el Manzanares, el Sena, Londres, por la nación española, la francesa, la inglesa, el nombre de un general ó del jefe de una tribu, por el ejército ó la tribu entera; como la victoria quedó por Julio César; Benjamín está sin fuerzas y Judá sin virtud; cinco primaveras, cinco inviernos, por cinco años; la Providencia, la Justicia divina, por Dios 2. Del todo por la parte. Esta sinécdoque es poco frecuente, lo mismo en latín que en castellano, pero muchas de las siguientes pueden reducirse á ella, principalmente las de la materia por la obra y del plural por el singular Sin embargo, decimos. perecieron mil hombres, resplandecían las picas, no siendo más que el cuerpo el que perece y el metal de la pica lo que brilla. 3." De la materia por la obra. El pino por la nave; el acero por la espada; el bronce por el cañón ó la campana. 4. Del número: el singular por el plural ó viceversa; ó bien un número determinado

por otro indeterminado; v. gr.: el hombre, el pastor, el belga, el español, el rico, por los hombres, los pastores, etc La patria de los Cicerones y Virgilios, por la patria de Cicerón y de Virgilio; mil veces te lo he dicho, por muchas veces. 5 Del género por la especie. como cuando con los nombres genéricos de animal, bruto, árbol, designan la ideas especiales de toro, caballo, álamo, etc., y cuando decimos mortales por hombres, animal por animal irracional. 6.a De la especie por el género. v. gr., el hombre es mortal, no sabe ganar el pan, en cuyos ejemplos hombre comprende también la mujer, y pan toda especie de alimento. 7.a Del abstracto por el concreto: v. gr., la juventud, la magistratura, la nobleza, por los jóvenes, los magistrados, los nobles; la blancura de su tez, el marfil de sus dientes, por su blanca tez, sus dientes de marfil. En este último ejemplo hay también una metáfora. 8. Del individuo (antonomasia), en la que puede to marse el nombre común por el propio ó viceversa, que equivale a decir la especie por el individuo, ó el individuo por la especie; v. gr., el cartaginés, el troyano, por Aníbal, Encas; es un Cicerón, un Homero, un Nerón, para dar á entender un excelente orador, un poeta sublime, un hombre cruel; un Mecenas, un Zoilo, un Aristarco, un Creso, etc. Estas últimas expresiones encierran también una metáfora, pues examinan dolo detenidamente se verá que no hay diferen cia alguna en la esencia ni en la causa de estos tropos: es un león, es una Venus, es un judío, es un estoico; y, sin embargo, el primero se pone en todas las retóricas como ejemplo de metáfora, y los demás como ejemplo de antonomasia (Colly

Vehí).

SINECURA (del lat, sine cura, sin cuidado): f. Empleo ó cargo retribuído que no ocasiona trabajo alguno ó da muy poco que hacer.

SINEDRA (del gr ovv, con, y tdpa, asiento): f. Bot. Género de plantas (Synedra) perteneciente al tipo de las talofitas, clase de las algas, orden de las feoficeas, familia de las Diatoniáceas. Sus especies se caracterizan porque las células se unen formando bordoncillos o varitas prismáticorrectangulares, y al fin se unen entre sí por uno ú otro de sus extremos; su cara secundaria es tan larga como la primaria, pero generalmente algo más estrecha, y presenta en su línea media un relieve longitudinal de corta extensión.

SINEDRELA (dim, del gr. ovvedpela, reunión): f. Bot. Género de plantas (Synedrella) pertene. ciente á la familia de las Compuestas, subfamilia de las tubulifloras, tribu de las senecionídeas, cuyas especies habitan en las Antillas, y sou plantas herbáceas, erguidas, dicótomas, con el tallo cilíndrico y casi lampiño; las hojas opues tas, pecioladas, ovales, adelgazadas por ambos extremos, enterísimas, algo vellosas, y las cabezuelas sentadas en las axilas de las hojas supe riores, casi aglomeradas y con flores amarillas; cabezuelas multifloras, heterógamas, con las flores del radic generalmente en número de ocho, dispuestas en dos series liguladas y femeninas, y las del disco todas hermafroditas y tubulosas; involucros oblongos, formados por pocas brácteas, escamosas y erguidas; receptáculo pequeño, plano y pajoso; corolas del radio semillosculosas, las del disco flosculosas con el limbo quinquedentado, aquenios de la circunferencia comprimidos, ovales, con dos aristas ó mochos y con las márgenes provistas de alas laciniadas, los del disco lineales, cası tetragonales, enteros y con dos o tres aristas.

SINEDRIO m. SANEDRÍN.

caracteres interiores se diferencian muy poco, pues sólo son de notar los siguientes: la charnela es pectinada; en el interior de las valvas se presenta bajo los ganchos un cierto número de impresiones musculares accesorias, correspondientes á los músculos adductores del saco visceral; son de bastante tamaño, están estriadas, y en los moldes se ponen de manifiesto por unas quillas y unas estrías perfectamente distinguibles; las impresiones de los músculos adductores de las valvas son normales.

SINELASMA. f. Zool. Género de insectos del orden coleópteros, familia cerambícidos, tribu lamiinos. Este género de insectos se reconoce por ofrecer los siguientes caracteres: mandibulas medianamente largas, robustas; cabeza entre sus tubérculos anteníferos; antenas robustas, gruesas en su extremidad, algo pubescentes, ciliadas por debajo en su base, largamente franjeadas en su extremidad, apenas llegan hasta la mitad de los élitros; ojos finamente granulosos, divididos, sus líndrico, provisto en cada lado de un tubérculo lóbulos muy pequeños; protórax transversal cianterior; élitros cortos, convexos, paralelos, redondeados por detrás, provistos cada uno en su base de una cresta fasciculada, patas iguales y robustas; fémures lineales: los posteriores llegan hasta el tercer segmento del abdomen, el quinto segmento abdominal en forma de triángulo curvilíneo transversal, metasternón corto; mesoster

nón truncado por delante, cuerpo ancho, pesado y pubescente

El tipo de este género es el Synelasma bufo Pascoe, originario de Borneo, de regular tamaño y revestido de una pubescencia más o menos obscura; tiene además los élitros muy rugosos y granulosos.

SINEDRO (del gr. σúv, con, y áidpía, ignoran-polípero múltiple ó compuesto, de aspecto percia): m. Bot. Género de plantas (Synædrys) perteneciente al tipo de las talofitas, clase de los hongos, orden de los basidiomicetos, suborden de los gasteromicetos, cuyas especies aparecen como honguitos muy pequeños y negruzcos sobre la superficie de diversos órganos de las plantas, y se caracterizan por tener peridio membranoso, casi globuloso, revestido de pelos opacos y más tarde abierto por su mitad, y esporidios sencillos, translúcidos, mezclados con una materia gelatinosa

Adrián de Vilariño, ayunt. y p j. de Cambados, SINEIRO: Geog. Lugar de la parroquia de San prov de Pontevedra; 81 habits.

SINEK: m. Paleont. Género perteneciente á la familia nucúlidos, suborden arcáceos, orden tetrabranquiales, clase lamelibranquios, tipo moluscos. Data este género del año de 1881, en que le crcó el paleontólogo Barrande, que le encontró representado en las formaciones del terreno silúrico de Bohemia; sus caracteres exteriores son el presentar una concha equivalva cerrada, de forma triangular é inequilateral, pues el lado posterior es mucho más corto que el anterior; los ganchos están inclinados hacia atrás, es deeir, son opistogiros; la superficie es generalmente lisa, pues los adornos son muy escasos; el borde de las valvas es simple ó se presenta almenado; la charnela es angulosa y la foseta del ligamento interno es triangular; hállase colocada en el medio y es algo oblieva hacia adelante; en cada lado de esta foseta se encuentra una fila de dientes agudos, cortantes por ser muy comprimidos y muy numerosos; las impresiones de los músculos adductores de las valvas son desiguales, siendo la impresión paleal simple y estando nacarado el interior de dichas valvas En el interior no se parece tanto como en el exterior al género Nucula, pues se presenta la charnela subrrectilínea ú obtusamente angulosa; los ganchos son poco salientes y carecen de área, siendo completamente desconocida la dentición de esta concha; las impresiones de los músculos adductores de las valvas y la línea paleal no se conservan bien, siendo las impresiones umbonales semejantes á las del género Mioplusia. La especie más importante del género Synck es la antiquus. Algunos consideran al género Myoplusia, creado por Neumayr en 1883, como incluído bajo subgénero en el que acabamos de describir, pues la forma es parecida en un todo, y en cuanto a sus

SINELIA f. Palcont. Género perteneciente á la familia de los oculinidos, en el orden de los aporosos, subclase de los zoantarios, clase de los antozoarios y tipo de los celentereados. Es un fectamente ramoso, y que debía reproducirse por geminación lateral a juzgar por el sistema que siguen las formas actualmente vivas y pertenecientes al mismo grupo, el cáliz presenta unas especies de costillas bastante fuertes, y que hacen el oficio de refuerzos para dar al mismo más consistencia El cenénquima es compacto y está soldado directamente con las murallas, que constituyen la parte más externa del polípero. La endoteca es bastante gruesa, rellena, ó disminuye el espacio libre de los polipierites de bajo en alto, y los tabiques son muy poco numerosos y se hallan desprovistos por completo de las formaciones que han recibido el nombre de sinapticulos. La columnilla que soporta los dife rentes pólipos tiene una apariencia completa. mente estiliforme. Pertenece el género Synhelia á las formaciones del terreno cretáceo, habiendo sido descrito primeramente por Edwars y Haime.

SINEMURIA: f. Paleont Género de la familia de los cardínidos, suborden de los submitílidos, orden de los tetrabranquiales, clase de los lamelibranquios y tipo de los moluscos. La concha es inequilateral, de forma trígona, oval y á veces oblicua, adornada de estrías de crecimiento, bastante comprimida, consistente y gruesa; los ganchos son enteros, están dirigidos hacia adelante, aguzados y aproximados, teniendo un tamaño bastante pequeño; el ligamento es externo. La valva derecha presenta un diente lateral anterior y otro diente cardinal; la valva izquierda tiene dos dientes cardinales y un diente lateral posterior, los dientes laterales están entre sí bastante separados, y los dientes cardinales se presentan truncados y redondeados; la impresión del músculo anterior adductor de las valvas es bastante profunda; el género Sinemuria fue creado por Christol en 1841, y sus especies distribúyense con bastante regularidad en toda la larga extensión que media desde el terreno triásico hasta el oolítico, presentándose el máximum de las riquezas de formas en el yaci miento del lías inferior, y siendo la más importante de todas sus especies la S. Listeri. Descríbese como subgénero del Sinemuria el Trygonodus, dado á conocer por Sandberger en 1864, y caracterizándole por presentar su diente lateral posterior fuerte y grueso, simple en el lado derecho y doble en la parte izquierda; el diente lateral anterior es por el contrario muy corto y de tamaño pequeño: los dientes cardinales per

fectamente separados entre sí, y las impresiones musculares son alargadas. Las formas de este subgénero pertenecen todas al terreno triásico, siendo la más importante la Trygonodus Sandbergeri, descrita por Alberti.

SINEMURIENSE (del lat. Sinemurium, n. pr.): adj. Geol. Dicese de la época ó piso pertenecientes al período liásico en la serie jurásica, dentro de la era y terreno secundarios. Hállase limita do estratigráficamente por dos pisos, pertenecientes al mismo período de que él forma parte; en la parte inferior hállanse las formaciones del piso hetangiense, sobre las cuales descansa, y superiormente cubierto por los sedimentos pertenecientes al piso lianense ó liásico propiamente dicho. El nombre que recibe fué dado por el paleontólogo D'Orbigny, en cuya serie de los terrenos sedimentarios formaba el séptimo piso, y ha sido el posteriormente adoptado, aunque con límites variables de los por aquél asignados. Ha tenido numerosas sinonimias, debidas unas á la posición ó colocación del mismo y otras á sus caracteres paleontológicos, y fundadas las restantes en la composición mineralógica ó petrográfica de sus estratos; entre las primeras merecen citarse las del lías inferior, lowerlías shale de Phillips, infralías de Leyme ric y unterlías de Romer; al segundo de los conceptos debe todas las voces unidas al más importante de los géneros que en él viven, que es la Gryphea arquata, á la que generalmente se ha unido la palabra de la roca en el más constante, que es la caliza, citando, por lo tanto, tan sólo los nombres de Turnerthon, SandthonKalck y parte del Achwarzer Jura de Schmit. Entre los varios nombres debidos á la composi ción, figuran el de arenisca infraliásica de Dufrenoy, arenisca liásica de Terquem y parte del Quadorsandstein de los alemanes. Modernamente el piso sinemuriense comprende tan sólo uno de los tres pisos del Jura negro de los alemanes, pues según Lapparent se debe separar de él la parte correspondiente al piso creado por Renevier con el nombre de hetangiense, ó sea el in fralías de la mayoría de los geólogos, y el lías blanco de los ingleses.

La distribución geográfica de este piso es bastante extensa, pues en Francia es uno de los terrenos más abundantemente representados, pues se halla constituyendo las areniscas de la Lorena y el Luxemburgo las calizas arenosas y las margas del departamento de las Ardenas, y forma las clásicas calizas de grifeas en otra porción de sitios, entre los cuales figuran la Borgoña, parte del Jura, la cuenca del Ródano y la Provenza, el Languedoc y Normandía. En Inglaterra hállase la continuación de la cuenca angloparisiense, y forma una banda no interrumpida casi, y dirigida en dirección N.N.E., que parte de Lyme-Regis, atraviesa todo el Dorsetshire, sigue por otra porción de condados hasta el Lincolnshire, formando allí un semicírculo por todo el condado de York, en el cual termina. En Alemania existe en parte del Gran Ducado del Rhin, de donde se prolonga hasta constituir las formaciones de Bélgica, presentándose también en Prusia y Baviera. En España se cita desde muy antiguo en algunos puntos de la provincia de Santander y otros de la de Teruel, pudiendo también señalarse algunas localidades italianas donde se presenta, y habiendo llegado á señalarse en algunos puntos de la Amé. rica meridional, sobre todo en los altos de la cordillera del Guasco, en Chile.

La estratificación de este piso prueba la continuidad con que se ha presentado respecto á las formaciones sobre que descansa y á las cuales recubre, pero se presentan, sin embargo, algu nas discordancias y aislamientos con las formaciones superiores, y así falta por completo el piso liásico propiamente dicho en algunos puntos de Sicilia, de Chile, en la provincia de Santander. Las discordancias de aislamiento se notan á veces en sentido inverso por la falta de los estratos sinemurienses debajo de los liásicos, como se observa en algunos departamentos franceses, como Calvados, Deux Sèvres, La Vendée y otros, en donde se ve que se han nivelado las desigualdades del litoral antiguo por formaciones posteriores, descansando a veces las capas liásicas sobre los estratos silúricos, y en Chevillé han nivelade dislocaciones de capas carboníferas, reposando en Fontenay sobre las mismas formaciones graníticas. Esta falta del piso sine

[ocr errors]

muriense bajo las formaciones liásicas en todos los puntos que acabamos de indicar establece una discordancia que separa las dos formaciones perfectamente, y demuestran la existencia de un fuerte movimiento geológico ocurrido entre ambas. En todas las formaciones sinemurienses que rodean la meseta central de Francia se ven los estratos sinemurienses depositarse un poco inclinados hacia el fondo de una cuenca circunscrita de antemano, y excepto en los puntos muy dislocados esta uniformidad no se altera; la vertiente occidental de los Alpes franceses es la región en que esta formación ha sufrido más trastornos por el elevamiento de los mismos Alpes, presentándose estratos completamente verticales en algunos puntos, como Gévaudan, y apareciendo las capas completamente onduladas en otras localidades del mismo departamento de los Bajos Alpes. El espesor de este piso es bastante variable; pues mientras en algunos puntos, como ocurre en las areniscas del Gran Ducado de Luxemburgo, alcanza una potencia de 300 m., en el Sudoeste de Alemania las mismas formaciones tienen tan sólo unos 65, estando comprendidos entre estos límites los espesores que presentan las calizas de los Alpes con un centenar de metros, las de Thionville con 165, y las de LymeRegis evaluadas en unos 200.

De un lado la potencia de las capas sinemurienses, y del otro la variabilidad de su composición petrográfica, demuestran evidentemente que este piso se ha depositado durante un largo período de tiempo. Por la presencia de restos de plantas terrestres que no pueden depositarse más que en el litoral, por la de esqueletos enteros de vertebrados, ó por la abundancia de conchas flotantes de ammonites que no han podido depositarse más que en el nivel superior de las mareas de esta época, se pueden ir determinando todos los puntos litorales de los mares sinemurienses, y ya en la obra de Geología de D'Orbigny se marcan detalladamente los puntos que corresponden á esta facies del sinemuriense; los sedimentos silíceos y arcillosos que bajo la forma de partículas extremadamente finas se encuentran en algunos puntos indican la existencia de golfos muy tranquilos y de litorales poco sometidos á las grandes mareas. La falta casi completa de conchas de cefalópodos y la extrema abundancia de las de gasterópodos y lamelibranquios marcan zonas no muy lejanas de las costas en donde los elementos detríticos son más gruesos por exigir un movimiento bastante considerable de las aguas, debido á las marcas ó á las corrientes submarinas; estas analogías permiten afirmar á D'Orbigny que las arcosas sin fósiles se formaron bajo la influencia de un gran movimiento producido al fin del período triásico, y la que encierran restos orgánicos, como en el Luxemburgo, son evidentemente el resultado de co

rrientes submarinas.

Paleontológicamente se caracteriza este piso por la aparición del orden de los dípteros y de los peces poliptéridos, así como los géneros Belemnites, Turrilites, Unicardum, Astarte y Diadema, predominan en él los géneros Cardinia, Espiriferinia y Octocenia. Constituye varias zonas, tales como las del Belemnites acutus, Ammonites bisulcatus, Cardinia hibrida, Ostrea arquata y Spiriferina Waleotii. Un curioso fenómeno paleontológico de la época es la no extinción de ninguno de los seres anteriores á ella y la aparición de muchos durante la misma, demostrándose que por sus fósiles y por la superposición el piso sinemuriense es el principio de un nuevo período. Prescindiendo de los géneros que presentan tan sólo durante el período anterior los límites paleontológicos con los posteriores les dan un gran número de animales pertenecientes á grupos muy distintos y que aparecen en el período liásico, mereciendo citarse entre los reptiles el Pterodactylus, entre los crustáceos el Coleia, de los gasterópodos el Nerita, y varias formas de equinodermos y lamelibranquios. Los llamados antes caracteres paleontológicos positivos, debidos á la aparición de géneros nuevos en cada piso, los dan aquí varios de ellos, entre los cuales podemos citar, de los peces el Pachycorinus, de los cefalópodos los Belemnites y Turrilites, de los braquiópodos la Terebratella y de los equinodermos el Diadema. Como propios y especiales desde su aparición hasta su muerte, en el piso sinemuriense, pueden citarse muy pocos géneros, siendo principal y casi único un pólipo llamado Octocania.

Como datos de la cronología histórica de este piso debe recordarse que, según los geólogos clá sicos, el levantamiento del sistema del Thürin gerwald y del Morván, que puso fin á la época saliferiense, hizo desaparecer casi por completo la gran mayoría de los géneros animales y vege tales que caracterizaron el primero y segundo de los períodos zoológicos de nuestro planeta; siguiendo su modo de ver, la perturbación que ha dejado trazas evidentes en las areniscas y en las arcosas se efectuó muy lentamente, volviéndose á poblar de nuevos géneros y especies la superficie del planeta. Los mares tenían un límite muy poco diferente del de los triásicos, al menos en lo que se refiere á las grandes cuencas de la Eu ropa occidental, marcándose perfectamente la angloparisien, la mediterránea y la pirenaica, marcándose ya perfectamente el Estrecho de los Vosgos, que unía el continente belgarrenano con el Plateau Central, y el Estrecho Bretón, que ponía en comunicación á éste con el macizo Bretón; extendíanse sus aguas en la cuenca mediterránea y hasta el islote de Var, cubriendo los actuales límites de los Alpes por Italia y por Sicilia; al N. E. el Mar Mediterráneo se extendía por el Jura bañaba las dos vertientes de los Vosgos, poniéndose probablemente en comunicación con la cuenca angloparisién, cuyos límites occidentales subían desde Berchester por Warwik y Lincoln hacia la parte superior. Los continentes claro es que estaban marcados por los litorales anteriormente descritos, y en general y con relación á las formaciones anteriores habían aumentado muy poco de extensión, mere ciendo citarse tan sólo el aumento del continente belga por la parte occidental; los otros continentes, entre ellos el inglés y el sueco-ruso, en la América meridional. el sistema boliviano, dirigido de S. E. á N.E durante una longitud de más de 15o geográficos, ocupaba la Bolivia y el Perú hasta la costa actual, teniendo en general una forma y dirección muy diferentes de las de hoy.

Al hablar de la Paleontología hemos hablado del desarrollo de la vida en este período durante el cual vivían en sus mares los grandes ictiosauros del tamaño de los actuales cetáceos, numerosos peces de distintas especies, y poblaban sus riberas Ammonites, Belemnites y Turrilites en unión de otras numerosas conchas que constituían los organismos precursores de un nuevo período geológico. Los continentes hallábanse cubiertos de numerosas plantas, habiendo permitido al eminente paleontólogo Brongniart asignar algunos caracteres á la flora de aquel período, como son, en primer término, el gran predominio de las cicádeas perfectamente establecidas por la gran riqueza de géneros, entre los cuales figuran á la cabeza el Zamites y el Nilsonia; abundaban extraordinariamente los helechos de nervios reticulados, que apenas se encontraban en épocas anteriores, mereciendo citarse entre ellos los géneros Camptopteris y Thaumatopteris.

Una de las regiones más clásicas para el estu dio del piso sinemuriense es la de Lorena, en la cual están representados los cuatro pisos liásicos, constituyendo el que describimos un espesor de 40 á 45 m., formado por zonas, la inferior denominada del Ammonites bisulcatus y la superior la del Belemnites brevis, y caracterizadas las dos por la abundancia de fósiles pertenecientes á la Gryphaa arquata, á los que suelen ir unidos bastantes Pentacrinus; la composición minera lógica consiste en bancos ó estratos muy regulares de calizas, de 10 á 40 centímetros de espesor, alternando con margas y arcillas en lechos más potentes y que morfológicamente dan lugar en el valle del Mosella á la formación de una meseta ó páramo bastante inclinado que se termina al E. por un escarpe cuya altura varía de 300 á 350 m.,hallándose al O. terminado por una falla contra el pie de una gran pendiente compuesta de los pisos superiores del liásico. Otra región clásica para el sinemuriense es la Borgoña, á pesar de la escasa potencia con que se presenta, pues no excede de 7 á 8 m., que se distribuyen en tres zonas: la inferior caracterizada por el A. retiformis, la media por el A. Bucklandi con algunos nódulos fosfatados, y la superior, en que éstos abundan todavía más, correspondiente al A. stellaris y la Waldheimia cor. La caliza sinemuriense recibe el nombre de piedra negra de canteras, y está formada por bancos nodulosos é irregulares separados entre sí por capas margo

na

sas; cerca de Thostes hállase enteramente cn-
bierto por una masa de cuarzo ó pedernal ne-
gruzco que encierra abundantes nidos de bariti.
cristales de cuarzo, á los que alguna vez se
y
une también la florina, conteniendo también en-
tre otros elementos el cobre, el hierro y el plomo.
Los principales fósiles del sinemuriense clásico
de Semur son el Belemnites acutus y los Ammo-
nites bisulcatus, geometricus, Birchi, oxynatus,
obtusus y arquata, que en los bancos superiores
de la formación se ensancha poco a poco, pier.
de el surco y pasa á constituir la Griphea gigan-

tea.

á

En Inglaterra recibe esta formación el nombre de lower, lías, clay, and y limestone, hallándose comprendida entre el lías blanc y el marly sand stone, hallándose constituído por arcilla gris azulada, á veces de estructura pizarrosa, recibiendo entonces el nombre de shall, y por calizas arcillosas azules explotadas casi siempre para la obtención de cal hidráulica, alcanzando una potencia de 250 á 300 m. de espesor, si bien en el Yorkshire no pasa de 160; preséntanse cortes muy clásicos de esta formación, formando una serie completamente regular en el Glamorganshire exactamente igual que en la costa del Lyme Regis, presentándose entre los principales fósiles la Grypha incurva, el Ammonites Bucklandi y Hippopodium ponderosum, mereciendo citarse también dos peces, como son el Hybodus reticu latus y el Acrodus nobilis; de los reptiles, y espe cialmente de los enaliosauros, debe citarse el Ichthyosaurus communis y el Plesiosaurus dolichodeirus, en unión de un reptil curiosísimo y notable dispuesto para volar y de dentición completamente insectívora, como es el Pterodactylus brevirrostris.

La composición mineralógica del sinemuriense ofrece de notable el gran desarrollo de las margas y arcillas de colores obscuros, pardas, azules ó casi negras, que comunican á las canteras un aspecto singular. La estructura de las rocas es pizarrosa, presentándose también en grandes depósitos, alternando con alguna capa de caliza, comúnmente arcillosa. En algunos puntos, como en las cercanías de Delemont (Suiza), se presentan intercalados en los estratos de este terreno algunos nódulos de marga endurecida que participan del carácter arcilloso del terreno, con la particularidad de contener en su interior bellas

cristalizaciones de sulfato de estronciana.

Tal es la composición, en general, de este terreno y la del de España en los varios puntos en que se ha encontrado, como en Albarracín, las Majadas (Cuenca), Anchuela, Villar del Cobo, Guadalaviar, Prados Redondos, Brieva de Juarras, Griegos, Torremocha, Concha, Sarrión, etcétera. En unas localidades este terreno constituye mesetas muy estériles, como las de Tierras Muertas entre Uña y Valdemoro; entre otras se eleva á grande altura, formando la falda de montes muy elevados, como la sierra Camarena por ejemplo

En España se encuentra el sinemuriense bien caracterizado: en Baena y en la sierra de Antequera, que se extiende por Ronda hacia Gibraltar, por la caliza roja amonitífera, parecida á la de Italia, mientras que en Aragón, en los puntos ya indicados y en otros de Guipúzcoa y Señorío de Vizcaya, según el Sr. Collete y Verneuil, está formado de bancos de caliza compacta y de arcillas de colores obscuros. Verneuil, a quien tanto debe la Geología española, cita el collado del Horno de la Hava, cerca de Orta, como localidad curiosa para el lías, pues dice que se ha lla rodeado de calizas dolomíticas y de margas

yesosas y atravesado por una eurita verdosa.

Las formas y accidentes de este terreno y sus condiciones agrícolas, verdadero colorario de aquéllas, naturalmente han de variar con la na. turaleza de sus materiales; casi otro tanto puede decirse respecto de las substancias útiles que proporciona.

Las calizas ordinarias, como materiales de construcción; las blancas sacaroideas para la estatuaria; las de colores, como mármoles, y algunas que pueden servir perfectamente de piedras litográficas, dan bastante importancia á este terreno, en el que también son comunes las arcillas, que suministran cales hidráulicas excelentes.

Entre los metales el más abundante como ob jeto de explotación es el hierro, ora en piritas impregnando las margas, que desecadas se emplean como abono excelente y estimulante, ora

en estado de óxido hidratado en masas fibrosas
de muy buena calidad.

La descomposición de las piritas suministra:
primero, las caparrosas ó sulfato de hierro; y des
pués el alumbre, combinándose con la potasa y
la alúmina de las margas, que se explota en el
piso superior de este terreno en varios puntos de
Inglaterra.

Los famosos criaderos de calamina de Santander, en término de Potes, Cabezón, Selix, Udias y Comillas, arman, según Naranjo en una Memoria publicada en la Revista Minera en 1855, en el horizonte de la Ostrea cymbium y del Ammonites margaritutus. La matriz del mineral es la Dolomía celular (vulgo cayuela) y la caliza blanca compacta.

El cobre carbonatado y gris y la galena se encuentran igualmente en él, aunque en escasa cantidad. No sucede lo mismo con el mercurio nativo y el cinabrio, que se encuentran en este terreno en abundancia y se explotan en varios puntos de la Baviera. Tirol é Italia, y muy particularmente en Idria (Iliria, Austria), de donde se extraen 10000 quintales al año.

SINENSE: adj. Geol. Dícese de un piso ó for-
mación pertenecientes á la época escandinaviense
dentro del terreno y período cámbrico, en la era
primaria ó paleozoica, habiendo sido creado este
nombre por el geólogo y viajero alemán Richtho-
fen, que le dió á conocer en su libro titulado Das
nördliche China, publicado en Berlín en el año
de 1882. Está constituído en general por potentes
formaciones, en las que predominan especialmen-
te las pizarras, las areniscas y las calizas, desarro-
lladas en tan gran cantidad que a veces llegan
á presentar una potencia ó espesor variable entre
3500 y 6000 m. La arenisca, que se parece bas-
tante á la que constituye el piso de Potsdam, en
los Estados Unidos, contiene, especialmente en
la base, algunos estratos de conglomerados, pre-
sentando generalmente bastante dureza y colo-
res que varían entre el gris, el amarillento, el
pardo y el rojo, la estratificación se presenta
inuy marcada y algunas veces se presenta en
placas de muy escaso espesor. Es curioso ver
cómo se han marcado en estas areniscas las trazas

ó señales de las mareas en aquellas épocas, pre-
sentándose también agujeros de gusanos areníco-
las, que debían abundar mucho en aquella época;
también pueden señalarse en algunos puntos de
esta formación hechos análogos á los observados
en el Canadá, y que consisten en la presencia de
huellas ó impresiones llamadas protichnites, y
que han sido consideradas como trazas de gu-
sanos ó de crustáceos, especialmente de trilo-
bites según algunos. La fauna de las formacio-
nes sinenses está contenida en una caliza glo-
bulosa que ocupa la parte superior de todo el
sistema, siendo bastante parecido á la de Pots.
dam, y se caracteriza por la abundancia de Dice-
llocephalus y de Conocephalites, á los cuales se
unen, entre otros géneros de trilobites, el Cono-
coryphe, Agnostus, Olenellus, Peltura é Illanu
rus; en unión de los anteriores aparecen también
como muy característicos el Leperditia Trogen-
sis, Lingulella prima, Lingulella antiqua, Obe-
lella nana y Theca gregaria; también se han de-
terminado dos especies de Orthoceras, un proto-
zoario denominado Archæocyathus Atlanticus,
un graftolites que es el Dendrograptus, el Scoli-
thus linearis y algunos fucoides; la totalidad de
esta fauna corresponde á la de las pizarras de
lingulas, ó sea á los pisos ingleses de Dolguelly,
Festiniog y Maentwrog. Este piso se desarrolla
especialmente en las partes llamadas Saima-Ki
y en el departamento de Liautung.

SINEOS: m. pl. Geog. ant. Habitantes del de-
sierto de Sin, al N.O. del Egipto.

SINE QUA NON (liter., sin la cual no): expr. lat. V. CONDICIÓN SINE QUA NON.

SINÉRESIS (del gr, συναίρεσις; de συναιρέω, llevar ó tomar con): f. Gram. Figura de dicción, que consiste en diptongar vocales pertenecientes á sílabas distintas, haciendo de dos una sola: v. gr.: aho-ra, por a-ho-ra. Debe emplearse con mucho tino y sobriedad y sólo en aquellas voces en que lo autorice uso constante.

se resiste muchas veces (la versificación)... á la atropellada ó sorda pronunciación que producen las SINÉRESIS, etc.

JOVELLANOS.

[blocks in formation]

una.

FERNANDO DE HERRERA.

SINES: Geog. Villa, cabo y ensenada en la costa de Portugal, al S. de la bahía de Setúbal. A partir de la boca del Junqueiro empieza una playa rasa que recurva para el 0, á terminar en el Cabo de Sines, produciendo por consiguiente la ensenada dicha abierta al S.O. Puede fondearse en ella por 15 á 25 m. arena al abrigo de los vientos del primer cuadrante. Los barcos grandes lo verifican al S. de la v. de Sines, á una milla de distancia por 20 á 25 m. El cabo es saliente, peñascoso, escarpado y de poca altura, con dos islotes muy inmediatos por su parte del S.O., llamados Percebeiras. La v. de Sines, perteneciente al dist. de São Thiago de Cocem, del dist. de Lisboa, está al doblar el cabo por su parte del S. y cuenta 3400 habits., dedicados gran parte á la pesca y navegación. Es patria del célebre navegante Vasco de Gama. Puede reconocerse el Cabo de Sines por los molinos de viento que tiene en su cumbre, y por un fuerte contiguo que hay al S. de la población.

SINESIO: Biog. Escritor y filósofo griego, obispo de Ptolemaida. N. en Cirene (Africa) de 360 à 370. M. hacia 415. Descendiente de una familia originaria de Grecia, pertenecía Sinesio á la religión pagana; y deseoso de completar su instrucción marchó á Alejandría, en donde siguió las leyes de la sabia Hipatia, con la cual entró en íntimas relaciones. Cuando abandonó esta ciudad, Sinesio se fué á Atenas, pero al ver que nada tenía que aprender de los maestros que allí enseñaban volvió à Cirene, en donde distribuyó el tiempo entre el estudio el cuidado de sus posesiones y la caza, á la cual era muy aficionado. La alta consideración que había adqui rido entre sus conciudadanos le valió ser enviado á Constantinopla cerca del emperador Arcadio, para pedirle auxilio en favor de la Cirenaica, saqueada por los barbaros y arruinada por los terremotos (397). Pero allí se le opusieron interminables dificultades, y hasta pasados dos años no pudo conseguir una audiencia del emperador, quien le concedió la exención de todas las cargas públicas. En 400 abandonó á Constantinopla y regresó á Egipto. Habiendo encontrado su país natal infestado de bandidos, consiguió ahuyentarlos con el auxilio de una cuadrilla de voluntarios mandados por él. En 403 volvió á Alejandría y entró en relaciones con el obispo Teófilo, que lo casó, sin embargo de ser pagano. En 405 fué à la Cirenaica con su mujer y encontró el país invadido por los marcomanos, que en sus ataques llegaban hasta las ciudades. Sinesio marchó á Cirene, se puso á la cabeza de la defensa, obligó á los bárbaros á abandonar el sitio de esta ciudad, pero no pudo recobrar sus dominios. Andaba errante con su familia en una situacion precaria, cuando en 410 los habitantes de Ptolemaida, que habían perdido á su obispo, se decidieron unánimemente, y de acuerdo con el clero, á llamar á Sinesio en su reemplazo. Este no era cristiano, pero sus virtudes privadas, los grandes servicios prestados y el valor desplegado contra los bárbaros parecieron títulos más que suficientes á los hombres que buscaban ante todo en su obispo un defensor y un protector celoso. Sinesio se negó en un principio á aceptar, porque no quería ni abandonar á su esposa ni renunciar á sus opiniones filosóficas, en contradicción en algunos puntos con el cristianismo. Estas mismas razones expuso à Teófilo, patriarca de Alejandría, el cual fué el primero en insistir en que aceptase las funciones episcopales, aunque no creyese en las doctrinas de la Iglesia relativas à la formación del alma, al fin del mundo, á la resurrección, etc. Cedió por fin á las súplicas que se le hicieron, recibió el bautismo, después fué ordenado de presbítero y vivió con su familia, conservando sus opiniones. En su nuevo cargo continuó siendo hombre de

bien. Viendo que Andrónico, gobernador de la Pentápolis, se entregaba á todo género de exacciones, trató, sin resultado, de hacerle cambiar de conducta, y lo excomulgó; pero cuando Andrónico se encontró en una situación desgraciada, sólo pensó Sinesio, como verdadero filósofo, en hacerle bien. Como en 412 fuese de nuevo sitiada Ptolemaida por los bárbaros, Sinesio se unió á los soldados y á los habitantes para acudir á su defensa, se portó con bizarría y consi

guió obligar á los invasores á retirarse. La muerte sucesiva de sus tres hijos, el último de los cuales perdió la vida en 413, le causó el mayor dolor. Desde esta época Sinesio no hizo más que padecer hasta su muerte. Su hermano Esopio le sucedió en la silla de Ptolemaida. Sinesio tenía conocimientos muy variados y muy extensos; las Ciencias no le eran del todo extrañas. En una de las cartas que dirigió á su amiga la sabia Hipatia describió cuidadosamente un hidroscopio, que es un verdadero pesalicores. Las obras que quedan de este filósofo son: Discurso á Arcadio sobre la dignidad real; El egipcio ó De la Providencia; Dión ó De la institución de sí mis mo; Tratado de los sueños; Elogio de la calvicie; 10 Himnos, etc.

SINETA (del gr. ovvýons, compañero): f. Zool. Género de insectos del orden de los coleópteros, familia de los crisomélidos, tribu de los criocerinos. Se distingue este género por ofrecer los caracteres siguientes: cabeza redondeada, muy obtusa por delante, sin cuello distinto; el epis toma separado de la frente por una ranura arqueada; el labro muy redondeado; las mandíbulas cortas, arqueadas, distintamente bífidas en su extremidad; las maxilas delgadas, flojas, con lóbulos rectos, ciliados, el interno agudo, el externo obtuso, con palpos cilíndricos; el primer artejo muy corto, el segundo y tercero casi cónicos é iguales, el cuarto tan largo como los dos anteriores reunidos, ovoideo y obtuso; el labio inferior con el menton corto, replegado en la cavidad bucal, sus ángulos laterales agudos; la lengüeta corta, redondeada, entera por delante, profundamente surcada en su parte media, con los palpos cortos; el primer artejo anular, el segundo algo cónico, el tercero ovalado, obtuso y más largo que los dos anteriores; las antenas delgadas, filiformes, más largas que la mitad del cuerpo y ligeramente gruesas hacia su extremidad; los ojos pequeños y enteros; el protórax ligeramente estrechado por delante y en su base, ensanchado en su parte media y dentado en sus bordes; el escudo casi cuadrado; los élitros largos, paralelos, algo convexos, redondeados en su extremidad, muy punteados, con algunas líneas ó costillas elevadas; el prosternón muy pequeño, el abdomen con el primer segmento apenas más largo que el siguiente; las patas muy largas y delgadas; los fémures poco abultados; tarsos muy largos, con el primero y segundo artejos triangulares, el tercero profundamente bilobado y el cuarto terminado por uñas bífidas.

Casi todas las especies de este género habitan en la América del Norte. Una tan sólo es de Europa: la Syneta denticulatis Sch.

SINETERO (del gr. ouvons, familiar); m. Zool. Género de mamíferos del orden de los roedores, familia de los espalacopódidos, tribu de los cercolabinos, que se caracterizan por tener los dien tes molares casi cuadrangulares; las filas de ellos convergentes por delante; con cuatro dedos y uñas largas; las extremidades posteriores con un rudimento de pulgar; cola larga y prehensil; con cerdas como aguijones en la parte inferior de los lados del cuerpo.

Las especies de este género viven en Surinam y el Brasil.

SINETILAMINA (de sinamina y etilamina): f. Quim. Base orgánica artificial derivada de la alilcianamida ó sinamina por sustitución de un átomo de hidrógeno por una molécula de radical etilo. Para prepararla se calienta á 100° la etiltiosinamina triturada con hidrato de plomo humedecido con agua, se trata por este líquido primero y después por alcohol la masa resultan. te, y la disolución alcohólica evaporada á consistencia de jarabe se abandona durante algunos meses para que cristalice el cuerpo buscado. Así obtenida se presenta en agujas agrupadas en forma de dendritas de sabor muy amargo, insolubles en agua, pero solubles en alcohol y éter, presentando la disolución reacción alcalina á los papeles coloreados; se disuelve con facilidad en el ácido clorhídrico, con el que forma un clorhidrato, y sometida á la acción del calor se funde á la temperatura de 100°. Su composición, deducida del análisis elemental y del peso mole cular de alguno de sus compuestos, se representa por la fórmula empírica C6H1N2, y su constitución corresponde á la expresión

[blocks in formation]

que indica se deriva de la alilcianamida ó sina.
mina

N

C3H5
H
CN,

por lo que también se la denomina etilalilciana-
mida.

La sinetilamina se combina con el cloruro pla-
tínico para formar un cloroplatinato

2(C6H1N2HCl). PtC14,

10

que se presenta, ya en pequeños penachos de co-
lor amarillo rojizo, ya en mamelones, según se
emplee para prepararle la disolución clorhídrica
ó alcohólica, respectivamente, de sinetilamina.
Con el cloruro mercúrico forma también un clo-
romercuriato 2(CHN)3HgCl, que constituye
un precipitado coposo, blanco, fusible á 100o en
una materia resinosa de color amarillo, la cual
se solidifica por enfriamiento en masa cristalina.

casas

SINEU: Geog. V. con ayunt., al que están agre-
gados el lugar de Llorito y varios caseríos,
de labor, p. j. de Inca, prov. de Baleares, isla y
dióc. de Mallorca; 4935 habits. Sit. al S. E. de
Inca, en la parte central de la isla y en el f. c. de
Palma á Manacor, con estación intermedia entre
las de Son Bordils y San Juan. Terreno llano en
general; cereales, vino, almendra, higos y le-
gumbres. Convento de monjas, que fué alcázar
de los reyes de Mallorca.

SINFACNO (del gr. ovudavis, aparente, y ax
vn, vello): m. Bot. Género de plantas (Sym-
phachne) perteneciente á la familia de las Erio-
caulonáceas, cuyas especies habitan en el Brasil,
y son plantas herbáceas, canlescentes, con las
hojas lineales lacias y los pedúnculos fascicula-
dos en el ápice de los tallos; flores monoicas, las
masculinas en la circunferencia y las femeninas

con dientecitos glandulosos, grandes y caedizas; flores dispuestas en espigas axilares ramificadas y con brácteas, que en las espigas masculinas tienen en su axila varias flores y en las femeni. nas una sola; flores dióicas, con el cáliz tubuloso, tridentado y un solo estambre incluído, con el filamento carnoso y la antera terminal dehiscente por un poro en las masculinas; en las femeninas el cáliz es urceolar, con el borde entero ó casi entero; el ovario globoso, con cinco ó seis surcos y otras tantas celdas uniovulados y terminado por igual número de estigmas aleznados, soldados hasta su mitad. El fruto es una cápsula con el pericarpio carnoso, con cinco ó seis celdas, que se abre en otras tantas valvas.

SINFILIO (del gr. σúv, con, y púλλov, hoja): m. ciente á la familia de las Escrofulariáceas, cuyas Bot. Género de plantas (Symphyllium) pertene

especies habitan en la India, y son plantas her-
báceas, rastreras en su parte inferior, tetragonas,
con las hojas opuestas, pecioladas, aovadas ó
festoneadas, cuneiformes en la base; los pedún-
culos axilares más cortos que las hojas, con el
ápice ligeramente ramificado y sosteniendo de
dos á cuatro flores pedunculadas; cáliz de cuatro
sépalos, los dos exteriores mucho mayores, aco-
razonados, el posterior más ancho y los dos in-
teriores ó laterales lineales y envueltos por los
otros; corola hipogina, bilabiada, con el labio
superior escotado y el inferior ensanchado ó tri-
lobulado; cuatro estambres insertos en el tubo
de la corola, incluídos en él, los anteriores esté-
riles, mazudos en el ápice, y los posteriores fér
tiles, todos con los filamentos sencillos, y las
anteras con las celdas divergentes; ovario bilo-
cular, con las placentas adheridas á una y otra
superficie del tabique medianero y multiovula
das; estilo sencillo y estigma espatulado, des-
igualmente dividido en dos laminitas; cápsula
aovada, comprimida, bilocular, que se abre en
dos valvas con dehiscencia septífraga, dejando
libre el tabique placentífero, y en él insertas las
semillas, que son numerosas y presentan la su-

en el centro de las cabezuelas; las masculinas
constan de un cáliz formado por tres sépalos y
una corola tubulosa herbácea, con el nimbo tri-
fido y la lacinia anterior más larga; tres estam-perficie marcada por hoyitos.
bres insertos en el tubo perigonial é incluídos
dentro de él: los dos opuestos a los pétalos, más
pequeños, son fértiles, y el correspondiente al pé-
talo grande estéril; las flores femeninas tienen
también un cáliz de tres sépalos y una corola de
tres pétalos herbáceos, libres en la uña solda-
y
dos por el limbo; ovario trilocular, con tres es-
tigmas bipartidos; el fruto es una cápsula trilo-
cular con dehiscencia loculicida.

SINFIANDRA (del gr. ovμpuns, soldado, y áv-
hp, ávôpós, estambre): f. Bot. Género de plantas
(Symphiandra) perteneciente á la familia de
las Campanuláceas, cuyas especies habitan en la
isla de Creta y en la región del Cáucaso, y son
plantas herbáceas, perennes, alguna de las es-
pecies casi leñosa, con las hojas alternas, pecio-
fadas, acorazonadas, festoneadodentadas, las in-
feriores pecioladas y más grandes que las supe-
riores; flores terminales y axilares, pediceladas,
generalmente dispuestas en racimo; cáliz con el
tubo cónico-invertido, soldado con el ovario, y
el limbo súpero, quinquéfido, con las lacinias
planas en el margen ó decurrentes por su base,
produciendo apéndices en los ángulos de las di-
visiones; corola inserta en la parte superior del
tubo calicinal, acampanada ó embudada, gene-
ralmente aterciopelada, con el ápice quinquelo-
bulado; cinco estambres insertos en la corola,
con los filamentos ensanchados en la base, mem-
branáceos, pestañosos, libres, y las anteras sol-
dadas entre sí formando un tubo cilíndrico, lar-
go, hueco y atravesado por el estilo y con la
abertura superior profundamente dividida en
cinco dientes; ovario ínfero, trilocular, con óvu-
los numerosos, anátropos, insertos sobre placen-
tas situadas en los ángulos centrales; estilo ci-
líndrico y peloso, terminado por tres estigmas
filiformes; el fruto es una cápsula esferoidea,
trilocular, con las celdas dehiscentes por una
valva parietal situada cerca de la base; semillas
numerosas, aovadas, más o menos comprimidas
y brillantes; embrión ortótropo en el eje de un
albumen carnoso, con los cotiledones muy cor-
tos y obtusos y la raicilla próxima al ombligo y
centripeta.

SINFILANTO: m. Bot. Género de plantas (Symphyllanthus) perteneciente á la familia de las Olacináceas, cuyas especies habitan en el Japón, y son plantas arbóreas, con las hojas alternas, largamente pecioladas, abroqueladas, trilobuladas,

SINFIODONTE (del gr. oúupveis, reunión, y ódous, odouros, diente): m. Bot. Género de plantas (Symphiodon) perteneciente al tipo de las muscineas, clase de los hongos, orden de los briínidos, familia de los Briáceos, cuyas especies se caracterizan por ser perennes y profusamente ramificadas en un plano; cofia ligeramente engrosada en su base, acuminada en ápice, asperita y que se rompe lateralmente; esporangio lateral algo insimétrico, armado de espinitas comprimidas, con el opérculo largo y cónico y el peristoma sencillo formado por 16 dientes parenquimatosos, gruesos, lanceolados, anchos, procedentes de una membrana anular horizontal, revueltos hacia fuera, articulados y prolongados por su línea media. Las especies conocidas habitan todas en la India oriental.

SINFIOGINA (del gr. ovμøvýs, soldado, y vý, hembra): f. Bot. Género de plantas (Sym phiogina) perteneciente al tipo de las musci

Sinfiogina

neas, clase de las hepáticas, orden de las yungermánidas, familia de las Yungermaniáceas, cuyas especies se caracterizan por tener las frondes lineales dicótomas, membranosas, con nervio medio prolongado y sirviendo de inserción á los órganos fructíferos y presentando por la cara inferior pelos radicales que acaban por originar nuevos pies de planta, formando protonomas radicantes y rastreras; los órganos reproducto res femeninos constan de un involucro formado por escamas algo rígidas y más o menos hendidas, las cuales envuelven á los órganos reproductores y están situadas sobre los nervios me

« AnteriorContinuar »