Imágenes de páginas
PDF
EPUB

La riqueza mineral de Siam es muy importante. En la región occidental de Dongrek, cerca de las montañas que cubren el extenso bosque del Rey del Fuego ó Dong-Paya-Pai, las rocas están cubiertas de mineral de hierro formando bloques. Más al N. se encuentra la verdadera zona metalífera, á lo largo del reborde O. de la meseta laotiana, que contiene cobre y plomo argentífero, estaño, antimonio y hierro magnético, que es el único mineral que explotan los indígenas. Otra segunda zona minera atraviesa el Siam de O. á E. entre la parte oriental de la meseta y la costa, pero la riqueza que contiene no es objeto de ninguna explotación formal ni por los siameses ni por los europeos. Tampoco obtienen aquéllos grandes beneficios del lavado de las arenas auríferas, trabajo que generalmente sólo se hace por mandato de los altos funcionarios para obtener algunas pepitas destinadas á los presentes que ofrecen al rey, las explotaciones que por cuenta del soberano se hacían en la peninsula de Malaca y en Batan han sido cedidas á compañías europeas. Aunque los lavaderos instalados por las gentes del país no han producido resultados del todo satisfactorios, se sigue buscando el oro con la esperanza de encontrar abundantes filones. Las minas de estaño, el metal que más se prodiga en toda la comarca, son muy numerosas en las montañas fronterizas de Birmania, en el valle del Meklong y en los estados vasallos de la península de Malaca. Entre los demás yacimientos minerales que son objeto de alguna explotación figuran las minas de plata en el valle del Alto Meping; las de hierro de Utai, Lom y Melu Prez; las de antimonio de Rapri; de plomo en Pak-Frek y Sufan; de cobre en Pechabun, etc. En 1874 se descubrieron ricas minas de zafiros cerca de Chanlabun, que explotaron los birmanos hasta que la insalubridad del clima les obligó á abandonar las; en la misma prov. abundan los rubíes, topacios, ja cintos, piedras de ónix, etc., y en la frontera de la Camboya francesa se han hallado reciente. mente yacimientos diamantíferos. En la provincia de Batambany hay buenas piedras calizas y excelentes arcillas. El carbón de piedra es escaso: sólo hay algunos depósitos de relativa importancia en el Laos y en el istmo de Kra. En Laos también el se encuentran numerosas fuentes de petróleo y sal gema, especialmente en el centro y N. de la meseta. La sal marina se explota en las lagunas de la costa O. del Golfo de Siam. En los montes Prabat y Patavi hay algunas fuentes termales; éstas son muy numerosas al lado opuesto, en las montañas septentrionales de la meseta y á lo largo de la orilla dra. del Mekong.

Clima y producciones. - Aunque situado el reino de Siam en la zona tórrida, las brisas del mar en la parte del litoral y las abundantes lluvias en el interior hacen soportable y casi agradable la temperatura; la media anual es de 27; la mínima (diciembre) llega á 14, y la máxima (abril) raras veces pasa de 36. Como en toda la IndoChina, impera el régimen de los vientos alternativos: los del S.O. que llevan las tempestades, y los del N.E. que producen la sequía; cuando dejan éstos de reinar el calor se hace sofocante y persiste hasta empezar la estación de las lluvias. En general el país es bastante sano, pero hay regiones muy insalubres, sobre todo en las inmediaciones de los bosques, que por la humedad tan constante que tienen se convierten en focos de fiebres malignas. La vegetación es análoga á la de la Indo-China francesa y la del S. E. de China; únicamente en las montañas del O. del Menam se encuentran especies de la flora birmana. El litoral está cubierto de paletuvias, rotangs y palmeras; hacia el interior se encuentran los arrozales cercados de cocoteros, arccas, etc.; en las altas y templadas sierras del Laos se hallan las especies vegetales propias del Japón y de la region del Himalaya, encinas, pinos, saxifragas, anémonas y otras; alrededor de la meseta y en el valle alto del Menam los bosques, que pueden llamarse vírgenes, abundan en madera de teck, palo de rosa, alcanfor, ébano, hopea ó árbol del aceite, palo de hierro, sapan, etc., con varias especies resinosas de gran aplicación para la industria. El sapan, madera tintórea muy apreciada, se cría también en las provs. septentrionales, en las colinas fronterizas del Tenaserín y en la costa occidental del Golfo de Siam; encuéntranse otras especies tintóreas, como el árbol de Jack (Artocarpus integrifolia), el tabak y el cártamo, TOMO XIX

[ocr errors]

cuyas flores dan un precioso tinte rojo. Del un-
caria extraen los siameses una goma que envuel-
ta en ciertas hojas sirve de masticatorio, y para
teñir de negro los labios, los dientes y la len-
gua. Lo templado del clima el excelente abono
que las tierras reciben con el limo que los ríos al
desbordarse depositan sobre ellas favorecen el
cultivo del arroz, que es la principal cosecha del
país; se cultivan cuatro especies: arroz común,
arroz viscoso, arroz encarnado y arroz seco ó de
las montañas, con más de cuarenta variedades;
la producción anual se calcula en 1300000 to-
neladas, exportándose á la China y á las Indias
grandes cantidades. Los demás cultivos, de mu-
cha menos importancia, responden á las necesi-
dades del consumo local: tabaco, cáñamo, te,
cocos, añil, maíz, patatas, ramio, cardamomos
finos, cachunde, casi todas las especies de frutas
y legumbres eurupeas, etc. El cañamo, más que
como planta textil, en cuya aplicación le susti-
tuye el ramio, se cultiva para extraer de la si-
miente una substancia llamada guncha, que es
un narcótico análogo al hachich de los árabes y
de los persas. Las plantaciones de azúcar han
tomado gran incremento en los últimos años.
Prodúcense también naranjas, tamarindos, pi-
mienta y algodón, y en la península de Mala-
ca gutapercha y diversas gomas, barnices y re-
sinas.

Entre los numerosos elefantes que pueblan los
bosques del Laos los hay blancos, y éstos son
objeto de gran veneración entre los indígenas.
Los tigres, rinocerontes, osos, búfalos, toros sal-
vajes, hienas, panteras, lobos, ciervos y gacelas
abundan extraordinariamente, así como los mur-
ciélagos y ruselas, que dejan en las cavernas de
los montes grandes depósitos de guano, verdade-
ra riqueza que casi no se explota. Los monos
abundan igualmente, y los blancos son objeto de
la misma veneración que los elefantes de ese co-
lor. Por todo el país se encuentran aves de rapi-
ña: águilas, buitres, mochuelos y cigüeñas; el
cuervo es una de las aves más respetadas por los
siameses, hasta el punto de considerarla como
un sér sobrenatural. Las especies de aves acuá-
ticas son muy variadas: pelícanos, garzas rea
les, ibis blancos, marabúes, etc. En las islas se
crían los pavos reales, y los faisanes y otras ga-
llináceas en los bosques. Las golondrinas de mar,
llamadas salanganas, anidan en los escarpes inac-
cesibles de la costa. Los cocodrilos infestan los
ríos, y en los parajes cubiertos habitan serpien-
tes de dimensiones extraordinarias. La tortuga
de río y la de mar suministran excelente carne.
La pesca es muy abundante en el Golfo de Siam
y en todos los ríos, pero especialmente en el lago
Tonlé-Sap; allí la pesca constituye una impor-
tante industria, destinándose la mayor parte del
pescado á la fabricación de aceite. Los animales
domésticos son numerosos y variados; la cría del
ganado vacuno se hace en gran escala en todo el
reino; los bueyes se emplean como bestias de car-
ga y tiro, y se consumen para la alimentación,
exportándose además todos los años gran núme
ro de reses, de 60 á 70000. En el Laos se crían
pequeños caballos muy á propósito para cami-
nar por las montañas; los de Camboya, muy
veloces y casi salvajes, se destinan á la caza
de ciervos. Además de los que quedan mencio-
nados y de los elefantes, animal útil por exce-
lencia en Siam, se crían cerdos de una raza dife-
rente de la europea, carneros, cabras, gallinas y
otras aves de corral.

Razas, idioma y religión. Aunque desde el punto de vista étnico los diversos pueblos de Siam se dividen en cuatro grupos, thai, camboyanos, birmanos y malayos, los siameses, que forman parte del primero, son los que ocupan la mayor parte del Siam propiamente dicho. Aunque no los más puros de raza, son los más civilizados del grupo de los thai; su estatura es pequeña (1,57 según Pallegoix), pero bien proporcionados; el color de la piel varía del aceitunado al amarillo pálido; tienen la frente estrecha, los pómulos salientes y la barba en punta; los ojos negros, rectos ó un poco oblicuos; la nariz corta; los labios ligeramente salientes, y el pelo laso, áspero y negro. La mayor parte de los individuos tienen un carácter extremada mente dulce y una paciencia admirable, pero carecen de ingenio y de inventiva; practican todas sus labores y trabajos por los más antiguos procedimientos. Son caritativos y hospitalarios para los pobres; no tienen instintos criminales ni aun pendencieros; así es que son muy conta.

dos los atentados que se cometen en aquel país contra las personas. El idioma siamés es, como todos los de la Indo-China, monosilábico, y con el laotiano, el chan, etc., muy parecidos unos á otros, forma la familia de lenguas chan ó thai, diferente del birmano. El alfabeto proviene de las inscripciones de los monumentos de la India central, que datan del siglo VI al VIII; los libros sagrados están escritos en laotiano ó en pali, y algunos tienen una traducción interlineal en siamés. Descartando los pueblos inmigrantes mahometanos y algunos millares de chinos y europeos, la población de Siam profesa el budismo, perteneciente á la Iglesia budista del Sur, pero son pocos los individuos que la practican en toda su pureza, pues la reforma religiosa introducida por el rey Fra-Mongkut dividió al pueblo en dos sectas: la de los reformistas, dhammagut, y la de los antiguos creyentes, Fra-Maha-Nikai; la diferencia más esencial entre una y otra consiste en que los primeros dan preferencia sobre la meditación á la obervancia de los preceptos canónicos; los segundos se dividen á su vez en dos clases: unos entregados por completo á la meditación, y otros al estudio de los escritos de los Padres de la Iglesia budista. Del antiguo bramanismo sólo queda un templo: el de Bangkok; sin embargo, los bramanes son consultados en muchos casos sobre cuestiones de la vida pública y privada. El número de sacerdotes y monjes budistas es extraordinario; cuestan á la nación más de 100 millones de pesetas anuales. En Bangkok hay dos magníficos conventos construídos á expensa del Estado; otros muchos monasterios se han erigido por subscripciones voluntarias, y, más ó menos grandes, son en general soberbios edificios y atesoran grandes riquezas; es frecuente encontrar, hasta en los más humildes, enormes estatuas de oro y piedras preciosas. La tolerancia religiosa es tal que no impide á los monjes dar cabida en los templos y colocar junto á sus efigies sagradas otras traídas del extranjero, cualquiera que sea su representación; Bastian dice haber visto una estatua de Napoleón I al lado de un Buda, y se observa también que los siameses, á más de tolerantes, son bastante indiferentes en materia religiosa. El antiguo culto sólo se practica entre algunas tribus salvajes, llamadas khos, y entre los karens y lavas de las

montañas.

Estado social, civilización y costumbres. - La sociedad siamesa se compone de cuatro categorías: ocupa el primer lugar la familia Real; siguen los nobles nombrados por el rey, luego los lek ó vasallos, y por último el pueblo, formado por los contribuyentes, braceros y esclavos. La calidad de individuo de la familia Real se extingue en la tercera generación; los títulos de nobleza no son hereditarios ni transmisibles; los vasallos forman una clase especial destinada al servicio de los príncipes y mandarines. Las mujeres gustan mucho de las costumbres europeas, y, aunque libres y gozando de gran estimación y consideraciones, puede venderlas el marido como esclavas. Existe en derecho la poligamia, pero sólo la practican los ricos; las mujeres se casan generalmente á los doce años de edad, y cuando los padres no tienen un marido que darles las ofrecen al mejor postor. En las bodas no suele haber ninguna ceremonia religiosa, y el divorcio se consuma con la misma sencillez que el casamiento. La trata de esclavos está prohibida desde 1873; pero aunque en forma bastante restringida, la siguen practicando las tribus birmanas fronterizas; la esclavitud en este país ofrece la particularidad de que no sólo se origina por el convenio entre comprador y vendedor, sino también por el derecho todo acreedor tiene que sobre la persona del deudor insolvente, así como sobre la de su mujer é hijos. El esclavo doméstico es tratado con cierta consideración, y hasta llega á ser tratado como amigo ó individuo de la familia; si es obrero su condición es más dura, pero no se emplean con él malos tratamientos sino en el caso de deserción. La instrucción pública no existe en realidad, excepto en la capital, donde hay algunas escuelas; en las demás poblaciones la educación de los jóvenes está confiada á los sacerdotes, que se limitan á enseñar. les á leer.

Las escuelas, si así pueden llamarse, están generalmente en los templos; para ingresar en ellas los alumnos han de haber cumplido ocho años sin llegar á trece. La enseñanza es gratuita, si se

las

prescinde de los regalos que recibe el maestro y del trabajo personal que en provecho suyo prestan los educandos. A los trece años empieza el noviciado, que dura hasta los veintiuno; pero pueden abandonarle los jóvenes que no tengan vocación para la vida monacal. Son muy contadas las mujeres que saben leer; para ellas no hay escuelas. Contados son también los hombres que se dedican al estudio de la Literatura, Medicina, Astrología y Botánica, según los antiguos libros escritos en pali; cuando alguno quiere perfeccionar su instrucción viene á Europa y se consagra principalmente á aprender idiomas aplicaciones técnicas de las Ciencias. Algunos atribuyen á los siameses vastos conocimientos en Astronomía, pero no hay tal cosa; todo su saber se reduce á la aplicación de fórmulas empíricas tomadas de los indios; la Geografía está concretada al conocimiento imperfecto del país; la Medicina es otro empirismo, y sólo la experiencia indica la metódica aplicación de cierto número de recetas; lo propio sucede en Cirugía. La Literatura es bastante rica y no está exenta de variedad; forman el fondo los poemas, romances y otras producciones de los hindus, malayos y javaneses; pero los caracteres distintivos de las obras literarias siamesas son la pesadez de las descripciones y lo grosero y obsceno de los asuntos, excluyendo algunas composiciones de un estilo más elevado ó de mejor gusto, como el Sany-sin-chai y el Samuniayi-si-muang. De las Artes sólo la Arquitectura y la Orfebrería revelan algún adelanto; los edificios se modelan por los tipos chinos é indios mezclados, pero sin atrevimiento en la construcción; la mayor parte de las casas son de bambú; las de los ricos y altos dignatarios de la corte se construyen de piedra y ladrillo. Las obras de escultura se reducen á copiar estatuas, sin variedad en los modelos, de los templos budistas. Una desmedida afición á la música es general, así en los hombres como en las mujeres; cantan tocan instrumentos de cuerda y de viento, pero sus orquestas no pasan del unísono y de algunas variaciones sobre el aire principal. En Siam se da singular importancia á las fiestas, que en su mayoría tienen carácter religioso; las principales son las de año nuevo y de la agricultura, las de las estaciones y la del decrecimiento de los ríos, que se celebra con extraordinaria suntuosidad. Otra fiesta muy particular que acaso no tenga igual en ningún otro pueblo es la de la limpieza o aseo personal, 6 en cuyo día los hijos lavan á los padres, los discípulos á los maestros, etc. También merece consignarse la manera de contar el tiempo; no se cuenta por días, sino por noches; el año comprende doce meses y cada mes cuatro lunas, quince días de luna creciente y catorce ó quince de luna menguante, de suerte que tiene alternativamente veintinueve y treinta días, y el año trescientos cincuenta y cuatro días. Para relacionar el año lunar con el solar se hace una corrección cada diecinueve años, intercalando siete ú ocho meses y añadiendo un día al séptimo mes.

Organización política y administrativa. - El Siam y sus ests. tributarios están bajo el régimen de una monarquía absoluta y despótica. El so berano actual Ilániase Paramindr Maha Chulalongkorn, de la dinastía fundada en 1782 por Chajri. El rey es dueño de la vida y hacienda de sus súbitos; todos los impuestos y rentas ingresan en el Tesoro Real; el Consejo de Ministros y el de Estado sólo tienen una misión consultiva. La elección tradicional del primogénito del soberano como sucesor al trono fué legalmente sancionada en 1887. Los servicios administrativos tienen una organización muy deficiente y están bajo la dependencia de la Administración del Tesoro; en las arcas reales ingresan todas las rentas del Estado y no se hace ningún pago sin que lo autorice el mismo rey. Aunque sin datos para conocerlos con alguna exactitud, los ingresos anuales se calculan en más de 25 000 000 de pesetas; Deuda pública no existe. Las provincias están administradas por gobernadores de distintas categorías que reunen el poder judicial al administrativo. Las leyes referentes á religión, moral y ceremonias son de origen indio; las leyes civiles y criminales están tomadas de las de China. Existen muchos códigos: civil, criminal, penitenciario, monetario, de policía, de la propiedad, de la esclavitud, etc., formados por la reunión de textos sánscritos y de edictos reales promulgados en distintos casos y épocas, en contradicción muchas veces unos de otros, lo

[merged small][subsumed][ocr errors][subsumed][subsumed][subsumed][merged small][ocr errors][ocr errors][ocr errors]

Sellos grande y pequeño del Estado de Siam 10 000 hombres mandados por oficiales europeos; en pie de paz el contingente se reduce á 3 000 hombres; el armamento consiste en fusiles Mannlicher y Mauser para la infantería y caballería, y cañones antiguos de bronce para la artillería. Forma la escuadra un crucero, un bergantín, siete cañoneros, dos yates, dos vapores y un guardacostas, con una dotación en total de 2 000 hombres.

La Monarquía siamesa comprende el reino de Siam propiamente dicho y las prov. y est. vasallos tributarios ó dependientes nominalmente de aquél. El reino de Siam se divide en cuatro dist.: el 1.o, el gobierno de Bangkok, está directamente administrado por el rey; el 2.°, bajo la jurisdicción de Ministro del Norte, comprende 32 prov. ; el 3.o, gobernado por el Ministro del Sudoeste, abarca 20 prov.; y el 4.0, bajo la dependencia del Ministro de Negocios Extranjeros, está formado por los cuatro grupos que constituyen los est. vasallos, ó sean las prov. camboyanas-siamesas, prov. del Laos siamés, estados chan-siameses (Xieng-mai, Muong-nan, Xiengsen, Lajon, Lampún y Muong-prao), y est. de la península de Malaca (Lingora, Patani, Kedah, Kelantan y Tringanu). Las poblaciones más importantes son Bangkok, la cap. desde hace un siglo: Ayuthia, Yuthiu ó Krung-Kao, antigua cap.; Chantaburi ó Chantabun, segundo pueblo del reino; y Paknam, puerto de Bangkok.

más de 7000 toneladas anuales de pescado para la exportación. Como queda dicho, el Siam no posee otras vías de comunicación que sus ríos; por eso el Menam, que atraviesa el país en toda su longitud y le pertenece toda su cuenca con sus numerosos afl., y el f. c. de Bangkok á Korat, son los dos grandes caminos comerciales del Siam propiamente dicho. Las prov. siamesas de la Camboya hacen por el Mekong un comercio casi exclusivamente local; el mismo río sirve también para el tráfico entre el Laos y Tonkín. El centro hacia el cual convergen todos los productos de los est. y cantones del Laos es Bangkok, pero los franceses trabajan activamente para atraerlos á su zona comercial. El comercio del Alto Laos se reparte entre Bangkok por el Menam y Birmania por el Saluen; los ingleses esperan apoderarse en breve de esta región comercial, sobre todo si se construye el camino de hierro de Mulmein á la frontera china. El punto principal de exportación es Bangkok; en el año 1890 el movimiento de mercancías de este puerto representó unos 150 millones de ptas. Sus principales artículos exportados fueron arroz, ganados, maderas de teck y de otras clases, pimienta, pescado seco, pieles de búfalo, estaño, etc.; la importación consiste en oro en lingotes y laminado, tejidos de seda y de algodón, artículos de China, bisutería, ornamentos, opio, petróleo, aceites, maquinaria, hierro, acero, azúcar, nuez de coco, etc.

Hist. Muchos siglos antes de la llegada de los pueblos de raza thai, el país que hoy se llama Siam estaba habitado por los camboyanos; no se sabe á punto fijo cuándo entraron en la Indo-China; su expulsión la señalan algunos historiadores hacia el año 443, pero hasta el siglo VI de la era vulgar la historia de la IndoChina central es muy obscura. La primera mención histórica de la invasión thai se refiere á la fundación de la c. de Labong, en el año 575; el año 638 se introdujo en Siam el budismo. En el siglo VII se edificaron otras c., y la raza thai, avanzando hacia el S., fué rechazando á los pueblos indígenas, karens, lavas y otros, así como á los camboyanos. La historia cierta del Siam sólo se conoce desde el año 712 de la era siamesa (1350 de J. C.), en que los siameses, conducidos por el rey Faya-Utong, laotiano ó camboyano, se apoderaron de Kampeng-Pet, hacia la c. Xaliang, y allí estuvieron durante cinco generaciones, hasta que arrojados por la peste se establecieron más abajo y fundaron la c. de Ayuthia. La extensión del Imperio en esta época era mayor que la que hoy tiene, pues comprendía los países de la península de Malaca, el Tenaserín y los cantones de Mulmein, Tavoi y Martaban. Antes, hacia 1340, los siameses habían invadido la Camboya, apoderándose de Angkor y de más de 90000 esclavos.

En el transcurso de los siglos XV y XVI el Siam fué invadido en distintas ocasiones por los peguanos y birmanos, que acabaron por conquistar la cap., Ayuthia, heroicamente defendida por sus habits. y las legiones de mercenarios portugue ses. La dominación birmana duró poco tiempo; el pueblo siamés se revolvió contra los invasores, guiado por el rey Fra-Naret, el héroe nacional, conquistador del Laos y de la Camboya, y los arrojó del país en 1567. Siglo y medio más tarde el gran rey birmano, Alompra ó Along-paya, tomó el desquite apoderándose del Tenaserín é invadiendo el Siam; uno de sus sucesores se hizo dueño de Ayuthia en 1767, después de un sitio que duró dos años. Los siameses á su vez buscaban la compensación extendiendo su supremacía por los países situados al N.E. y al N.O. de su reino; el estado chan de Xieng-Mai fué declarado vasallo en el siglo XVIII. Las primeras relaciones del reino de Siam con Europa se deben á las instigaciones del célebre aventurero genovés ó griego Constantino Falcón; el rey Fra-Narain envió embajadores (1684) á Luis XIV de Francia; éste correspondió mandando también embajadores, que pusieron todo su empeño en convertir al rey al cristianismo, ocasionando una revolución palaciega, el asesinato de Falcón, ia persecución de los cristianos, y que las relaciones con Francia quedasen rotas; esto no fué más que la repetición de lo ocurrido en 1632 con los japoneses, con los que el gobierno siamés sostenía relaciones comerciales, y muchos de ellos se ha bían establecido en el país desde 1592. Después de conquistada Ayuthia la segunda vez por los birmanos, y destruída la c., el general en jefe

[graphic]

Industria y comercio. - Si se exceptúa la explotación de minas, llevada á cabo por los procedimientos más rudimentarios, no existe la industria en Siam. La fertilidad del suelo proporciona á los habitantes sobrados medios de alimentación á un precio ínfimo, y las condiciones del clima les disculpa de vestirse más de lo que estrictamente reclama una decencia convencio nal. Los tejidos de seda y algodón son en la actualidad importados del extranjero, y sólo se fabrican en pequeñas cantidades en algunos distritos del Laos y de Camboya. Varias industrias indígenas que antes existieron han pasado á ser explotadas por los chinos; entre otras figuran la construcción de barcos para la navegación fluvial, la edificación de casas y templos, los hilados y tejidos de algodón y seda, la confección de vestidos, la estatuaria, la fabricación de objetos y adornos de oro y plata, etc. En Bangkok y en sus inmediaciones los europeos han instalado varias fábs. de electricidad, astilleros, sierras, grandes establecimientos para mondar el arroz, etc. De las industrias peculiares al Laos y á la Camboya deben citarse la producción de alcohol, la cría de gusanos de seda y las pesquerías de la prov. de Battambang, que producen

2000 m.

siamés reunió los restos de su ejército y logró | Sus cumbres más elevadas exceden algo de los rechazar á los invasores. En 1772 el rey FraFuti-Chao-Luang abandonó la antigua cap. y trasladó su residencia á Bangkok, que á la sazón no era más que una aldea fortificada; su sucesor, Faya-Chajri, fundador de la dinastía actual, invadió nuevamente el Tenaserín, pero no lo conservó largo tiempo. Las reformas más trascendentales en el reino se deben á Fra-Paramendr

Maha-Mongkut, predecesor del rey actual; tenía gran instrucción; conocía muchas lenguas orien tales y algunas europeas, y tenía gran afición al estudio de las ciencias, especialmente á la Astronomía, de cuya afición fue víctima, pues la fatiga que le produjo la observación de un eclipse le acarreó la muerte. El único hecho importante del actual reinado es la invasión de las provin cias tributarias del Laos por los bandidos chinos, que hasta ahora son dueños de todo el país alrededor de Luang Prabang. Portugal fué, de las naciones europeas, la que primero se estableció en Siam, á raíz de la conquista de Malaca por Albuquerque. Los holandeses monopolizaron después el comercio, hasta que los ingleses comenzaron á establecerse en la península de Malaca, y muchos de ellos entraron al servicio del rey; cuestiones de rivalidades con la Compañía de las Indias motivó el asesinato de los ingleses en Mergui y el abandono de las factorías de Ayuthia; posteriormente los extranjeros han sido siempre bien recibidos en Siam; los viajeros alemanes, franceses, ingleses, etc., han podido recorrer libremente el país, y las compañías comerciales é industriales han encontrado decidido apoyo y protección en los gobiernos.

SIAMA: f. Bot. Género de plantas (Syama) perteneciente á la familia de las Amarantáceas, cuyas especies habitan en las regiones tropicales de Asia y América, y son plantas herbáceas, erguidas o tendidas, con las hojas opuestas, pecioladas, y las flores dispuestas en espigas terminales; flores hermafroditas, reunidas de dos en dos ó de tres en tres y la intermedia fértil; cáliz formado por cinco sépalos; cinco estambres soldados en su base formando una especie de cúpula, con la parte libre de los filamentos aleznada y con las anteras biloculares, sin vestigio alguno de estaminodios entre los estambres; ovario unilocular uniovulado; estilo sencillo y estigma acabezuelado; utrículo sin valvas y monospermo; semilla lenticular, arriñonada y con la testa crustácea; embrión anular, periférico, ciñendo un albumen feculento, y con la raicilla súpera.

SIAMANGA: f. Zool. Género de mamíferos del orden cuadrumanos, familia símidos, tribu hilo. batinos, que ofrece los siguientes caracteres: calavera pequeña y redondeada; fosas orbitarias grandes y dilatadas lateralmente; garganta con saco laringeo; callosidades isquiáticas planas; extremidades anteriores más largas que el cuerpo y que llegan á tierra en la estación bípeda; segundo y tercer dedos de las extremidades posteriores unidos; pulgar de las mismas que llega hasta la segunda articulación del segundo dedo; pelos del antebrazo dirigidos hacia arriba y los del brazo hacia abajo.

La especie tipo de este género es la Siamanga syndactylus Gray, que habita en Sumatra, y se caracteriza por ser el mono mayor y más pesado de este género; debajo de la garganta tiene un pliegue dilatable y extensible de la piel, desnudo enteramente, que puede hincharse de aire y ahuecar la voz; el color de su pelo es negro, y las partes desnudas del cuerpo de un negro par

dusco. V. GIBÓN.

SIAMCHENGA Ó SIAMYINA: Geog. Río del N. de Rusia. Nace en los pantanos de la parte S.O. del gobierno de Vologda, corre al O., al N. y otra vez al O., y desemboca en el Kubina después de un curso de 85 kms.

SIAMOZERO: Geog. Lago del dist. de Petrozavodsk, gobierno de Olonetz, Rusia; 287 kilómetros cuadrados. De él sale el río Siam, afl. del Chuia, río tributario del lago Onega.

SIAMPÁN: m. Cierta droga para tintes.
SIAMYINA: Geog. V. SIAMCHENGA.

SIANEH KOH: Geog. Montañas del Beluchis tán persa ó Mekrán, separadas de los montes Kok-i-Sabz por el profundo valle del Mechkid. Se enlazan, mediante el Sefid Koh, con los contrafuertes meridionales de la meseta de Seistán.

SIANG: Geog. Isla del grupo Vaigiu ó Waigheoc, en el Archipiélago de las islas Papus, entre la Nueva Guinea y la isla Halmahera; pertenece á la prov. ó residencia de Ternate, Indias holandesas.

- SIANG KIANG HE: Geog. Río de la prov. de Hu-nan, China central. Nace en los montes Nan-chan, en la prov. de Kuang-tung, en dos brazos, Siang al O. y Heng al E.; reunidos ambos aguas arriba de la c. de Heng-chu, corre el Siang Kiang He directamente al N.; cerca de la antedicha c. recibe por la dra, el Lai-kiang ó Lui-ho, su principal afl., y más abajo el Mikiang y el Lu-kiang; en Siang-than se le une por la izq. otro afl., el Yun-chui; por último, después de regar la c. de Cang-cha-fu, cap. de la prov., únese por varios canales al Tse-kiang, Sseu-kiang ó Lo-kiang, procedente del O., y amibos van á desaguar en la margen S. E. del lago Tung-Thing. El curso del Siang Kiang pasa de 700 kms. Es fácilmente navegable para buques medianos hasta la c. de Siang-tan, donde comienzan los rápidos, que sólo pueden remontar barcos ligeros; pero unos cuantos kms. más arriba vuelve el río á ser navegable casi hasta sus fuentes, aunque no para grandes embarcaciones.

- SIANG THAN HSIEN: Geog. C. cap. de distrito, dep. de Chang-cha-fu, prov. de Hu-nan, China central, sit. en la confluencia del Yunchui con el Siang Kiang He; 1 500 000 habitantes. Es una de las primeras c. de la China, así por el número de sus habits. como por su importante comercio. Multitud de juncos anclan delante de la c., cuyos muros siguen la margen izquierda del río en una long. de 5 kms.; pero el

verdadero asiento del comercio se halla en los vastos arrabales que rodean la c. por todas par

tes.

- SIANG YANG FU: Geog. C. cap. de departamento, prov. de Hu-pé, China central, sit. á orillas del Han-kiang, afl. izq. del Yang-tsekiang, á 107 m. de alt.; 40 000 habits. Fértil llanura rodea la c., y no lejos de ella desemboca en el gran río la corriente que forman el Tang. ho y el Pei-ho unidos, por los cuales se va á las provs. del N. E. del Imperio. Esta situación, en el cruce de las vías procedentes del S. E., del N. E. y del N.O., ha valido á esta c. gran importancia comercial. Está rodeada de un muro cuadrado y de un foso de 5 kms. de circuito, y tiene el aspecto de una fortaleza.

SIÁNORI: Geog. Pueblo y rico mineral, cabecera de la municip. de su nombre, partido de Tamazula, est. de Durango, Méjico; 1730 habitantes.

SIAN-SI-PEI: Geog. Cordillera del centro de Asia. Enlaza el sistema de Kuen-lun central con los montes del Kuku-Nor, 100 kms. al S. del lago de este nombre. Su alt. media es de unos 4 000 m.

SIANTAN Ó SCIANTHAN: Geog. Grupo insular del Archipiélaho Anambas, dependiente de la prov. ó residencia de Riu, Indias holandesas, Archipiélago Asiático. Lo forman tres grandes islas, Siantan ó Terempah Mata y Mobur, y 20 isletas y rocas, Tabian, Pandang, Pemguendong, etc. La isla Siantan es la mayor; tiene 100 kilómetros cuadrados. Produce cocos, sagú y maderas de construcción.

SIAPA: Geog. Una de las islas Calaguas, adyacentes á la costa N. de la prov. de Camarines Norte. Tiene unos 4 kms. escasos de largo y l de ancho.

y

SIARGAO: Geog. Isla del Archipiélago Filipino, sit. al E. del extremo N. de Mindanao al S. E. de Dinagat, á la cual parece unida por un banco submarino de unos 58 m. de fondo. Demora 30 kms. al N. de la costa más próxima de Mindanao. Es irregular, de forma redondeada por el S., en donde tiene su mayor ancho, que es de 22 kms. ; de allí va angostando á terminar al N. en una punta estrecha y larga, midiendo 35 kms. de extensión de N. & S. Una pequeña cordillera la divide en sentido de su long. Sobre los arrecifes que se extienden por su parte N.O. y S. E. se levantan pequeñas isletas. En la costa tiene varias visitas y algunos pequeños puertos, dando entrada á ellos las quebraduras de los arrecifes madrepóricos que rodean la isla.

SIÁRUM: Geog. ant. C. de la Bética, asignada al convento jurídico de Sevilla, mencionada por Plinio. Acuñaba moneda. Se encontraba situada en el cerro del Sarro, donde se conservan sus ruinas y algunas inscripciones con su nombre. El paraje de que se trata está á unas 3 leguas al S. de Utrera y una al E. de Cabezas de San Juan. Cortés quisó situarla en Zarracatín, más al N., donde se conservan ruinas.

SIAS: Geog. Río del N.O. de Rusia. Sale de un pantano sit. en la parte central del gobierno de Novgorod; corre hacia el N., recibe por la derecha el Volojda, desvíase al N.O., después al O. y luego al N., para recibir, también por la dere cha, el Tijvinka, que lo hace navegable y lo empuja hacia el O. N.O.; entra en el gobierno de San Petersburgo, recibe por la izq. el Lynna, y desagua en el lago Ladoga junto á la aldea de Siaskiie-Riadki, después de un curso de 269 kilómetros. Canal lateral á la orilla S. del lago Ladoga, entre las desembocaduras del Sias y del Voljof; tiene 12 kms. de curso.

SIASI Ó SIASSI: Geog. Isla del Archipiélago y grupo de Joló, Filipinas. Su pico, de 150 m. de altura, se halla en 5°32′ lat. N., y se tiende unos 11 kms. de N. á S. con un ancho de 10 de E. á O.; es la más elevada entre Joló y TauiTaui, y puede distinguirse fácilmente por una mancha obscura de árboles que tiene inmediata á la cumbre, desde la cual desciende suavemente el terreno hasta la mar, todo él desmontado y al parecer bien cultivado. En los arrecifes que avanzan de las costas S.O. y oriental se ven grandes rancherías, cuyos habitantes se dedican á la pesca de perlas, pues la ostra de nácar se cría abundantemente en sus aguas. En los veriles oriental y occidental del espacioso arrecife que sale al E. de Siassi hay una multitud de islitas de poca altura, frondosas y desiertas, de las cuales Sibihing, que es la mayor, es tan sumamente baja, que á pleamar á veces la cubre en parte el oleaje (Derrotero del Archip. Filipino). Pueblo del Archip. y prov. de Joló, Filipinas; 305 habits., sin contar la población mora.

SIASKOTAN: Geog. Una de las islas Kuriles, Japón, sit. 60 kms. al S.O. de Onckotan; 180 kms.2 y dos volcanes humeantes.

SIATISTA: Geog. V. SIACHIXTA.

SIATÓN: Geog. Pueblo de la isla de Negros, Filipinas; 8211 habits. Terreno llano, bañado por los ríos Siatón y Canaoay, con buen puerto hacia el E., en el extremo S. de la isla, donde está la punta Siatón.

SIAU 6 SIAVU: Geog. Islas del grupo Sangui, Indias holandesas, Archipiélago Asiático.

SIB: Geog. C. del Omán, Arabia, sit. al O. N.O. de Mascate y cerca de la costa del Golfo de Omán. Es la residencia predilecta del sultán de Mascate, á causa de la salubridad de su clima.

SIBACÓN: Geog. Isla formada por brazos del río Pasig, Luzón, Filipinas, entre los pueblos de San José, Dinondo y Santa Cruz.

SIBALDIA (de Sibbald, n. pr.): f. Bot. Género de plantas (Sibbaldia) perteneciente á la familia de las Rosáceas, tribù de las driadeas, cuyas especies habitan en Europa y Asia Medias y en el N. de América, y son plantas herbáceas, con pelos sedosos ó esparcidos y desprovistas de glándulas, con los tallos tendidos, las hojas alternas, compuestas de folíolas enteras ó hendidodentadas, la terminal cuneiforme, entera ó

tripartida en estípulas lineales lanceoladas, y flores blancas ó amarillentas dispuestas en corimbos; cáliz con el fondo cóncavo y el limbo quinquéfido con cinco bracteitas en la parte exterior, y las lacinias valvadas en la estivación y persistentes; corola de cinco pétalos insertos en el cáliz, alternos con las lacinias del mismo y lineales espatulados; estambres insertos con los pétalos, bien en número de cinco y alternos con éstos, ó bien 10, la mitad alternos y la mitad opuestos á los pétalos, en uno y otro caso con los filamentos libres y las anteras biloculares y longitudinalmente dehiscentes; cinco á 10 ovarios sentados en el fondo del cáliz, libres, uniloculares y conteniendo cada uno un solo óvulo colgante; estilos laterales y estigmas sencillos; cinco á 10 aquenios incluídos dentro del cáliz, y mochos por ser el estilo caedizo; semilla invertida, con el embrión sin albumen y la raicilla súpera.

- SIBALDIA: Zool. Género de mamíferos del orden de los cetáceos, familia de los balenopté ridos, tribu de los balenopterinos, que se carac teriza por tener las aletas y vértebras cervicales parecidas á las del género Physalus; 56 á 58 vértebras; 14 pares de costillas, las del primero y segundo con dos cabezas; mandíbula inferior comprimida, alta y con distinta apófisis coronoides. La especie tipo de este género es la Sibbaldius Schlegelii Gray, que ofrece los mismos caracteres del género y habita en las aguas de Java. Este cetáceo vive aislado generalmente, y sólo por casualidad se le encuentra reunido en manadas. Sus viajes tienen lugar por las aguas del Archipiélago Malayo, las costas de Australia, y desciende hacia las regiones antárticas.

A pesar de su maciza estructura es ágil y rá pido; corta las olas con la misma ligereza que un buque de vapor, y nada en línea recta ó describiendo curvas, tan pronto á flor de agua como á grandes profundidades. Cuando estos animales no están quietos se ve aparecer su cabeza y una parte de su lomo en la superficie del agua, cada cuarenta segundos por término medio. El agua que ha penetrado en sus fauces la lanzan con gran fuerza, y un sonido que se oye desde bastante distancia; en caso de peligro se sumergen, y permancen, según varios autores, media hora y hasta una debajo del agua. Cuando nadie les inquieta se echan de espaldas ó de lado en la superficie, se revuelven y retozan de mil modos. A veces se les ve con la mitad del cuerpo fuera del agua, y si el mar está tranquilo se duermen mecidos por las olas.

Su alimento consiste en pequeños animales marinos, como zoófitos, moluscos y anélidos, muchos de los cuales no se perciben á simple vista, bien es verdad que de una sóla vez se tragan millones de ellos. Cuando un pez pequeño se pierde en su vasta boca se lo tragan también, así como las algas que se le introducen, pero en cuanto á los peces grandes no le permite su esófago demasiado estrecho dejarlos pasar.

Sus sentidos no están muy desarrollados: la vista y el tacto son los más perfectos, pues su inteligencia no está muy desarrollada; son mansos y tímidos; viven en paz entre sí y con la mayor parte de los animales marinos; únicamente cuando se les acomete dan pruebas de valor, de endiéndose con tenacidad y muchas veces con buen éxito; su cola constituye el arma principal: un solo golpe de ella basta para destrozar una lancha ó hacerla volar por los aires; de un aletazo matan al animal más fuerte.

Acerca de su reproducción no se sabe aún nada cierto; unos dicen que la hembra pare dos hijue

los

y otros que uno solo; que le amamanta largo tiempo, manifestándole gran cariño, y que le defiende con bravura, escondiéndole entre sus nadaderas en cuanto vislumbra algún peligro; has. ta que crece lo bastante para vivir por sí mismo es conducido por la madre.

No se sabe cuánto dura la gestación de estos animales, pero es indudable que necesitan muchos años para alcanzar su desarrollo completo. El aceite, la grasa y otros aprovechamientos que la industria hace de estos cetáceos no permiten que lleguen á la vejez, pues se les caza con encarnizamiento. Algunos pueblos, no sólo aprovechan su aceite y su grasa, sino que también comen su carne y aprovechan la piel y los huesos.

SIBÁLOM: Geog. Dos ríos de la isla Panay, Filipinas. El Sibálom de Iloilo se origina á gran altura, en las vertientes orientales del monte Ig. dalig, y baja en dirección media del E. S. E. por los barrios Cabuyao, Calantangán y Osanquín, hasta la desembocadura del arroyo Patang, con el carácter de torrente impetuoso y de vaguada muy pen liente. Desde Tagsing se modifica ésta, regularizándose la corriente y deprimiéndose las laderas paulatinamente. Cerca de las márgenes

del río se levantan numerosos caseríos. En el de Tinaán, poco después de recibir las aguas del importante arroyo Tiacán, el río vuelve hacia el S.S. E. aumentando la anchura de su valle y el

á

caudal de sus aguas poco a poco, de modo que

en León se dividen éstas en varios ramales. El lecho del brazo E. es de 102 m. de ancho, con dos hileros de agua de 15 y 0,25 m. de profundidad en estiaje, y el del Ö. tiene 122 con 20 y 0,30 m. de profundidad de agua también en estiaje. Desde Córdoba el río cambia de dirección tomando la del S.S.O., y desemboca por fin en el mar cerca del pueblo de Guimbal, después de 57

|

|

SIBARIO: m. Zool. Género de insectos del orden de los coleópteros, familia de los meloidos, tribu de los cantaridinos. Este género se distingue por ofrecer los caracteres siguientes: menton cuadrangular; la lengueta dividida en dos lóbulos agudos y ciliados; el último artejo de los palpos labiales cilíndrico y obtuso en su extremo, el de los maxilares un poco triangular y oblicuamente truncado; las mandíbulas cortas y enteras en su extremidad; labro muy saliente y redondeado por delante; la cabeza corta y trígo. na; ojos medianos, transversales, muy salientes; antenas muy largas, delgadas, casi siempre setáceas, con los artejos casi cónicos: el segundo muy corto, los siguientes iguales; el protórax alargado, más o menos cónico; el escudo muy pequeño; los élitros muy alargados, paralelos, medianamente convexos y redondeados en su extremidad; las patas largas y delgadas; espinas de las tibias posteriores simples; las uñas hendidas; su división inferior muy delgada; la superior pectinada; el cuerpo largo, esbelto y finamente pubescente.

kms. de recorrido, habiendo recogido antes las que se extiende desde el puerto de la Habana al
aguas del río Tacúyong cerca del caserío Bayoco. O., placer que en este sitio se amplía y presenta
En su desembocadura presenta un brazo de 5 numerosos escollos y un bajo cuya sonda es de
m. de ancho al O., luego un arenal de 60, des- 4 brazas en el extremo occidental y de 10 en los
pués otro brazo de 31 de ancho y 0,25 de profun- demás. El veril del placer tiene 100 brazas, y
didad, y por último otro arenal de 80 m. de an- éste un fondo que varía de 18 á 20 por donde
cho. El otro río Sibálom corresponde á la re- no se presenta el bajo. Llámase á esta ensenada
gión de Antique ú occidental, y su cuenca es la también punta de río Guanabo y embarcadero
de mayor superficie y la más notable que hay en del Rincón, y su costa, la mayor parte de playa
esta región. Nace en las vertientes occidentales arenosa, es pedregosa en el contorno que se ha-
del monte Ibayog, comprendido entre el Iglla entre el caserío de la Roca del Rincón y la
mintó y Tigatay, y baja con rápida pendiente y punta de este último nombre (Pezuela).
muy estrechado entre laderas escarpadas. El
aspecto de esta parte superior del río es muy que-
brado y abrupto, y sus aguas, que por lo general
corren rápidas é impetuosas entre pedregales
de grandes cantos amontonados en el lecho, á
veces se remansan profundamente ó se ensan-
chan si las laderas lo permiten. Desde poco más
arriba del barrio Sinundulán la corriente co-
mienza á regularizarse algún tanto y las laderas
pierden paulatinamente el carácter abrupto de la
parte superior, modificándose más todavía estas
circunstancias al recibir por su margen izquier-
da el gran afl. llamado Maninila. Desde esta
confluencia hasta la del Tigpuluán riega el Si-
bálom una estrecha vega muy prolongada, entre
laderas por lo general escarpadas, pero acanti-
ladas sólo en algunos parajes de la orilla derecha
del río, pues las de la izquierda suelen ser bajas
y llanas ó de pendientes muy suaves. En este
trayecto está situado el pueblo de San Remigio,
más abajo del cual, en el punto en que el cami-
no atraviesa el río, presenta éste un lecho de
372 m. de ancho, en el que las aguas de estiaje
ocupan unos 90, con algo menos de medio m. de
profundidad. En la confl. del Tigpuluan, más
arriba de donde éste recibe las aguas del Mauit,
se desarrollan una red de ramales, secos unos y
otros con agua, corrientes ó encharcadas, en
parte alimentados por el Mauit, por el Tigpu-
lúan y por el mismo Sibálom, cuyo valle aluvial
empieza en este punto á extenderse considera-
blemente. El río en todo este recorrido, muy si-
nuoso en la parte superior y más recto desde
Bogó, baja arrumbado hacia el S.O., pero al in-
corporársele el Tigpulúan tuerce hacia el O. y
O.N.O., entra en el terreno llano de su propio
delta y desemboca al N. del pueblo de San Pedro
por tres brazos, cuyos lechos miden la anchura
respectiva de 296 m. el del S., 110 el del centro
y 365 el del N. En 1886 aparecía éste como más
caudaloso. De N. á S. el delta del río se extien-
de desde Buroc-búroc hasta cerca de Antique,
de suerte que todos los esteros que existen en
esta llanura pueden considerarse como antiguos
desagües del Sibálom. La dirección principal
que trae el río hasta el pueblo de Sibálom, y el
saliente que los aluviones presentan hacia San
José de Buenavista, hacen presumir que su di-
rección primitiva, en esta zona, era la mi-ma
que tiene el río en la superior, y bajaba primero
hacia Malandog y luego hacia San José, trans-
portándose su lecho sucesivamente hacia el N.
hasta la situación que hoy ocupa, en la cual ha
podido presentar también en otras épocas rama-
les que llegasen hasta Buroc-búroc. El recorrido
actual y total de este río de Sibálom es de unos
70 kms. (E. Abella, La isla de Panay).

- SIBÁLOM Ó SIBALÓN: Geog. Pueblo de la
prov. de Antique, isla de Panay, Filipinas;
San José de Buenavista. V. SIBÁLOM.
12267 habitantes. Sit. en el interior, al N. E. de

SIBANICU: Geog. Pueblo y antiguo part. de
3. clase en la jurisdicción y prov. de Puerto
Príncipe, Cuba.

SIBARIA: Geog. ant. C. de España en la época
romana, y mansión en el camino que iba de Mé-
rida á Zaragoza por Salamanca. La mencionan
el Itinerario de Antonino y el Ravenate. Dista-
ba 21 millas de Salamanca y se encontraba al
N. de dicha c. Leovigildo entró en ella por fuer-
za de las armas, según manifiesta San Isidoro.
Cortés la reduce a Peñausende, sin razón algu-
chosa, y no dista 21 millas, sino bastante más,
na, pues la etimología de que se vale es capri-

de Salamanca. Saavedra la fijó acertadamente
en la Torre del Sabre, entre el Cubo y San Cris-
tóbal del Monte, siguiendo las indicaciones de
Fernández Guerra.

SIBARIMAR: Geog. Ensenada en la costa N.
de Cuba y prov. de la Habana, sit. entre Tarará
y el Rincón, en la parte ocupada por el placer

Este género se ha fundado por un insecto (Sybaris inmunis Steph.), encontrado en Inglaterra y que parece ser de origen exótico. Su tamaño no es grande y el color de sus tegumentos es el leonado testáceo más ó menos mezclado de negro.

SIBARIS: Geog. ant. C. de la Lucania, Italia, sit. cerca de la confl. del Síbaris (Coscilo) con el Cratis, fundada por los locrios hacia el año 725 a. de J. C. Sin puerto, pero con buena rada, pronto adquirieron importancia sus relaciones mercantiles, sobre todo con el Asia Menor; exportaba ganados, lana, frutas y otros produc tos agrícolas. Las grandes fortunas que alcanzaron sus pobladores contribuyeron á la depravación de las costumbres, y el nombre de sibarita se hizo sinónimo de afeminado.

En la época en que Mileto, á causa de sus luchas civiles, sociales y políticas, se había visto precipitada á la ruina, es decir, aproximadamente desde 560, pudo Síbaris ser considerada como la c. más rica y esplendente del mundo griego contemporáneo. Síbaris ejercía su dominación sobre cuatro tribus de indígenas enotrios y sobre 25 pequeños lugares, y así su población como su riqueza y fuerza guerrera eran muy importantes, contando en un perímetro de dos horas y media 100000 habits., de los cuales 5000 eran nobles. Pero el antiguo orden democrático se estrelló desgraciadamente ante la resistencia de la timocracia, protegida por una gran propiedad territorial. El orgullo arrogante, la licenciosa ostentación, la molicie y la vida altamente desordenada iban siendo cada vez más las cuaEn Síbaris estallaron las discordias político-solidades distintivas de aquella rama de los áqueos. ciales antes que en el territorio aqueo confederado. En 520, poco más ó menos, el demagogo Telis, al frente del demos, destruyó la soberanía de la nobleza propietaria y capitalista, desterrando á 500 de los más ricos propietarios, cuyos terrados encontraron acogida en la c. de Crotobienes ingresaron en el Erario público. Los desna, que entonces contenía también dentro de sus muros un considerable elemento democrático, pero en la cual gobernaba la aristocracia. Estos desterrados y la influencia de Pitágoras en Crotona ocasionaron una terrible guerra con Síbaria; el príncipe Telis se sintió lastimado en su dignidad al ver que la nobleza de Crotona desterraba á uno de sus compañeros de raza, á su yerno Filipo. Inmediatamente amenazó el tirano á los crotoniatas con la guerra si no arroja. ban de la c. á sus enemigos, los fugitivos sibaritas, y no los ponían á su disposición. Cuando la nobleza crotoniata, que apenas podía poner en pie de guerra la tercera parte del ejército que Telis tenía á su disposición, vaciló acerca de la resolución que debía adoptar, Pitágoras optó por

recoger el guante que les arrojaba el príncipe sibarita. Rompiéronse las hostilidades en el año 510, librándose junto á las aguas del Tracis (hoy Trionto) una sangrienta batalla. El deshonor de los griegos dió más tarde origen á cierta anécdota, según la cual la música guerrera de los caballeros de Crotona introdujo el desorden entre la caballería enemiga, impidiendo sus melodías que pudiesen permanecer sus caballos en ordenada formación. Pero en realidad lo que ocasionó la derrota de los sibaritas fué la mejor organización del ejército de Crotona y el talento de su jefe el audaz Milón. Los vencedores no hicieron prisionero alguno, sino que pasaron sin piedad á cuchillo á todos los vencidos; al llegar á Síbaris supieron que sus habits. habían asesinado á Telis y á sus partidarios; mas á pesar de ello fué la c. sitiada y tomada á los setenta días, huyendo la mayor parte de sus habitantes á las colonias de la Baja Italia. Los crotoniatas abusaron inicuamente de su victoria, arrasando completamente la c. (S. F. Herzberg, Historia de Grecia). Algunos tesalios la reedificaron en 452; pero cinco ó seis años después tuvieron que abandonarla, obligados por los crotoniatas Varios colonos atenienses la reconstruyeron en 446, á alguna distancia de su primitivo emplazamiento, con el nombre de Thú

rium.

SIBARITA (del lat. sybarita; del gr. ouẞapirns, de Zußapis, ciudad célebre por la riqueza y el lujo de sus habitantes): adj. Natural de Síbaris.

Ut c. s.

- SIBARITA: Perteneciente á esta ciudad de Italia antigua.

fueron bahías y ahora están completamente separados del mar, dan en conjunto á esta región cierto aspecto noruego; pero al E. de Ienisei la inclinación gradual del suelo en el continente y bajo el mar, los ríos transportando aluviones y las olas arrojando á la orilla despojos de numerosos organismos, han regularizado la línea de la costa dándola una forma semejante á las de las zonas templadas. Por otra parte, el lecho marino, igualado por las arenas, el fango y los detritus de toda especie que caen de la superficie, es por lo general mucho más unido que las superficies continentales próximas.

lio de 1785. M. en 1872. Hijo de un médico de
dicha ciudad, se recibió de Licenciado en Derecho
en 1810, y al año siguiente se doctoró en Filoso-
fía. Recorrió después Alemania y Suiza, haciendo
amistad con los sabios más distinguidos. Cuando
regresó á Copenhague en 1813, la Universidad
le nombró catedrático provisional de Filosofía y
titular en 1829. En 1816 era ya Sibbern indivi-
duo de la Academía de Ciencias de Copenhague,
y fué uno de los fundadores de la sociedad para
la libertad de la prensa. Adquirió en Dinamarca
gran reputación por sus obras filosóficas, que ejer-
cieron en este país una influencia incontestable.
Muy instruído, conocedor de las Ciencias natu- Toda la costa septentrional de la Siberia está
rales, se dedicó á aplicar el método de análisis formada por un movimiento insensible del alza-
científico al examen de los fenómenos psicoló-miento del fondo del Mar Glacial, fenómeno
gicos. Educado en la Filosofía alemana, y par- comprobado por muchos viajeros. Erman, Mid-
tidario de las ideas de Schelling, quiso, sin em- dendorff y Wrangel han seguido las líneas tra-
bargo, permanecer fiel á la religión, y formó con zadas por el borde del mar en las tierras del
estos elementos un sistema híbrido que no podía continente, á 200 kms. de la orilla actual y á
satisfacer á los racionalistas ni á los ortodoxos, y más de 100 m. de alt.; han visto numerosas
que además tiene el inconveniente de ser muy bahías convertidas en lagos ó totalmente deseca-
difícil de comprender á causa de la terminología das; bancos de conchas que la congelación ha
adoptada por Šibbern. Partidario declarado de las conservado perfectamente y que en nada se dife-
ideas autoritarias. fué objeto de vivos ataques de rencian de las especies actuales del Océano Gla-
los liberales. Independientemente de numerosos cial, é indican también muchos promontorios
artículos publicados en diversos periódicos y co- que eran islas cuando las exploraciones de an-
lecciones, se deben á Sibbern: La naturaleza y la teriores viajeros. Muy recientemente, durante la
esencia espiritual del hombre; Psicología, Trata- invernada de Nordenskiold en las inmediaciones
do de Biología y cartas póstumas de Gabrielis; del Estrecho de Bering, Bove ha comprobado
Del amor; Elementos de Lógica; De præxistencia, muchos fenómenos de este género que evidencian
el levantamiento de la costa.
genesi et inmortalitate animæ, Archivos y reper-
torio filosóficos, Sobre la Poesía y el Arte en gene-
ral; Sobre la idea, la naturaleza y la esencia de
la Filosofia; Cosmología especulativa y elementos
de una Teología especulativa; Relación del alma
epicúreos; De la lucha entre los dos grandes pode
res políticos de Dinamarca, etc.

- SIBARITA: fig. Muy dado á regalos y pla- con el cuerpo, Moral comparada de los estoicos y

ceres.

SIBARÍTICAMENTE: adv. m. De una manera sibarítica, sensual.

SIBARÍTICO, CA (del lat. sybariticus): adj Perteneciente ó relativo á la ciudad de Síbaris. - SIBARITICO: fig. SENSUAL.

Por un refinamiento algo SIBARÍTICO, no fué el hortelano, ni su mujer.. quien nos sirvió la merienda, sino dos lindas muchachas criadas y como confidentas de Pepita, vestidas á lo rústico, si bien con suma pulcritud y elegancia.

VALERA.

SIBARITISMO (de sibarita): m. Género de vida regalada y sensual, como la de los antiguos sibaritas.

SIBATA: Geog. C. del ken de Niigata, provincia de Etsigo, región septentrional de Hondo ó Nipón, Japón; 18000 habits.

SIBAUAN: Geog. Isla adyacente á la costa N. E. de la prov. de Camarines Sur, Luzón, Filipinas. Dista de ella poco más de 1 kms. y tiene 5 de largo y más de 3 de ancho.

SIBAY: Geog. Isla del grupo Semerara, Filipinas, sit. á 12 kms. al S.S. E. de la Semerara y á 4 al S.O. de Caluya; tiene 65 m. de alt., 11 kilómetros de largo y 4 de N. á S. La punta N.O. de esta isla, de piedra tajada á pique, es limpia y muy hondable; la costa N lo es también, pudiendo navegar por ella cualquier clase de buque amilla de distancia, pero la costa O. es muy sucia, con arrecifes de piedra que salen más de una, extendiéndose por toda ella; en el veril de estos arrecifes se encuentran 10 y 13,3 m. piedra, pero á poco que se atraque la costa se cae en menos de 1,7 m. de agua. Entre las puntas N. y más E. de la isla hay, como á 2 cables de tierra, un pequeño fondeadero abrigado de los vientos del tercer cuadrante, con 15 m., fondo arena fina, y es el único claro que tiene la isla en que no se sonde en piedra. En este fondeadero es preciso tener fuera mucha cadena, pues á poco que se garre se cae á 50 m. de agua. En la punta E. hay agua, aunque en poca cantidad y no muy buena, y en la punta N. E. sobre unos peñascos se encuentra una ranchería con unos 400 habits. que se mantienen de la pesca, aunque el terreno parece propio para sembrar y abunda el arbol de la brea. Esta isla pertenece á la provincia de Mindoro.

SIBAYA: Geog. Antiguo dist. del dep. Tarapacá, Perú, hoy perteneciente á Chile.

Sibbern (FEDERICO CRISTIÁN): Biog. Filósofo y escritor danés. N. en Copenhague á 18 de ju.

SIBERIA: Geog. Región septentrional del Asia y parte N. de la Rusia asiática.

Situación y límites - Todas los fronteras de la Siberia, excepto una parte de la meridional son naturales: báñala al N. el Océano Glacial Artico, desde el río Kara hasta el Estrecho de Bering, y al E. los mares de Bering, de Ojotsk y del Japón, hasta la desembocadura del Tumen-Kiang, en la frontera de Corca, cuya desembocadura está comprendida dentro del territorio siberiano, según el convenio de 1886 entre Rusia y China; al O. separa la Siberia de la Rusia europea el curso superior del río Ural, los montes Urales y el río Kara; al S. la línea límite entre la Sibería y la Manchuria, la Mongolia y las provs. rusas del Asia central, sigue primeramente el curso inferior del Tumen-Kiang, corta el lago Janka y desciende por el río Usuri; en Jabarofka empieza á remontar el curso del Amur y después el de Orjon, desde Ust-Strielka hasta Abayaituievsk; describiendo un gran arco convexo al S. cruza los ríos Onon y Selenga, vuelve al N.O., pasa por la cima de los montes Saian, atraviesa el Ulu-Kem ó Alto Ienisei, los montes Bieluja y el río Bugtarma, cuyo curso sigue hasta cerca de la confl. del Irtich; paralela a la orilla dra. de este río la línea fronteriza continúa hasta el N. de Semipalatinsk, corta luego el Irtich, y dirigiéndose al O. cruza el Ichim y el Tobol, remonta parte del curso del Bajo Ui y llega á la población de Orsk, sobre el río Ural. Para la frontera asiático-europea, véase ASIA. Los límites astronómicos son: al N. el paralelo de 77° 36′ 8′′, que pasa por el Cabo del Cheliuskin; al S. el de 42° 20', en la desembocadura del Tumen-Kiang, en el Mar del Japón; al O. el meridiano de Orsk, 62° 14' longitud E. Madrid; y al E. el que pasa por el Cabo Oriental, á los 172o 3′ longitud 0.

Madrid.

Superficie y población. - La extensión superficial de Siberia, sin contar las comarcas asiáticas de Perm, Ufa y Orenburgo, es de 12518489 kilómetros cuadrados, un tercio mayor que la de Europa; la población es de 4782652 habitantes, poco más que la de Bélgica; la densidad de población que resulta es de 0,4 habits. por km2.

Litoral é islas. - Las costas septentrionales de Siberia, bañadas por aguas más frías que las de Noruega y Escocia, no se hallan tan recortadas en fiordos como éstas. Sólo entre las desembocaduras del Kara y del Ienisei el litoral siberiano tiene alguna semejanza con el de la Escandinavia. La bahía de Kara, el estuario del Obi, el del Taz, el Golfo de Ienisei y sus diversas endentaciones, así como los lagos que antes

Según los cálculos de Strelbitsky, las costas

siberianas del Mar Glacial tienen un desarrollo
de 15906 kms. y 14908 las del Océano Pacífico:
en total 30814. La bahía de Kara ó de Baidara-
ta es el origen occidental del litoral del N.;
siguiendo hacia el E., entre el Mar de Kara y la
bahía y Golfo del Obi, el continente proyecta la
gran península de Ialmal ó de los Samoyedos,
de 670 kms. de long., con una anchura que varía
entre 130 y 270, la cual forma los cabos Skura-
tof al O. y Drovianoi al E. La bahía del Obi,
que baña al S. y al E. la península de Ialmal,
se transforma más al N. en el golfo del mismo
nombre, que en la orilla occidental forma el
Cabo Kamennyi y por la oriental comunica con
la bahía del Taz, hendida al S. por el estuario
del Pur y del Taz, que se unen más allá del
círculo polar. La bahía del Taz contiene un ver-
dadero archipiélago de islas é islotes, más nume-
rosas en la desembocadura del río; son las princi-
pales las de Punu ó Puni, Iagodnyi, Evnerman-
salé y Najodka. En el estuario del Pur está el
Archip. de Purka. La parte meridional del Golfo
de Obi y la bahía de Taz destacan del continen-
te una gran península innominada que termina
en el Cabo Pavorotnyi. En la bahía y golfo cita-
dos y el estuario del Ienisei, continuado por la
bahía de este nombre, se forma otra península,
de la que se desprenden varias secundarias, entre
las que la más occidental de las tres principales
forma la parte N. de la costa oriental del Golfo
de Obi, y la siguiente, separada de la anterior
por la bahía de Guida, avanza más al N.
mina en el Cabo Mattessal. Más al E. se abre el
Golfo de lenisei, sembrado de islas, islotes y
escollos; á lo largo del golfo se extiende la isla
Sibiriakof, descubierta por Nordenskiold en 1876.
Después del estuario del Ienisei, el litoral, con
algunas sinuosidades, se dirige al N. E. hasta el
Cabo Cheliuskin, que es el punto más septen-
trional del Continente Asiático y término de la
península de Taimir, que la bahía del mismo
nombre divide en dos partes, y presenta además
un gran promontorio bañado al E. por la bahía
de San Tadeo y al O. por la de Taimir, pro-
montorio que proyecta al N. el citado Cabo
Cheliuskin. El litoral comienza luego á descen-
der hacia el E. S. E., cuya dirección conserva
hasta el Cabo Oriental, no obstante los nume-
rosos accidentes que interrumpen la costa, como
la bahía de Jatanga, la desembocadura del Ana-
bara, luego la del Olenek y el delta del Lena,
que inclinan hacia el S. la línea del litoral, y
las bahías del Borjaya y del Iana, que le hacen
remontar al E. hasta el Cabo Sviatoi. A lo largo
de la costa se extiende el archipiélago más vasto
de Siberia, compuesto de islas é islotes, que ha
recibido el nombre de Nueva Siberia.

ter

Los principales grupos que forman estas tierras insulares son: las islas Liagof, compues to de la isla Grande, separada del continente por el Estrecho de Merkuchkin; la Pequeña más al N., y la de Stolbovyi al O.; el gru

« AnteriorContinuar »