Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[blocks in formation]

SOPOR (del lat. sopor): m. Sueño morboso del que se saca á los enfermos con dificultad.

Al cual enviado SOPOR placentero; Tomó una costilla sin daño hacer, Y desta costilla formó una mujer Dios, en ayuda de su compañero.

ALVAR GÓMEZ DE CIUDAD REAL.

SOPORÍFERO, RA (del lat. soporifer; de sopor, sopor, y ferre, llevar): adj. Que mueve ó inclina al sueño; propio para causarlo.

Cual suele vaporear dulce Lieo,
Cuando la acción vital turba, y derriba,
Néctar fué SOPORÍFERO el Leteo;
Del canto, que engañó vigilia viva.
VILLAMEDIANA.

SOPOROSO, SA: adj. SOPORÍFERO.
-SOPOROSO: Que tiene ó padece sopor.
- SOPOROSO: Caracterizado por el sopor.

... como lo vemos en un letargo, ú otra enfermedad semejante, SOPOROSA y aguda. COVARRUBIAS. SOPORTABLE: adj. Que se puede sufrir ó to

lerar.

- La medianía

ES SOPORTABLE, convengo,
Pero la indigencia tiene

Una cara que da miedo.

BRETÓN DE LOS HERREROS.

aguas y arrojarlas fuera; otras veces el soportal
es de construcción más rica, y se halla cubierto
de cristales en sus cuatro caras formando un
verdadero vestíbulo, del que nos ocuparemos en
el lugar correspondiente (V. VESTIBULO). A ve-
ces sobre el soportal se eleva un pabellón que
llega hasta los pisos más altos del edificio. En
muchas poblaciones de importancia es costum-
bre cubrir una plaza ó algunas calles con sopor-
tales corridos que forman como una galería abier-
ta, cuyo objeto es servir de paseo cubierto en los
días lluviosos, y entonces están formados por una
serie de fuertes pilastras de sillería, iguales y
equidistantes 4 66 metros unas de otras y otro
tanto del muro interior; las pilastras se unen por
dinteles de sillería ó de madera, ó bien arcos de
sillería; sobre los soportales continúa la edifi-
cación general, que de ordinario se sujeta á un

Soportales

siendo posible presentar sino algunos ejemplos. Todo par prismático amoldado tiene por forma elemental un cilindro que no es de revolución, que ajusta con otro que presenta en hueco una superficie idéntica á la del anterior; y como el ajuste de superficies muy extensas presenta grandes dificultades en la práctica, sólo se ponen en contacto los elementos superficiales necesarios para que el par no se desligue; en esta clase de pares se encuentra un elemento fijo que hay que sostener por medio de un soporte, pudiendo variar mucho la forma de éste en cada caso, y hallándose constituídos en gran número de ocasiones por elementos fijos de la máquina en que obra dicho par, siendo ejemplo de esto las guías de las varillas de los émbolos de las máquinas de va por; otras veces forman parte del soporte ó apoyo de la máquina, apoyo de fábrica ó de entramado de madera de forma apropiada para recibir la solera de aquélla y á veces el soporte: caso particular del anterior es una cavidad cilíndrica practicada en la fábrica misma. Cuando una pieza desliza sobre otra, como ocurre con la maza de las A

[graphic]

C

B

Fig. 1.-Sección para un plano horizontal machinas empleadas en la hinca de pilotes (figura 1), la guía se llama deslizadera; en la figu

plano uniforme; cuando los soportales están ce-
rrados por arcos pueden colocarse esculturas en
los tímpanos, y en este caso es más conveniente
recubrir la galería que forman, bien por una
bóveda en cañón, bien por bóvedas por arista ó
en rincón de claustro. Son notables principal-
mente los soportales de la plaza Mayor ó de la
Constitución de la ciudad de Salamanca, cerra-
dos por arcadas amplias y vigorosas, y en los
tímpanos colocados los bustos, labrados en piedra
con un baquetón circular que los encierra, de la
mayor parte de los reyes de Castilla y de algunos,
personajes notables; los soportales están cubier
tos por un techo de viguetas con bovedillas, ex-
cepto los que corresponden al Palacio de la Ciu-
dad ó Ayuntamiento, de buena y bella construc-
ción. Los soportales de la plaza Mayor de Ma-
drid, aunque ni tan espaciosa como la anterior
ni tan rica, también son notables: están cerra-
dos por plata bandas ó dinteles de sillería, cu-
biertos por cielos rasos, excepto los de las embo-
caduras de algunas calles, que lo hacen por bóve-

SOPORTADOR, RA: adj. Que soporta. Usase da, tan pronto en cañón recto como oblicuo,

t. c. s.

[blocks in formation]

-SOPORTAL: Pórtico, á manera de claustro, que tienen algunos edificios ó manzanas de casas en sus fachadas y delante de las puertas y tiendas que hay en ellas. Su objeto es preservar del sol y de la lluvia á los transeuntes, y sirven de paseo de invierno en muchos pueblos. U. m. en plural.

-SOPORTAL: Arq. y Const. Esta pieza suele ser de poca importancia en la mayor parte de los casos, y cuando está aislada se construye con dos postes de fábrica adosados al muro á ambos lados de la puerta que defiende, y otros dos más salientes formando cuadrado entre los cuatro, también de fábrica, de sillería, mampostería ó ladrillo, y á veces de madera los extremos, formados en este caso por dos pies derechos sobre basas de piedra: entre los cuatro postes se cierra por la parte superior un cuadrado por medio de fuertes soleras, las que sirven de asiento á una armadura en piñón recubierta con tejas y con su canalón por el lado del muro para recoger las

como en bóveda por arista. Es un sistema de
construcción que ha estado muy en uso durante
algudas épocas, pero que hoy tiende á desapare.
cer, sin duda porque, habiendo crecido notable-
mente las poblaciones, no tienen verdadero objeto
útil para la mayoría de los vecinos, y en cambio
quitan bastante terreno á la edificación, lo que
es muy de tener en cuenta cuando el terreno
cuesta caro, como sucede en las principales ca-
pitales modernas.

SOPORTANTE: p. a. de SOPORTAR. Que so

[blocks in formation]

A y B son las secciones de los soportes en deslizadera de la maza C, llamándose de ranura cuando la unión presenta la forma A (fig. 2), y de lengüeta si tiene la forma B; estas formas se

B

C

A

Fig. 2

[blocks in formation]

traviesa que hace tome aquélla la forma de una T, que lleva labrados en hueco en sus extremidades unos semicilindros que son del mismo radio que los que forman las deslizaderas, que son, según hemos dicho, el elemento fijo del par. Otro ejemplo de deslizadera son las cajas de estopas de las cubiertas de los cilindros de vapor, cuyo objeto es impedir la comunicación del cilindro con la atmósfera; estas cajas de estopa se hacen, en la superficie de deslizamiento, cilíndricas y del mismo radio que la varilla que las atraviesa; y aunque en esta combinación las superficies en contacto pueden formar un par de rotación, de los que hablaremos después, como las fuerzas sólo actúan en sentido del eje, forman en rigor las cajas un soporte de par prismático amoldado.

En los pares de rotación en que uno de los elementos es fijo los soportes tienen también formas muy variadas, que dependen de su importancia y de la colocación que puedan tener, siendo la más sencilla la que trata de asegurar la posición de un solo eje. El soporte ordinario de fundición (fig. 4), consta de dos pies, CF y DG, que se unen hacia el medio por una puente E, y en la

F

B

A

Fig. 4

parte superior por otra B, que es el plano de apoyo del soporte, para sostener el cojinete del par de rotación; estos soportes tienen que estar pareados con sus planos verticales paralelos, unidos entre sí por tirantes, y colocados a su vez sobre otro soporte A fijo á la fábrica, pudiendo el segundo ser de madera ó fábrica de cualquier clase; otras veces el soporte A es de fundición, como son generalmente las soleras de las máquinas fijas, cuya solera-soporte se une al macizo de fábrica por medio de pernos alojados en cajas practicadas en el soporte, con la forma conveniente, que generalmente tiene la de una T para que por el nervio que está libre puedan colocarse, corriéndose después hacia la cabeza en que quedan cubiertos en el grueso del soporte, y entonces hay que rellenar de plomo la parte de caja no ocupada por el perno. Los relojeros, para la colocación del tas, que termina por una cola piramidal de base cuadrada, emplean un soporte de madera (fig. 5) que se sujeta con tornillos de ore

a

Fig. 5

A

jas colocados en a y bá la mesa, y en cuya cabeza 4 llevan el taladro para que ajuste en él la cola del tas.

Los soportes de escuadra se emplean cuando haya de servir de primer apoyo la pared ó una columna; reciben este nombre por la forma de escuadra que presentan, teniendo unas veces la que se ofrece en la fig. 6, que representa un bloque de fundición con dos superficies de envolvente plana, formando ángulo recto; una de las superficies, la vertical, se aplica contra el muro, al que se fija con pernos que pasan por las cajas representadas en la figura, y cuyas cabezas están embutidas en el muro; otras veces se ajustan por el plano horizontal á una mesa de la misma manera, y la parte vertical sirve para fijar á ella las piezas que ha de sostener, pudien

do en este caso utilizarse para trazar con seguridad, sobre las piezas mismas, las secciones que producen dos planos perpendiculares entre sí; este soporte de trazado es muy útil para fabricar

Fig. 6

objetos de pequeñas dimensiones, y sobre todo para las colecciones de piezas en serie. El soporte de escuadra que sirve de apoyo á los metros para tallar quintos es sumamente sencillo: se reduce à una solera plana de madera ó fundición con una escuadra en el plano diametral de uno de los lados más cortos del rectángulo que forma, y de modo que la arista vertical enrase con la horizontal del plano; en estas dos se apoya un metro vertical, ó mejor una escala métrica de unos 2 metros de altura, dividida en centímetros y milímetros; por el metro corre unido á él, por un par prismático, un vástago horizontal, que es el que hace la medida, que se lee en el Indice que lleva y corre sobre el metro. Para sostener los cojinetes, cuando éstos se han de hallar fijos á la pared, se emplea el modelo (fig. 7);

17

Fig. 7

el cojinete se apoya en la plataforma A. También se puede fijar al techo, y entonces constituye uno de los elementos del par de rotación (figura 8); presenta en E una especie de estribo ó cojinete, en el que se apoya el muñón del eje, ó

B

E

Fig. 8

bien se coloca perfectamente ajustado un cojinete de latón ó bronce; necesita estar muy reforzado, por la parte inferior principalmente, pues en ella carga todo el peso; conviene advertir que este soporte resiste por tracción; y como la fundición no está en buenas condiciones para esta clase de esfuerzos, ha de hallarse muy bien construído para satisfacer á las condiciones que del mismo se exigen; tanto éste como el de la (figu ra 7) se unen a la pared ó al techo del taller por medio de pernos By C embutidos en aquéllos, y

que se fijan á los maderos de piso en este último caso, y á pies derechos empotrados en la fábrica en el primero.

El soporte llamado de plano móvil (fig. 9) se compone de dos planos de fundición articulados á charnela por CD formando un diedro; en el planc horizontal CA va un cuadrante EF, y en el plano móvil hay una oreja saliente que lleva una caja H, por la que pasa el cuadrante gradua do de que acabamos de hablar; esta oreja, labrada en tuerca, sirve para alojar un tornillo de presión G, que fija la posición del plano móvil CB, el cual queda sujeto por G al cuadrante, en el que se puede leer el ángulo que forman los pla

[blocks in formation]

nos; sirve para medir y trazar ángulos en los ta lleres.

El soporte de puntos es un instrumento de posición; se compone de una tabla ó mesa horizon. tal algo semejante á la mesa de un torno; lleva una ranura longitudinal por la que pueden correr dos muñecas verticales, que se fijan por la parte inferior de la tabla con un tornillo de presión, pudiendo también tener pequeños movi mientos por medio de un engranaje sin fin; cada muñeca lleva un ojo por el que corre un vástago horizontal, que se puede fijar en una posición cualquiera, por un tornillo de presión, en una de las muñecas, y en la otra, que lleva labrado en tuerca el ojo, por un tornillo en que exteriormente va labrado el otro vástago, que termina por la parte exterior en un pequeño volan te de manivela para hacer girar al tornillo; cada vástago termina en punta cónica de acero templado; entre las dos puntas, colocadas en la misma horizontal, cogen la pieza en que se va á trazar un corte cualquiera; otro soporte fijo á la tabla, que termina en varilla vertical que entra en un manguito vertical también, que se fija en cualquier posición por medio de un tornillo de presión y que lleva una punta ó lapicero que puede deslizar en otro manguito y girar alreledor de un eje horizontal, sirve para hacer el trazado, teniendo todos los movimientos que sean necesarios, gracias á esta disposición.

De otros muchos soportes podríamos ocuparnos, como por ejemplo los que se emplean para servir de apoyo á los carriles en los caminos de hierro: son de formas muy variadas y se terminan en una solera que se fija á las traviesas por escarpias, constituyendo el soporte una especie de tuerca abierta, de mandíbulas fijas, en la que entra el carril, que se ajusta con cuñas al soporte; los soportes de las líneas telegráficas, destinados, ya á sostener los hilos de la línea, ya á unir los aisladores á los postes, y en este caso con un cincho metálico que coge al aislador y le sujeta por un tornillo de presión, uniéndose por dos bridas á tornillo al poste, y en el otro el soporte es el aislador mismo de porcelana, que lleva una ranura en la parte superior en la que se apoya el hilo, si bien por la parte inferior llevan un gancho del que se suspende aquél; los soportes de las líneas telefónicas, que debiendo correr por dentro de la población tienen que sostenerse en soportes de apoyo múltiple, formados por ό dos vástagos verticales fijos á las cumbreras de las armaduras del tejado de los edificios, cuyos postes llevan traviesas horizontales en las que se apoyan los aisladores de porcelana que sostienen los hilos, los soportes aislados, con castillejus de barras de hierro dulce, formando armaduras de forma piramidal de sección cuadrada, que sirve para sostener en la parte más alta una jaula en la que van colocados, por el intermedio de aisla dores, los hilos de las líneas telefónicas ó los ca bles que aquéllos forman; una escala vertical sirve para llegar á la parte superior y forma par te del soporte, que debe penetrar en el suelo bastante, tanto para dar seguridad á la obra, que se halla solicitada por las tensiones desiguales y

uno

en distintos sentidos de los hilos, cuanto para prevenir un accidente caso de sobrevenir una tormenta, pues hacen el oficio de pararrayos, y por tanto deben comunicar con el suelo, como aquéllos, para facilitar el paso de la chispa, y estar resguardados exteriormente para que no se acerquen los transeuntes y evitar el peligro de un accidente grave; en la plaza de Antón Martín de Madrid hay un soporte de esta clase. Basta con lo dicho para formarse idea del objeto y disposición de este tan generalizado elemento de la construcción y de la industria.

SOPORTILLA: Geog. V. SANTA CRUZ DEL FIERRO, tambien llamada Santa Cruz de Sopor

tilla.

SOPORTÚJAR: Geog. Lugar con ayunt., partido judicial de Orgiva, prov. y dióc. de Granada: 667 habits. Sit. al S. de Sierra Nevada, cerca del río Chico, afl. del Guadalfeo. Terreno quebrado; cereales, vino, garbanzos y frutas; cría de ganados.

SOPRANO (del ital soprano; de sopra, sobre, encima): m. Mús. La más aguda ó alta de las cuatro partes en que se divide la extensión de la voz humana, bajo, tenor, contralto y so

[blocks in formation]

-SOPRON Ó SOPRONY: Geog. C. cap. de comitado, Hungría, sit. al O. N.O. de Pest, cerca de la orilla occidental del lago Ferto ó de Neusiedl; 25 000 habits. Fab. de páños, azúcar, etc.; gran mercado de ganado; en los alrededores viñedos y árboles frutales. Iglesia de dos torres, y otra de Benedictinos, del siglo XIII. Merecen citarse también el teatro, construído de 1840 á 1841, el nuevo casino y el palacio Szechenyi.

SOPUBIA: f. Bot. Género de plantas pertene. ciente á la familia de las Escrofulariáceas, cuyas especies habitan en la India, y son plantas herbáceas con las hojas opuestas, las inferiores hendidopinnatifidas y las superiores enteras; flores solitarias situadas en las axilas, cortamente pedunculadas, bracteoladas en su base y con las corolas purpúreas, rosadas ó amarillas; cáliz acampanado y quinquéfido; corola hipogina, embudada, acampanada, con el limbo quinquéfido y las lacinias redondeadas, casi patentes y enteras; cuatro estambres insertos en el tubo de la corola, incluídos, didínamos, con todas las anteras fértiles, biloculares, con una de las celdas erguida y polinífera y la otra más pequeña, divergente y estéril; ovario bilocular, multiovulado, con las placentas adheridas en ambas caras del tabique medianero: estilo sencillo y estigma engrosado y obtuso. El fruto es una cápsula obtusa en el ápice, bilocular y que se abre por dehiscencia loculicida en dos valvas bífidas ó bipartidas y que llevan los tabiques adheridos en sus líneas medias; semillas numerosas con la testa floja y reticulada.

SOPUERTA: Geog. Ayunt. formado por los lugares de Avellaneda, Beci, Carral, Labaluga, Labarrieta y Mercadillo, que es la cab., los barrios de El Castaño, Labarrieta de Arriba, El Llano, Las Muñecas y Las Ribas y varios casediócesis de Vitoria; 1 570 habits. Sit. cerca de rios, p. j. de Valmaseda, provincia de Vizcaya, prov. de Santande", en un valle bañado por el río que desagua en Poveña, y al que concurren diversas cañadas, siendo las más importantes las de Labarrieta, El Carral y Galdames. Merced al

la

cambio de arrumbamiento de los estratos en esta región, el valle orientado paralelamente à ellos en su parte más alta los corta luego casi perpendicularmente desde la confluencia del arroyo del Galdames hasta San Juan de Somorrostro. El

ΤΟΜΟ ΧΙΧ

y escritor español. N. en Zaragoza á mediados del siglo XVI. M. á 12 de febrero de 1622. Hizo sus estudios en las Universidades de Zaragoza, de Alcalá y de Lérida, y ganó el grado de Doctor en Cánones. Obtuvo canonjía, y fué el prebendado más antiguo de la Seo de Zaragoza y últi mo de los regulares de ella. Ejerció los cargos de abogado de presos, consultor de la Inquisición de Aragón é inquisidor ordinario, comisario de la Cruzada, juez sinodal del arzobispado de dicha ciudad, su vicario general, rector tres veces de la Universidad de la misma, regidor presidente de los hospitales de niños y niñas huérfanos de ella, visitador de su Hospital general y canciller de competencias de Aragón. Tuvo una librería «que no se sabe haya poseído mayor, mejor

terreno es bastante abierto en los contornos de
Mercadillo, pero luego se reduce el valle á una
estrecha garganta y sólo enfrente de Muzquiz y
San Juan presenta una planicie de alguna ex-
tensión. Terreno montuoso; cereales, chacolí,
castañas, hortalizas y frutas; cría de ganados;
minas de hierro. Forman éstas dos agrupaciones.
En la que puede llamarse oriental, sit. en los
contornos del barrio de La Baluya y alto de Las
Muñecas, existen varias masas de hematites par-
da (rubio), con algo de hematites roja (vena),
armando en las areniscas del cretáceo inferior.
La masa más importante es la de la mina Safo,
diales; su mineral es más silíceo que los de So-
junto á la carretera que se dirige à Castrour-
morrostro y aun que los de Galdames. Crestones
de hematites parda, al parecer de menos impor-ó de más escogidos libros ningún hombre parti-
tancia, se ven en las minas Rebenaga, San An-
tonio, Rosario y otras entre las referidas arenis-
cas. En este mismo grupo hay también otras va-
rias masas unidas á las calizas ó en el contacto
de éstas y las areniscas, como se ve en la mina
Ramón y entre las Catalina y la Fe. En el gru-
po occidental, sit. en la falda S. del monte La-
lén, hay, aparte de varios crestones de dimensio-
nes muy reducidas, una masa bastante impor-
tante en el contacto de las calizas y areniscas
del cretáceo inferior en las minas Sorpresa y
Amalia Juliana. Pocas son las labores que has.
ta ahora se han practicado en esta masa, y no se
conoce á punto fijo su potencia (Adán de Yarza,
Descripción de la prov. de Vizcaya).

SOPUNTAR (de so, debajo, y punto): a. Poner puntos debajo de una palabra que está de sobra ó en que se ha cometido un error.

SOQUERAS (LAS): Geog. Aldea del ayunt. de
Maya, p. j. de Guía, prov. de Canarias; 70 ha-
bitantes.

SOQUIA: Geog. Dist. de la prov. de Chacha-
poyas, dep. Amazonas, Perú; 1 050 habits.
SOR (contracc. de sóror): f. HERMANA. Usase
precediendo al nombre de las religiosas.

[blocks in formation]

SOR: Geog. Río ó rivera de Portugal. Nace cerca de Alpalhao, al O. de Castello de Vide, Alemtejo septentrional; faldea por el S. la divi soria entre el Tajo y el Sorraia ó Zatas; corre después al S.O.; pasa por Ponte de Sor y Montargil, y desemboca en la orilla dra. del Sorraia ó Zatas, á los 84 kms. de curso.

- SOR: Geog. Isla de la colonia francesa del Senegal, sit. al E. y S. E. de San Luis, c. con la que está enlazada por un puente. Hallase entre el canalizo de Jor y el brazo principal del Senegal, á 15 kms. de su desembocadura en el

Atlántico.

SORA: f. Bebida que se usa en el Perú, hecha
de maíz que se pone en remojo hasta que brote,
infusión.
y molido después, se cuece en agua y se deja en

- SORA: Geog. Caserío con ayunt., al que es-
tán agregados otros caseríos y alquerías, p j. y
dióc. de Vich, prov. de Barcelona; 477 habitan-
tes. Sit. en los confines de la prov de Gerona.
les y legumbres. Este caserio se llama también
Terreno montuoso, regado por el río Ter, cerea-

San Pedro de Sora.

- SORA: Geog. C. cap. de dist., prov. de Ca-
serta ó Tierra de Labor, Campania, Italia meri.
dional, sit. en la orilla dra. del Liri ó Gariglia-
no, á 280 m. de alt. y en el f. c. de Roccasecca
á Avezzano; 8000 habits. Fab. de papel y de
pasta de madera para papeles; hilados de lana,

etc. Obispado. Catedral y fuente notables; restos
de antiguas murallas. Existía ya en los primeros
tiempos de la historia romana, y era la c. más
septentrional del país de los volscos, en el La-

cio. Unidos sus habits. con los samnitas, pelea-
ron contra los romanos.

- SORA: Geog. Isla del dep. de Bolívar, Co-
lombia, formada por el río Magdalena, sit. aguas

abajo de Tenerife, cerca de la isla del Burro.

Dist. de la prov. del Centro, dep. de Boyacá,
Colombia, sit. en un llano y á 1632 m. de altu-
ra; 2100 habits., que se dedican á la industria
pecuaria y agrícola.

- SORA Y AGUERRI (GABRIEL): Biog. Prelado

cular de España, » dice el maestro Cenedo en su Libro de la pobreza religiosa. En 1618 tomó po sesión del obispado de Albarracín, que gobernó dignamente. Escribió: Tractatus de competencia jurisdictiones, anotado en su Biblioteca, pág. 137 (Zaragoza, 1618, en 4.°). – Tractatus de dictionibus cum variis remissionibus antiquorum, et recentium Doctorum. - Tractatus de clausulis, anticuorum, et recentiorum Doctorum notationibus. - Tractatus de interstitiis ad ordines sacros. Tractatis de deputatis. An possint facere partem ultra casus expresos á foris et actibus curia, y otras muchas obras citadas por Latassa.

SORABOS: m. pl. Geog. ant. V. SERBOS. - SORABOS: Etnog. V. WENDOS.

SORACA: Geog. Dist. de la prov. del Centro, dep. de Boyacá, Colombia, sit. al pie del páramo de Peñanegra, en un llano, entre cerros, y á 2949 m. de alt.; 2800 habits. País agrícola; cría de ovejas, con cuyas lanas se fabrican varios tejidos.

SORACTA Ó SORATTE: Geog. Monte aislado, sit. á 5 kms. de la orilla dra. del Tiber y al N.N.E. de Roma, Italia. También se le llama monte Sant'Oreste y monte San Silvestre. Su alt. es de 691 m., y sin embargo desde su cima se descubre una vista magnífica. En ella hubo un célebre templo de Apolo, á quien estaba consagrada toda la montaña. Tenía fuentes calientes. Vitrubio habla de sus canteras. Al pie se hallaba el santuario de la diosa Feronia. Carlomán, hermano mayor de Pepino el Breve, fundó allí, en la costa oriental, el convento, que aún existe, de San Silvestre, por lo cual se llamó también el monte Soracta monte San Silvestre.

SORAMIA: f. Bot. Género de plantas perteneciente á la familia de las Dileniáceas, cuyas especies habitan en las regiones tropicales de América, y son plantas fruticosas y generalmente sarmentosas, con las hojas alternas, enteras ó dentadas, y los pedúnculos laterales ó terminales, sencillos y unifloros ó ramificados en corimbo y multifloros; cáliz formado por cinco sépalos de tamaño muy desigual, casi redondeados, cóncahipoginos y caedizos; estambres muy numerosos, vos y persistentes; corola de tres á cinco pétalos hipoginos, persistentes, con los filamentos filiformes, engrosados en el ápice, y las anteras extrorsas, biloculares, con las celdas insertas oblicuamente y con dehiscencia longitudinal; ovario unilocular, con los óvulos geminados, ascendentes é insertos en la base de la pared; estilo casi umbilicado. El fruto es una baya con una sola terminal y encorvado, con estigma abroquelado y

cavidad, dentro de la cual contiene una ó dos semillas ascendentes y provistas de arilo.

SORANO: Mit. Divinidad sabina, identificada con Apolo y á la cual se honraba en el monte Soracta.

flor): m. Bot. Género de plantas (Soranthe) perSORANTE (del gr. oopós, montón, y aveos, teneciente á la familia de las Proteáceas, cuyas especies habitan en el Cabo de Buena Esperanza, y son plantas fruticosas, con las ramas cubiertas de tomento pulverulento, las hojas esparcidas, enteras y muy estrechas, bipinnadopartidas las inferiores; involucros casi sentados, reunidos formando una espiga acabezuelada, unibracteados y con las flores rojizas; involucro casi sencillo, formado por tres á seis brácteas, uni ó paucifioro, persistente en la fructificación y con el receptáculo desprovisto de pajas; cuatro sépalos caedizos, iguales entre sí; cuatro estambres soldados con los sépalos casi hasta el ápice; cuatro escamitas hipoginas; ovario con una sola cavi

68

dad, uniovulado, con el estilo filiforme y caedizo y el estigma mazudo y vertical; aquenio ventrudo, sostenido por un pedicelo muy corto y estrechado en la base.

SORANTO (del gr. σopós, montón, y aveos, flor): m. Bot. Género de plantas (Soranthus) perteneciente á la familia de las Umbelíferas, tribu de las seselineas, cuyas especies habitan en Siberia, y son plantas herbáceas, erguidas, con el tallo cilíndrico, las hojas bi ó tripinnadas, con las lacinias distantes, muy delgadas y agudas, el involucro casi nulo y los involucrillos con cinco á siete folíolas reflejas ó patentes, más cortas que la umbela, y ésta acabezuelada; cáliz con el limbo ligeramente dentado; pétalos anchos, aovados, acuminados, con la lacinia vuelta hacia dentro y persistente; fruto terminado por los estilos divergentes, con la sección transversal elíptica y el dorso casi comprimido; mericarpio con cinco costillas algo prominentes, iguales entre sí, las laterales situadas en las márgenes; vallecitos provistos de una sola banda glandulosa y las caras comisurales con cuatro bandas.

SORANZO (JUAN): Biog. Dux de Venecia. M. en diciembre de 1327. Después de haber dirigido con honra los ejércitos de la República, sobre todo en 1308 en la toma de Ferrara, fué elegido dux (23 de julio de 1312) como sucesor de Marino Giorgi. Valiente y enérgico, poseía, sin embargo, un carácter moderado; gobernó con prudencia, y mereció la gratitud de su patria. En su tiempo se acabó la rebelión de Zara sin derramar sangre, y una corta guerra con los genoveses terminó por una victoria (1324); Venecia se reconcilió con la Santa Sede, y el entredicho que pesaba sobre ella desde 1308 fué levantado por Clemente V (1323) á cambio de 100000 florines de oro. A Soranzo sucedió Francisco Dandolo.

SORAPÁN DE RIEROS (JUAN DE): Biog. Médico español. N. en Logrosán (Cáceres). Vivía en el primer cuarto del siglo XVII. Poseyó el título de Doctor en Medicina; practicó su arte en Llerena (Badajoz), Granada y Sevilla, y dió á las prensas esta obra suya: Medicina española contenida en proverbios vulgares de nuestra lengua, en dos partes (Granada, 1616 y 1617, en 4.°). He aquí el título de una reimpresión hecha en nuestros días: Medicina española, contenida en proverbios vulgares de nuestra lengua. Tercera edición, y segunda que saca á luz su mayor apasionado el presbítero D. José María Sbarbi, según la principal hecha en Granada el año de 1615 (en 8. mayor). Por dicha obra el nombre de Juan de Sorapán de Rieros figura en el Catálogo de autoridades de la lengua publicado por la Academia Española.

SORAPISS: Geog. Montañas fronterizas entre Italia y Austria, en el dist. italiano del Cadoro y en el dist. austriaco de Val d'Ampezo, en región muy pintoresca. Su más alta cima es la punta di Sorapiss (3291 m.).

SORAS: Geog. Dist. de la prov. de Lucanas, dep. Ayacucho, Perú; 1300 habits. El pueblo

cap. tiene unos 700.

SORAT Ó SOROT: Geog. Río de Rusia. Fórmase en el centro del Pskof por la reunión de tres brazos: el Uda, el Milia y el Lsta. Corre al O. y O.S.O. para acabar en el Velikaia, cerca de Jeliezovo, después de un curso de 128 kms.

SORATA: Geog. V. cap. de la prov. de Larecaja, dep. de La Paz, Bolivia, hoy llamada Villa de Esquivil, en honor del patriota D. Juan Crisóstomo Esquivil. Tiene sólo unos 800 habits. y está sit. en posición muy pintoresca, al N.N.O. de La Paz, en la zona de los Andes, á 2 697 m. de alt., en la vertiente N.N.O. del Illampu ó Nevado de Sorata. En tiempo de la dominación española fué una población populosa y rica. En 1781 Tupac Amaru la destruyó conteniendo las aguas del Illampu y soltándolas sobre la villa. V. ILLAMPU.

SORATH: Geog. Dist. del Kattivar, Guyerate, India; 14 000 kms.2 y 645 000 habits. Comprende los tres importantes principados de Yunagarh, Porbandar ó Yaitvar y Yaitpur.

SORATTE: Geog. V. SORACTA.

SORAU-IN-DER-NIEDERLAUSITZ: Geog. C. capital de círculo, regencia de Francfort del Oder, prov. de Brandeburgo, Prusia, sit. á orillas del Goldbach, á 160 m. de alt.; 14 500 habits. En

su estación se cruzan varios f. e. Hilados de la na; importantes fábs. de paños y tela adamascada; cervecerías; destilerías; fab. de almidón; cigarros, etc. En los alrededores importantes minas de lignito.

203 habits.

SORAVILLA: Geog. Barrio del ayunt. de Andoáin, p. j. de Tolosa, prov. de Guipúzcoa; 34 habits. Dió nombre al ayunt. hace algunos años.

SORAYA Geog. Dist. de la prov. de Aymaraes, dep. Apurimac, Perú, 3150 habits. El pueblo cap tiene unos 250.

el

SORBA (del lat. sorbum): f. SERBA.

SORBAMIDA (de sórbico y amida): f. Quím. de un átomo de hidrógeno por una molécula del Amida derivada del ácido sórbico por sustitución radical NH. Para prepararla se hace reaccionar cloruro de sorbilo bruto formado tratando el gas amoníaco, previamente desecado, sobre el sorbato potásico por el tricloruro de fósforo, ó también haciendo actuar á la temperatura de 120° el amoníaco líquido sobre el éter etilsórbico ó sorbato de etilo. Este cuerpo se presenta en agujas blancas muy fusibles, solubles en agua y alcohol, y cuya composición corresponde á la fórmula CH2O.NH2.

cabeza de p. j., prov. y dióc. de Almería; 7 462 habits. Está sit. en un montículo completamente aislado, rodeada por el río de Aguas al N E. y O., formando sus cortes verticales un foso natural cuya altura no será menor de 40 m., hacién

SORAUREN: Geog. Lugar del ayunt. de Ez-dola, por lo tanto, inexpugnable. Por la parte del S. corre también un arroyo, circunstancia cabarte, p. j. de Pamplona, prov. de Navarra; que hace que los cortes se continúen sin interrupción hasta encontrar el río al E., resultando que la población sólo tiene una entrada practicable por el S. E., y por ella pasa una carretera construída en ziszás. La población ocupa toda la superficie del montículo, formando un plano inclinado de figura poligonal, y en su punto más elevado se ven las ruinas de un antiguo castillo árabe que se cree haber servido de presidio á los moros. Su altura sobre el nivel del mar es de 309 m. Al S. E., ó sea á la entrada de la pobla ción, existen las llamadas cuevas, que son habitaciones decentes y limpias, pues sus mora. dores ponen especial cuidado en tenerlas perfectamente blanqueadas, sobre todo las portadas ó entradas, lo cual forma un notable contraste con el color amarillento de las capas horizon. tales de la arenisca dura del período mioceno, que son las que constituyen el piso y techo de las mencionadas viviendas. Para construirlas aprovechan la circunstancia favorable de existir entre las mencionadas capas de arenisca una de arcilla silícea, de gran espesor, de color blanquecino y sumamente refractaria, que es en la que practican los huecos que necesitan. Los escombros procedentes de las excavaciones, lejos de ser materiales inútiles, constituyen una materia de beneficio, pues la industria principal es la alfarería y en ella emplean dicha arcilla refractaria; existen muchas de estas fábricas, y sus productos son muy apreciados, tanto por su buena calidad y caprichosa forma cuanto por lo mucho que suelen resistir á la acción directa del fuego. Se extraen para las provincias de Jaén, Granada y Murcia, y se embarcan á veces para otros puntos más distantes en el puerto de Almería (Apuntes físico-geológicos de la prov. de Almería, por Luis N Monreal). El terreno es desigual y quebrado. Cereales, frutas y hortalizas; cría de ganados. Carretera en construcción de Tablate á Aguilas.

SORBANILIDA: f. Quim. Substancia descubierta por Hofmann y perteneciente al grupo de las anilidas ó cuerpos derivados de la anilina por sustitución de un átomo de hidrógeno por una molécula de radical ácido. Se la prepara haciendo reaccionar la anilina sobre el cloruro de sorbilo obtenido tratando el ácido sórbico por el percloruro de fósforo; el cloro del cloruro ácido se combina con un átomo de hidrógeno de la amina, y los dos residuos orgánicos se sueldan entre sí según la ecuación

C&H2OCI+CH-N=C&H2O.C&H&N+HC}; Clor. de sor. Anilina

bilo

Sorbanilida

así se obtiene un líquido oleaginoso que cristaliza al cabo de algún tiempo.

SORBATO (de sórbico): m. Quím. Nombre dado, según las reglas de la nomenclatura química, á las sales formadas por el ácido sórbico; funcionando este cuerpo como monobásico, sólo uno de sus ocho átomos de hidrógeno será sustituído por los metales monodínamos, resultando una clase única de sorbatos cuya composición corres

SORBARIA (de sorbo): f. Bot. Género de plantas perteneciente á la familia de las Rosáceas, tribu de las roseas, cuyas especies habitan en los países templados del hemisferio boreal, y son plantas fruticosss, con las hojas alternas, pinnadopartidas, y estípulas geminadas, adherentes al pecíolo, alguna vez muy pequeñas ó rudimenta-ponde á la fórmula general rias; flores axilares y terminales en racimos corimbosos ó en cimas ó panojas á veces fasciculadas, blancas y alguna vez políganas ó dióicas por aborto; cáliz con el tubo cóncavo ó acampanado y el limbo quinquepartido y persistente, con las lacinias separadas en la estivación; corola de cinco pétalos insertos en la garganta del cáliz, alternos con las lacinias del mismo, aovados, unguiculados y muy patentes; 20 estambres, rara vez 30 6 60, insertos en dos ó muchas series, en la garganta del cáliz, á veces fasciculados, largamente salientes, con los filamentos filiformes y libres y las anteras biloculares y longitudinalmente dehiscentes; disco carnoso, soldado con el tubo calicinal, con la margen adherida y borrosa, ó libre y festoneada y dentada; cinco ovarios, rara vez tres ó 12, sentados en el fondo del cáliz ó cortamente pedicelados, uniloculares, soldados entre sí en la base y li bres en el resto, con óvulos numerosos, anátropos y colgantes, insertos en dos series en la sutura ventral de los carpelos; estilos terminales, rectos ó rara vez acodados, ascendentes, con los estigmas más o menos engrosados ó ensanchados y enteros. El fruto es una cápsula formada por 12 á 15 folículos entresoldados en la parte inferior y que se abren por el ápice en dos valvas; semillas numerosas y colgantes, con el embrión ortótropo, sin albumen, y la raicilla próxima al ombligo y súpera.

C.H.M'O,=CgH.CO.OM ;

de estas sales, que son cristalizables en general, las más importantes son las siguientes:

Sorbato amónico, CH-O. NH. - Obtenido directamente neutralizando el ácido por el amoníaco, se presenta cristalizado en largas agujas blancas, y su disolución acuosa concentrada forma precipitados con la mayoría de las sales de los metales pesados y con el cloruro cálcico, pero no con los cloruros de bario, estroncio y magnesio.

SORBAS: Geog. P. j. de la prov. de Almería: comprende los ayunts. de Alcudia, Benitagla, Benizalón, Lucainena de las Torres, Níjar, Senés, Sorbas, Tahal y Uleila del Campo; 30 703 habits. Sit. en la parte oriental de la prov., entre los partidos de Purchena y Vera al N. y el Mar Mediterráneo al S. y S. E. V. con ayuntamiento, al que están agregados la aldea de Huel ga y numerosos y poblados, cortijos ó cortijadas,

Sorbato de plata, CH,O,Ag. - Preparado por doble descomposición entre la sal anterior y el nitrato argéntico, es insoluble en agua y se presenta en forma de precipitado blanco que, observado al microscopio, parece tener estructura cristalina.

Sorbato de etilo, СH2O2(CHÁ). – Denominado también éter etilsórbico, puede obtenerse, ya por la acción del cloruro de sorbilo sobre el alcohol, ya haciendo atravesar corriente de ácido clorhí. drico gaseoso y seco á través de la disolución alcohólica de ácido sórbico; este cuerpo constituye un líquido de olor aromático semejante al del éter benzoico ó benzoato de etilo, y hierve á 195°,5.

SORBE: Geog. Río de la prov. de Guadalajara, formado por la unión del río Lillas el arroyo de Galve, en el límite N. del término de Valdepinillos. Nace el río Lillas al pie de la sierra Ayllón, en la jurisdicción de Cantalojas, y después de recoger las aguas de numerosos barrancos, producidos por las fuentes que brotan entre las pizarras silurianas de aquella parte, se dirige con dirección, primero al E. y luego al S. E., hasta llegar al punto de la confluencia indicada. El arroyo ó río Galve nace en la elevada meseta de Campisábalos, al pie de la llamada sierra Perla, y después de pasar por el citado pueblo y por la

esencias ú otras substancias gratas, al que se da cierto grado de congelación pastosa, merced á la cual forma copete en los vasos de cristal en que habitualmente se sirve.

- Bien está; no te incomodes.
A mí un SORBETE. - ¿De qué?
- De azofaifas.

BRETÓN DE LOS HERREROS. fueron tantos los SORBETES, que un lacayo asturiano ha reventado de un cólico en el hospital.

CASTRO Y SERRANO.

vega que en dirección E. á O. corre al N. de Galve, se une al arroyo de Cantalojas, continuando al S. hasta su confluencia con el río Lillas. Juntos desde este punto, y bajo el nombre común de río Sorbe, caminan en dirección S. avanzando por los pueblos de Umbralejos, Palancares, Almiruete, Muriel, Beleña y Razbona, en cuyo punto se inclina el cauce al E para desaguar en el Henares, frente á la muela de Alarilla. Ningún afl. de importancia recibe el Sorbe, pues apenas merecen consignarse los arroyos Sonsaz y Valverde, que procedentes de las sierras de Iruelavieja y Ocajón se le unen por la margen derecha antes de llegar al pueblo de Umbralejos. El - SORBETE: Esta preparación, que con tanto cauce del Sorbe es en extremo quebrado y pro- gusto saboreamos en el verano, no sólo por su fundo, mientras se halla abierto en las pizarras grato sabor sino por su frescura especial, que es y cuarcitas del período siluriano que se alzan tan higiénica usada debidamente, que en las en la proximidad del terreno de Muriel. Se encomidas fuertes hace desaparecer ese estado de sancha y regulariza desde este punto hasta su pesadez que suele seguir á aquéllas, si se toma á entrada en el Henares, avanzando por la forma- la terminación ó poco antes, y que tantas víctición diluvial, cuyos materiales remueve fácil- mas tiene á su cargo cuando no se ha hecho de mente y en los que pierde gran cantidad de las él un uso oportuno y moderado, dista mucho de aguas, conservadas sin merma alguna en la priser hijo de la época presente, como algunos creen; mera porción de su trayecto Escasas, por no su origen es, por el contrario, sumamente antidecir nulas, son las aplicaciones que reciben las guo, y tuvo su cuna en Oriente, siendo debido á aguas del río Sorbe hasta llegar al pueblo de un sectario de Mahoma, cuyo nombre guarda la Muriel, y no muy importantes son tampoco las tradición musulmana con extraordinario cariño, que como riego presta á los terrenos en la últi por haber sido el primero á quien le ocurrió hema parte de su curso. El destino de este río pa-lar la crema y los jugos de algunas frutas; en un rece como señalado para la construcción de inmensos depósitos, que reuniendo y conservando las aguas durante los meses de primavera alimentan la dotación del Henares durante la época del verano (C. Castel, Descripción de la provincia de Guadalajara).

[merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][ocr errors][merged small][merged small][merged small]

principio las bebidas heladas, anteriores á los sorbetes, se obtenían dejando helar diferentes líquidos en vasijas que se rodeaban de nieve; hasta mediados del siglo XVII no se dió un paso en este punto, salvo el haber aplicado el hielo á las cremas, pero en dicha época los reposteros ita lianos perfeccionaron el modo de fabricar hela dos, y Procopio Calpilla, que se estableció en París en 1660, se dedicó especialmente á la fabricación de sorbetes, á los que hizo cobrasen afición las distintas clases de la sociedad, debiéndose á él la propagación de esta industria que hoy nos es tan necesaria; la corte, la nobleza, los grandes señores y los potentados no tardaron en acostumbrarse á las delicias que proporciona esta clase de bebidas, y el día en que el gran príncipe de Condé hospedó al monarca Luis XIV en su magnífico castillo de Chantilly, su cocinero Vatel, que se hizo célebre por los manjares que preparaba, presentó á los postres un magnífico helado que semejaba la forma de un huevo; había inventado los que hoy llamamos quesitos helados, siendo muy felicitado por todos, incluso el rey, lo que no impidió, ó acaso fué causa de ello, que aquel mismo día se suicidase el desgraciado por no haber encontrado pescado fresco que presentar á la mesa del monarca en el almuerzo del día siguiente: desde entonces los sorbetes y quesitos helados tomaron carta de naturaleza en todos los países, refinándose cada día más el gusto, tanto en la preparación como en las formas con que se presentan. La manera de

- SORBER: fig. Atraer dentro de sí algunas preparar los sorbetes y quesos helados es sumacosas aunque no sean líquidas.

el dómine, sacando la caja, dando encima de ella dos golpecillos, tomando un polvo á pansas, SORBIDO con mucha fuerza, arqueando las cejas, ahuecando la voz y hablando gangoso reposadamente, la construía de esta manera; etc.

ISLA.

El fraile SORBE tabaco, Y en la exhortación emplea Ya el grito, ya el arrumaco. HARTZENBUSCH. -SORBER: fig. Recibir ó esconder una cosa hueca esponjosa á otra, dentro de sí ó en su concavidad.

Harto de vino, y remar
Devanado en un capote,
Que remolino de jerga,
Si no le acuesta le SORBE.

QUEVEDO.

-SORBER: fig. Absorber, tragar.

Pero al agua se arrojan
Dos hombres de una nave
Antes que el mar la SORBA
Que sobre el agua viene
Y en un escollo aborda.

TIRSO DE MOLINA.

SORBETE (del ár. xorbe, bebida): m. Refresco de zumo de frutas con azúcar, ó de agua, leche ó yemas de huevo azucaradas y aromatizadas con

mente sencilla, y consiste en hacer primero la preparación, que ya es una crema, ya una disolución en agua de los jugos ó zumos de las frutas, etc., á las que se agrega muchas veces manteca fresca de vaca sin sal en pequeña cantidad, otras una infusión de café, y en ocasiones pequeños pedazos de algunas frutas secas, como avellanas, nueces, almendras, etc.; otras veces es una horchata, como sucede con el tan celebrado sorbete de arroz, y el conjunto, muy cargado de azúcar de la mejor clase y muy bien pulverizada, se pone en moldes de varias formas, cuyos moldes, perfectamente cerrados, se meten en una vasija rodeada por todas partes de hielo ó nieve machacada, á la que se añade suficiente cantidad de sal para producir una mezcla frigorífica lo suficientemente enérgica para conseguir al cabo de poco tiempo la congelación de la pasta; mas para ello son precisas dos condiciones: la primera que la vasija que contiene el sorbete, y que se llama garrafa, que es de metal, como buen conductor del calórico, se agite constantemente para que la mezcla de las materias sea más íntima y para que el helado salga fino, es decir, sin cristalizar, en masa amorfa y delicada; y la segunda que la vasija que contiene el hielo, y en que se introduce la garrafa, llamada garrafera, sea de madera ó corcho, como malos conductores del calórico del exterior, que sería absorbido por la mezcla frigorífica, y además que en su fondo tenga un agujero para que salga el agua proveniente de la licuación del hielo, sin lo que no se conseguiría el objeto propuesto.

SORBETÓN: m. aum. de sorbo.

digame madre Berecinta, si acaso es su intención traspalarnos su vida á embiones de capitulos, y SORBETONES de números. La Picara Justina.

SORBIA: f. Zool. Género de insectos del orden de los coleópteros, familia de los cerambícidos, tribu de los lamiínos. Este género de insectos se reconoce por presentar los caracteres siguientes: mandíbulas muy largas, delgadas, oblicuas en el reposo; cabeza apenas cóncava entre sus tubérculos anteníferos; frente transversal; antenas finamente pubescentes, débilmente ciliadas por debajo, un poco más largas que el cuerpo; ojos casi divididos; su lóbulo inferior transversal; protórax muy corto, regularmente cilíndrico, truncado y finamente surcado al través en sus dos extremidades; escudo cuadrangular; élitros poco alargados, medianamente convexos, redondeados por detrás; patas cortas; fémures brevemente pedunculados en su base, después en maza elíptica; tarsos cortos; el quinto segmento del abdomen en forma de un triángulo curvilíneo tranversal; mesosternón horizontal, truncado y obtu. samente tuberculado por delante; cuerpo poco alargado y pubescente.

La única especie conocida (Sorbia tarsalis Pascoe) de este género es originaria de Borneo, muy pequeña, de color amarillo ocráceo pálido; su protórax y sus élitros en su base están cubiertos de pequeñas asperezas en parte transversales. SORBIBLE: adj. Que se puede sorber.

SORBICO (ACIDO) (de sorbo): adj. Quím. Acido monodínamo descubierto por Holmann y produ cido por una transformación isomérica del ácido parasórbico, que á su vez existe formado en las bayas del serbal, vegetal conocido en Botánica con la denominación de Sorbus aucuparia. Para obtenerle es indispensable comenzar por extraer el ácido de que se deriva, lo que se consigue prensando dichas bayas para extraer el zumo, el cual se mezcla con cal apagada finamente pulverizada, en tal cantidad que el líquido quede ligeramente ácido; prensada la masa se hace hervir la disolución de malato de cal resultante para que esta sal se precipite, y una vez separada por filtración, el nuevo líquido se trata por una pequeña cantidad de ácido sulfúrico y se destila neutralizando el producto recogido en el recipiente por carbonato sódico y evaporando la masa á sequedad; el residuo de la evaporación, descompuesto por ácido sulfúrico, precipita una materia oleaginosa de color pardo que se purifica disolviéndola en el éter, evaporando el disolvente decantado, y finalmente destilando el residuo. Una vez obteni do el ácido parasórbico según se acaba de indicar, se le transforma fácilmente en ácido sórbico sin más que calentarle á 100° en presencia de la potasa ó hacerle hervir con ácido clorhídrico, purificándole luego, cristalizando su disolución en agua hirviendo. Hay que tener presente que algunos autores, como Barringer y Fittig, no admiten, ó á lo menos ponen en duda, la existencia del ácido parasórbico, al que consideran simplemente como ácido sórbico impurificado por una materia resinosa y un principio neutro volátil; para hacer esta afirmación se fundan en que el ácido parasórbico de Hofmann y Merck produce en presencia del hidrógeno naciente los mismos derivados que el ácido sórbico, y en que tratado aquél en caliente por carbonato bárico se forma sorbato bárico, y además se separan la materia resinosa que queda con el exceso de carbonato y el principio neutro que se puede separar sometiendo la masa á la destilación.

El ácido sórbico es un cuerpo sólido que cristaliza de su disolución hecha en caliente en una mezcla de un volumen de alcohol y dos de agua, bajo la forma de largas agujas blancas muy solu bles en el alcohol y el éter; es inodoro, se funde á 134,5, y se volatiliza sin descomposición (Hofmann). Según observaciones posteriores de Barringer y Fittig, este cuerpo en estado de pureza comienza á destilar alrededor de 225°, haciéndolo una parte sin alteración, en tanto que el resto se descompone desprendiendo el olor acre caracte rístico de la acroleína, y produciendo una masa parda muy espesa que se endurece por el enfriamiento y no es susceptible de regenerar el ácido sórbico cuando se la calienta con agua; puede sin embargo destilarse el cuerpo de que se trata sin que sufra la menor alteración, efectuando la operación en presencia del agua para que sea arrastrado por su vapor.

« AnteriorContinuar »